Revista El Muro

Bogotá, 20 de marzo de 2014

De: Mauricio Moreno (director@elmuro.net.co o @mauromoreno83)

Para: El Procurador General de la nación, Amiguis Alejito Ordoñez

Asunto: El boroloco de Petro

La Ciudad.

Ale.

No sé si llegues a leer esto. No me conoces y dudo que lleguemos a conocernos. Y si nos conocemos, no creo que nos caigamos bien, porque yo veo amor donde tú ves pecado, defiendo abiertamente a los animales que tú prefieres ver morir, y en líneas generales creo en todo lo que tú ves como nocivo y perverso, tal como la individualidad o la libertad religiosa y de pensamiento.Y más allá de eso, creo que no vas a responderme… uno les escribe a ustedes con cariño y aconsejándolos por su salud física y mental y ustedes no responden. Así de atentos son con lo que el pueblo piensa.

Pero hagamos eso a un lado. Estoy acá para pedirte un favor: deja la monta con lo de Tavito Petro, independientemente de que él sea un buen o mal muchacho, estás embarrándola con eso. No voy a decir que todo lo que haces es malo, para nada, sacaste del puesto a Sammy y a Andres Felipe, ellos sí que la embarraron, y eso estuvo bien, pero sus errores fueron mucho más graves que los de Tavito y fueron completamente de aposta y no recibieron semejante golpazo. Por ejemplo, tampoco le has dicho nada a mi amiguis Alvaro, que decidió llenar el país de Cadáveres con su propuesta de ir a la guerra y darnos todos con todos, y eso sí que sería una crisis sanitaria grave. Y social, y política, y de valores… pero esas vainas sólo le preocupan a los jipis.

La vaina con lo de Tavito es que es muchísimo más complicado de lo que parece. Por una parte, le mandas el mensaje a las FARC de que no vale la pena desmovilizarse porque igual, aunque no los maten como a la UP, no van a dejarlos gobernar. Además, es decirle al pueblo que el que piense diferente, lleva del bulto. En líneas generales, es traición a la idea de que todos podemos construir patria juntos.

Yo sé que el proceso con las FARC no te gusta, Pero la paz sí tiene ventajas ¿Te imaginas este país sin guerra? Toda esa mano de obra barata para trabajar? ¿Toda esa tierra para cultivar? ¿Toda la plata que te ganarías junto con tus amigos de la jaig? ¡Ahí sí que a las locomotoras no las para es nadie! Bueno, tal vez la tierra se canse del trato, las minas se sequen, las aguas se contaminen… pero eso sólo les preocupa a los jipis. Pero lo que a ti no te cuadra es que la guerrilla quiere derechos políticos y perdón para terminar una guerra no reconocida que lleva desde la época de la violencia, aunque con otro nombre. Eso no te cuadra, pero es el menor mal… e igual, habría que ver cómo hacen para llegar a las urnas y ganar algo con lo desprestigiados que están. Realmente, su poder político no es una amenaza porque no tienen apoyo popular, y tendrían que jugar el mismo juego que el resto: ver quién regala mejores tamales. Mi voto no lo pueden comprar así porque no dan tamalito vegano.

 Y el perdón y olvido… seamos serios, ¿De verdad te preocupan los derechos humanos? ¿Entonces por qué no rendirse frente a las medidas cautelares que se impusieron desde la CIDH a favor de Tavo? ¿Por qué puyar a Juanma para sacar a Gus? ¿Por qué acabar con el futuro internacional del país por una bronca ahí medio rara? A los de las FARC que los perdonen sus víctimas, pero las de verdad. Y a la larga, ¿no decía Jesús que nos amáramos y perdonáramos? Tal vez sería justo que les pusieran una payasada de pena como la que tuvieron los paras, pero no más, por aquello de la igualdad de  condiciones. Es un precio pagable a cambio de que dejemos de matarnos por eso.

Tavito fue guerrillero y es miembro de la guacherna. Eso te molesta. Yo era un niño, pero recuerdo que al “Eme” no es que no lo apoyaran. Y como lector fascinado de la historia política del país, digo que comparar al EME con las FARC o el ELN es comparar pollitos con bombas termonucleares. El EME era una guerrilla más para la cámara y con ideología, cosa que uno no le encuentra a las FARC. Por eso Alvarito Gomez, Dios lo tenga en su gloria, se salió de la godarria cuando lo liberaron y se tiró para la izquierda, haciendo amistad con el Eme. Además, su movimiento no nacía del resentimiento de las FARC o el Uribismo, sino de la decepción frente a una democracia corrupta, y terminó cuando les prometieron que esa democracia se podía arreglar. Allá había algo que ver, y creo que si los dejaran trabajar, podrían aportarle mucho al país. Tampoco te suena mucho que Tavo haya crecido en un pueblo, cuando para la gente como tú, los de pueblo sólo sirven para cuidar la finca y servirte los cocteles en la piscina. Pero… ¿no recuerdas que hubo un presi finquero que era amiguis tuyo? Y a él no lo inhabilitaste…

La otra vaina es el pueblo. Yo me iba a lanzar a la presidencia en 4 años, cuando tenga la edad de merecer puestico allá. Pero ya no me dan ganas. Siento que si uno llega con ideas de amor, paz, fraternidad, democracia y cuidado del otro… lo crucifican o inhabilitan. Le pasó a John Lennon y a Jesús. Tavito llegó más agresivo a montarla contra la gente divinamente de este país, no lo voy a comparar con Lenon, pero es cierto que se siente como que cualquiera que llegue con ideas novedosas pasa al papayo político. Él defendió a los animales y los pobres, protegió el campo bogotano, apoyó a los drogadictos… cosas que no salen en noticias pero que son bonitas, aunque no te gusten a ti. Nos diste en la cara, marica, a todos los que creemos que podemos jugar todos y todas en un mismo equipo llamado Colombia. Como siempre, cada vez que aparece la posibilidad de pensar un proyecto nacional, pasa esto. Al menos no mataron a Tavo.

Que la embarró, la embarró. Lo de las basuras sólo fue una embarrada, pero cometió muchas. Cerca de mi casa estaban localizados dos de los sitios que sacaron en noticias mostrando montañas de basura (parque de los hippies y la Konrad Lorenz). Me pareció raro porque ese día no pasaba la basura y los chapinerunos somos puercos, pero no a ese nivel. El caso es que los bogotanos en vez de reflexionar sobre lo cochinos que somos y cambiar nuestros malos hábitos, la agarramos lanza en ristre contra el alcalde. Y ahí dio papaya por voluntariosos y mal portado, pero no es para tanto. Nos diste en la cara, marica, a los que creemos en el perdón. Dañar la esperanza de construir nación, de perdonarnos y de jugar el mismo juego todos se llama traición a la patria, a los valores que aún hay que construir y que necesitamos con urgencia.

En líneas generales, entiendo tu posición. En el fondo, te sientes tan desempoderado que necesitas mostrar poder como sea, es una condición que llamo “microfalia”. Tranqui, tú no tienes que probarle nada a nadie. Seguramente sientes que fuiste una decepción para tu papá y mamá, y apuesto a que ella te alimentó con leche de tarro porque qué tal alimentar al nené como lo hace la guacherna y dejarse tocar de un hombre con fines no reproductivos es pecado. Apuesto a que no te abrazaban ni alzaban porque era más importante que rezaras. Te faltó amor de niño, seguramente, porque eso del amor es para maricas y mujeres, y tú eres un machote que debe mostrarse poderoso. Pero no necesitas fingir. Sal del closet, no importa en cual estés, no importa qué deseo escondas… todos te vamos a aceptar como eres y te vamos a querer. Y lo más importante, a perdonarte. No sientas que tu poder es pequeñito, tienes el que necesitas. Y si igual quieres ser presidente, procura seducirnos… no hagas estas pataletas leguleyosas y antidemocráticas que lo que hacen es bajarte puntos.

Relájate que la vida es sabrosa. Si quieres nos vemos un día de estos, te tomas un wiscacho y si te pones alegrón, hasta nos conseguimos un porrinchis, yo no tomo trago ni fumo marihuana, pero creo que eso te podría ayudar a ver que la vida es bacana. La pasamos rico, echamos chistes y nos ordoñamos de la risa, y hasta de pronto nos ponemos musiquita de esa que escucha la guacherna y quién quita que te quede gustando la champetica o el perreo intenso, y empieces a entender que los otros también somos gente y que las cosas no tienen que ser como tú las pones siempre, que en Colombia todos tenemos derecho y que si somos violentos, es por la rabia de ver que cada que hay un proyecto que puede unir a la nación, alguna patanada como esta saca alguien. En este caso fuiste tú, pero nunca es tarde para retractarse. De pronto mi teléfono lo tienes ya chuzado, así que no más me interrumpes una llamada y de una nos pillamos.

Picos por la casa. Espero que no te hayas puesto bravito y no me excomulgues o inhabilites.

Las opiniones acá expresadas sólo me comprometen a mí como persona. Si la van a montar y a ser groseros, agárrenla contra mí que me resbala. No se la monten ni a los demás escritores de la revista ni al Muro, y mucho menos a nuestros amigos. Y no, mi mamá no trabaja en lo que usted dice.

Imágenes: Xtian, reproducidas bajo autorización. Él es cuate y nos las presta. SI quieren conocer su trabajo, pásense por https://www.facebook.com/unaopinionx

Mauricio Moreno estudió Filosofía y un Magister en Ciencias Políticas. El Muro nació por sus ganas de escribir a los jóvenes para, según él, ayudarlos a encontrar felicidad. Su visión particular de la felicidad y del coaching lo llevaron a desear mostrar opciones alternativas de construcción de la personalidad en esta publicación. Sus conocimientos empíricos en música, su experiencia como docente universitario, sus habilidades como escritor, investigador y comunicador son lo que ha permitido dar forma al proyecto de El Muro desde sus comienzos y ha ayudado al posicionamiento de la revista. Escribe en todas las secciones y se encarga principalmente de las entrevistas e historias de vida.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario