Revista El Muro

Te presentamos “13 relatos infernales”, libro de cuentos de terror escrito a seis manos y con mayor venta en la feria del libro

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

A mí, amante de las oscuridades y luminiscencias de la numerología y el ocultismo light, el nombre “13 relatos infernales” me trae a la cabeza dos cosas: el “trece” y… no, no el infierno, sino su manager residente: el mismísimo patas. Pero no en cualquier versión, sino en sus versiones del Tarot, en la que el Diablo y la Muerte son dos de los arcanos más temidos y aborrecidos (y particularmente, de mis predilectos). Como la gente es tan ñoña, creen que la muerte habla de… muerte y el diablo de mal. Pero no, el arcano 13 no habla de la muerte ni el 15 (el diablo) del mal, sino que la primera (llamada en algunas barajas “arcano sin nombre”, muy a lo Voldemort) habla del cambio mientras que el Diablo habla sobre la tentación, el mirar adentro quienes somos y aceptarnos, de ceder a lo que nos prohibimos. Así, no es de extrañar que sean los más aborrecidos y atractivos.

Y es por eso que el título “13 relatos infernales” resulta tan sugestivo. El lector no sabe de antemano qué encontrará (literalmente, no tiene idea de lo que le corre pierna arriba) pero resulta tan tentador, tan sugestivo, tan sugerente… que no queda otro camino que comprarlo. No es por nada que, según el chisme en la competencia, este sea el libro de cuentos más vendedor de la feria del libro que terminó hace un par de semanas.  Pero por fortuna, el comprador/lector no resulta engañado por un mal libro con buena portada, sino que se encuentra con 13 emocionantes relatos en los que varios de los personajes centrales son los tradicionales zombies, vampiros, licántropos, repartidores de volante de pollería, datacrédito… no, esos monstruos no, pero si los tradicionales seres de la noche vistos desde una nueva, interesante y apasionante visión que añade a su dimensionalidad y los saca dela literatura puerca y de segunda para traerlos a la literatura puerca de primera. De manera cabalística, representa en ese sentido un gran cambio.

Los autores son tres jóvenes de mente retorcida al escribir (y lo más de buenapapa cuando uno les pide un autógrafo): Gabriela Arciniegas, creadora del “Gore místico”, como llama ella a su forma de escribir; Esteban Cruz Niño, investigador y escritor que se estrena como autor de cuentos; y Álvaro Vanegas, tal vez el más veterano de los autores, quien cuenta con varias publicaciones de novelas y cuentos de misterio, terror y novela negra, además de participar con sus opiniones sobre cine en la revista de Cultura Alternativa más re bonita de Colombia y el universo entero (es decir, esta). El Prólogo es de Andrés Ospina y editado por COllage  Editores, quienes se unieron a esta aventura de 152 páginas de sangre, lágrimas y otros fluidos.

13r3el

El libro narra 13 historias, cuatro por pluma y una en la que trabajaron todos juntos (y hasta hacen su aparición en el cuento). Por la diversidad de plumas, el lector se encuentra casi que frente a tres pequeños libros de cuentos de terror, todos con orientaciones diferentes y unos apelando más o menos a lo místico y lo fantástico, otros a los laberintos de la mente humana deschavetada. Es un recorrido que hará al lector encontrar ese ser violento que lleva adentro, lo hará gozar de la sangre derramada necesaria o innecesariamente y hasta reírse de las guarradas que encontrará en cada párrafo, eso sí, entre más de un susto y una que otra náusea. Como El Diablo en el Tarot, este libro le muestra al lector deseos, emociones y sensaciones que nadie está cómodo con aceptar que tiene…

Pero no todo es bonito y sanguinolento como una carnecita a término medio, hay un par de críticas que quisiera hacer: Por una parte, hay un par de errores tipográficos demasiado obvios para ser ignorados. Sé que a todos nos pasa, pero en algunos cuentos hay tantos que se hace difícil leerlos. Así mismo, un par de cuentos resultan confusos y creo que más por la forma de escribir que por el argumento en sí mismo. No diré cuales para no predisponer al lector, pero es importante entender que de 13 no todos los cuentos van a ser excelentes, sin que por eso disminuya la calidad del libro. Y aún así, no puedo decir que haya alguno realmente malo, tal vez menos bueno, pero para nada malo.

Este es un libro que vale la pena leer porque explora un área que lentamente se abre paso en Colombia: El terror, un género que nunca resulta suficientemente explorado en este país donde muchos quieren creer que la literatura son solo mariposas amarillas. Hay opciones crudas, sucias y viscerales que narran ópticas diferentes y que tampoco necesitan de narcos y prostitutas para ser vendedoras. “13 relatos infernales” señala distintos momentos del comienzo de la carrera de tres autores que sin duda darán de qué hablar en un futuro, tres carreras promisorias para los tres escritores, y además, la apertura de la puerta  a un género subvalorado y hasta pervertido por vampiritos con brillantina. Si quiere buena literatura, buenas náuseas o buenos sustos, este es ellibor para usted.

Calificación: unaestrellaunaestrellaunaestrellaunaestrellaceroestrellas

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

  • He andado por los caminos mas inhóspitos de la región Andina a altas horas de la noche en medio del silencio, solo con la compañía de los lejanos aullidos de los perros, he pernoctado en viejas casas y hospitales con una muy respetable historia macabra sobre fantasmas y apariciones… y he estado preparado con cámaras de vídeo y nunca he visto NADA…soy nervioso lo acepto, pero apretando mi cuchillo entre los dientes he procurado cazar brujas en el Tolima… ahora me preparo para enfrentar estos 13 cuentos. que sin empezar a leer, los ojos se me hacen redondos y muy grandes…

Deja un comentario