Revista El Muro

Hablamos con Alejandro Posada de “Gallinazos”, el proyecto musical que emprendió en Miami, su música, el arte y la posibilidad de regresar a Colombia.Entrevista por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

La música, el arte, es algo difícil de abandonar. Pero no sólo por las luces, las tarimas y la vida del rock and roll. Es difícil dejar de lado eso que nos permite expresarnos, crear, dar a conocer lo que creemos y sentimos. Este es el caso de Alejandro “Lale” Posada, fundador de Gallinazos,  un proyecto nacido en Miami pero de corazón colombiano. Lale vivió en Medellín durante lso años 80 y 90, en donde participó de dos proyectos que pasaron a la historia de las músicas colombianas: Astaroth y Bajo Tierra. Ambos proyectos muy exitosos y de culto en la industria nacional. Sin embargo, tras radicarse en Miami y volver a sentir el gusanito de la música, fundó “La Cometa”, un proyecto que aunque duró poco, alcanzó a llegar al festival Altavoz. Tras la disolución de esta agrupación y en medio de una exploración musical, decidió retomar junto a Federico Vélez, otro excometa, la agrupación Gallinazos, una banda de rock con tumbao. Vélez ya no forma parte del proyecto haciendo que la agrupación se haya convertido en una suerte de colectivo musical alrededor del trabajo de Posada, pero hablamos con Lale, que nos contó sobre su nueva propuesta musical.

El Muro: ¿Cómo nace Gallinazos? ¿Por qué el nombre?

Lale: Cuando volví a la música, después de mucho tiempo, participé en un proyecto donde también tocaba Federico Vélez. Pero el grupo dura poco y tras la disolución hace 3 años, iniciamos juntos Gallinazos.

El nombre se relaciona con ese animal que para mí representa la libertad en todos los sentidos, no solo de expresión y movimiento…. en todo: independencia, estereotipos, apegos, etcétera. Vuela libre y la música brinda sensación de libertad.

El Muro: ¿Qué es el rock con tumbao?

Lale: es un espacio o  propuesta musical donde confluyen el rock y ciertos ritmos latinos con el tumbao,  que es un ritmo que se toca en el bajo y se apoya en la percusión.

El Muro: ¿Qué ingredientes tiene ese sancocho, por así decirlo?

Lale: El principal ingrediente es un enorme e irreprimible deseo de hacer música sin limitaciones, sin encasillarse. Poner lo que traiga la inspiración en canciones que piden ellas mismas intérpretes que están dispuestos y sintonizados con un contenido alto de perseverancia y terquedad, pues hacer música independiente en Miami es bastante difícil y de ahí se trabaja. .. de eso va.

El Muro: La propuesta es bastante experimental, ¿por qué apostarle a proponer algo nuevo y no continuar más directamente con lo que se venía trabajando en La Cometa?

Lale: En realidad no compongo tratando de crear algo experimental, es lo que me sale, lo que suena en mi mente, en el corazón. No es alejarse a propósito de alguna experiencia musical anterior ni tampoco continuarla. Cada día trae su inspiración, en cualquier momento puede ser un tema punk, de reggae, una salsa… lo que retumba en la cabeza.

El Muro: Hablemos de Alegre Melancolía, el primer álbum. ¿Cómo fue el proceso de creación y de producción el disco?

Lale: Las letras y las melodías son mi aporte y reposan en el bajo como instrumento principal. Este se acompaña con un beat y luego se incorporan los otros instrumentos. En esta ocasión, los trombones y unas percusiones estuvieron a cargo de Juan Carlos Rodas (meñique); Uberney Ocampo hizo los timbales y la percusión que se grabaron en Studios Magnética de Medellín.

Sobre la marcha y en plena grabación de voces y bajo en Full Moon Studios de Miami ya no se cuenta con Federico Vélez, quien hacía la guitarra, la edición de beats y los samples digitales y Gallinazos se redefine como una especie de colectivo en el cual, para finalizar el disco, interviene  el reconocido músico, compositor y productor de Medellín, Federico Goéz, protagonista en teclados, edición, mezcla y para terminar de hacer guitarras. Además colaboraron en algunas canciones Andresito (Fechoría-Niquitown) con su bajo, percusión con Mario (El Gato) y dos músicos de la Universidad de Denver, Colorado: en las trompetas Mathew Wilkolak y al trombón Hanson Milison.

El Muro: ¿Qué temáticas tiene Gallinazos, mejor dicho, a qué le cantan Los Gallinazos?

Lale: Le canta a lo que se sienta, al ser humano, la vida y la muerte, al amor y al desamor, a lo social, lo político, a las alegrías y las tristezas, a la melancolía como estado emocional que  se le canta y no duele.

El Muro: ¿Cómo nacieron los videos? ¿Cómo fue el proceso?

Lale: El video de Vagabundo fue algo sencillo, un recorrido entre el sitio donde vivíamos y el sitio donde ensayábamos en ese entonces. Participaron en la cámara, Andrés Vélez, Andrés Navarro y El Pollo y lo montó Federico Vélez, quien, en ese entonces, todavía hacía parte del proyecto.

En cuanto al de “Tal Parece”, Juan Guillermo Cano (No Raza) apareció por azar y él fue clave al momento de elegir hacerlo en animación. Así tuve la oportunidad de contar el cuento como lo visualizaba al cantar.

El Muro: Ustedes hacen rock, ¿cómo les va en un clima tan caldeado en lo político y lo social?

Lale: La música es un canal para protestar, para gritar, para soñar y creer también. Ambos temas son complicados. Lo político es un completo desastre debido entre otras a la corrupción, que crece exponencialmente y parece no tener fronteras. Acaban con el planeta, explotan, matan, oprimen, son macabros tanto el corrupto como quien goza de sus beneficios. Todo lo extremo y mugroso pasa como una noticia más. Vivimos una sociedad desenfrenada en el consumo, en la violencia, en la inseguridad, sumida en la indiferencia.

El Muro: ¿Cómo reciben la propuesta en Colombia?

Lale: Es un sueño para mí volver a contribuir, aportar y disfrutar con el arte de la música en Colombia. El disco apenas sale y seguro como cualquier propuesta que aparece, habrá quien la disfrute y le saque gusto y quien no aprecie, pero hasta ahora la critica ha sido alentadora. Ojalá tenga una buena acogida y nos vayan a ver en vivo.

El Muro: Tienes  un background muy pesado viniendo de Bajo Tierra y Astaroth, ¿cómo influye esto en la banda?, ¿es positivo o negativo?. Estoy pensando que los fans pueden estar exigiendo sonidos similares que acá no tienen…

Lale: Ambas experiencias fueron hace mucho tiempo y creo quienes lo recuerden aceptarán más fácilmente algo nuevo. Bajo Tierra representa un elemento que indirectamente influye, pero en realidad el espectro para escuchar música es amplio y seguramente muchos sonidos se quedan en la mente, luego toman otra forma y así se va creando. Eso, sumado a las emociones, crea algo diferente.

Aunque sería lindo hacer otra vez algo, sea con bajo tierra o con Astaroth, así sea de puro goce… esa es la idea con la música también. ¿Por qué no?

El Muro: Qué diferencia notas entre el mundo artístico en USA y Colombia?

Lale: En realidad no sé mucho sobre el medio artístico, seguro nada fácil en ninguna de las dos partes, con la diferencia de que, personalmente, con Gallinazos prefiero y sueño tocar en Colombia y países de habla hispana, a diferencia de aquellos que quieren venir a tocar en Estados Unidos.

El Muro: ¿Cómo compararías la escenas de Florida y la Colombiana?

Lale: En Miami y otras ciudades las bandas se buscan venues como en Colombia, solo que acá las diferentes culturas, razas y religiones no logran juntar eso bajo el rótulo de “escena”, nada, USA es el país del individualismo y es muy dividido.

Hay festivales, pero es público de festivales, no es una escena. La única escena que había era la punk y está bastante disminuida tanto en NYC como en Miami.

Yo veo más que Colombia brinda escena para todo: rap, hard core, punk, metal, salsa, reggae y algunas comparten y conviven en espacios musicales amablemente, lo cual genera parches más enriquecedores. Es más fuerte, completa y variado el panorama en Colombia. USA ya no es el referente que era o puede que aún sea para muchos que ni siquiera conocen

.

El Muro: ¿Hay chance que te radiques en Medellín?

Lale: Sí, total, de hecho ya se ha ensayado con algunos músicos y se está en el proceso. Hablando y concretando con otros para poner a sonar y dejar como base a Medellín por un tiempo.

El Muro: ¿Qué viene para Gallinazos?

Lale: Mucha música, puedo asegurarlo. Montar Gallinazos con músicos de Medellín y en Medellín y a disfrutar la vida tocando, componiendo, grabando. Será bastante pronto porque todo está en conversaciones. También empezar a grabar el segundo disco porque ya hay material y esperamos poder ser parte, no solo de la escena local, sino de Colombia y a donde la música de Gallinazos quiera ser escuchada.

 

 

Para saber más de gallinazos, síguelos en

 

                  

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario