Revista El Muro

 

Por: Alvaro Vanegas

@alvaroescribe

Desde que hace varios años, Ang Lee nos trajo “El Tigre y el Dragón”, los occidentales nos enamoramos de estas historias de amores imposibles aderezadas con artes marciales. Muchos vimos con asombro las imágenes de sobrecogedora belleza de “La Casa de las Dagas Voladoras”. Pero desde “La Maldición de la Flor Dorada”, por este lado del planeta se olvidaron esta clase de películas.

Cuando entré a ver “47 Ronin”, con Neo como protagonista, (algunos puristas dirán que se llama Keanu Reeves, para mí será siempre Neo), no esperaba este tipo de película, sino algo más hollywoodense, repleto de efectos especiales que pagaran la boleta y que opacaran una mala historia. Lejos de eso.

Basada en una historia real que además es muy importante para los nipones, aunque con varias libertades creativas que le permiten incluir seres mitológicos, la película gira en torno a Kai, un mestizo, que junto a Aoichi, un samurái sin amo, es decir, un ronin, y todos sus hombres,  buscan vengarse de quien les arrebató su tierra y fue responsable de la muerte de su maestro, sin importar las consecuencias, lo importante, para ellos, es hacer justicia. Honor, amor a prueba de todo, verdad, respeto y todos esos detalles tan ajenos a estas tierras, están presentes durante todo el filme. Actuaciones muy correctas y personajes bien construidos y enigmáticos. Hay que poner especial atención a la bruja de ojos bicolor, sensual hasta la médula y más mala que los chistes del hombre caimán. Aterradora.

La historia es muy bella y está muy bien contada, aunque con algunos momentos en los que se nota la mano gringa, pero que se pueden obviar fácilmente. Secuencias de acción muy bien logradas, efectos especiales que no se vuelven el núcleo de la narración y un final perfecto, muy acorde. No digo que la película sea, ni de lejos, tan bella como la lentísima “Héroe”, pero no desmerece.

Aunque ha sido un fracaso en taquilla, con casi 175 millones de presupuesto, de los cuales solo ha recuperado un poco más de 130, personalmente la recomiendo ciento por ciento. Vale la pena y mucho.

PD: Un punto negativo. Algunos de los carteles de la película son mentirosos en cuanto a los protagonistas. El tipo de los tatuajes aparece durante unos veinte segundos, cuando mucho y no aporta absolutamente nada.  O fue eso, o fue que en Cinemark la cortaron, pero eso se me hace poco probable.

 Fe de erratas: en una versión anterior de este documento, se dijo que el director era Ang Lee y no Carl Rinsch. Pedimos disculpas por el malentendido, fue responsabilidad del editor y no del autor del documento

Imagen tomada de http://www.seriemaniac.com/2013/12/17/trailer-en-espanol-de-47-ronin/

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario