Revista El Muro

Lo mejor, como en este caso, es apelar a las autoridades competentes.

Para quienes no lo sepan, el #gamersgate es un escándalo en el que la comunidad de videojugadores acusó a la prensa de malas prácticas cuando una periodista dio buena calificación al juego desarrollado por su supuesto amante. Aunque pudo poner sobre el tapete temasmuy importantes para el periodismo de videojuegos y en general para el mundo delos medios, el  escándalo muy rápidamente derivó en misoginia y amenazas de muerte contra las periodistas mujeres, poniendo las cuestiones de género sobre la mesa en una industria caracterizada por su misoginia y sexismo aunque su comprador no sea el virgen entre 15 y 40 con el que se asocia a esta comunidad, sino que se haya extendido muchísimo para incluir a más grupos sociales.

alanapearcecent

Alanah Pearche. Fuente: Youtube

La más reciente víctima del #gamersgate y su misoginia es Alanah Pearce, periodista de videojuegos para un programa web TV llamado Button Bash. Pearce creía que los acosadores que la insultaban en Internet eran hombres mayores, pero resultó que son jóvenes menores de edad. Siendo esa la situación, Pearce decidió apelart a las autoridades competentes, es decir, escribir a las mamás de los jóvenes. Aprovechando que las amenazas venían generalmente de los perfiles personales de  Facebook de los muchachos, Pearce escribió a las madres de 4 de los jóvenes y eventualmente una de ellas le respondió:

El Tweet dice “aveces los jóvenes en Facebook me lanzan amenazas de violación, así que empecéaacusarlos con sus madres. Los mensajes dicen:

Alanah Pearce: Hola Anna, no nos conocemos pero quisiera saber si (Censurado) es tu hijo

Madre: Si, ¿por?

AP: Nunca he hablado con él, pero me envió un preocupante mensaje a mi página pública de Facebook, que creo que puede interesarte discutir con él.

Te violaré si llego a verte, zorra”

M: Dios mío, ese pedacito de mierda. Lo siento mucho. Por supuesto hablaré con él.

A Pearce le pareció tan divertida la reacción de la mamá del muchacho y vio una buena oportunidad para aleccionar a este y a todos los trolls de Internet. Aunque Pearce considera que la cantidad de amenaas que está recibiendo últimamente están relacionadas con el Gamersgate, dice que no tiene evidencia sólida que apoye esa afirmación y le parece apresurada.

Sin duda, así sean hombres cuarentones que comparten la casa con sus padres, Alanah podrá seguir acusándolos con sus mamás. O bueno, ya que la industria se ha diversificado, con sus novias o esposas si es el caso…sea como sea, ¿a qué hombre no le aterrorizaría una conversación así con su madre o esposa?

Ya en serio, da ideas para las víctimas de matoneo…

Fuente: The Guardian

Imágenes: Twitter y Youtube

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario