Revista El Muro

Ahora deberá pagar cuatro años y medio de cárcel por buscar cómo pagar a sus empleados.

Robín George Knight, el dueño de una casa funeraria en Australia, fue acusado de fingir más de 70 muertes para cobrar el seguro. Lo que hacía era vender seguros funerarios y luego decir a la aseguradora que la persona había muerto, para sí conseguir el dinero. Así, de acuerdo con UPI, estafó a muchas personas entre los 37 y los 99 años que probablemente no sabían que estaban muertas.

 

Flickr Crative commons desde rantchic.com

Flickr Crative commons desde rantchic.com

Diez de sus clientes efectivamente murieron. Sin embargo, lo ganado con la estafa a los seguros seguro de AU 705,910 fue suficiente para pagar a los costos funerarios. A 38 de los sobrevivientes no les fue tan bien y deberán pagar su funeral, pues la aseguradora Catholic Development Fund  no pagará por sus funerales. Las otras víctimas no tendrán problema con su aseguradora, de acuerdo con el Adelaide Now. Lo cierto es que Knight debe pasar cuatro años y medio en la cárcel por la idea que tuvo cuando su negocio pasó por dificultades financieras y no podía pagar empleados ni impuestos.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario