Revista El Muro

Hablamos con la cantautora Angélika Molina, quien nos contó sobre su música, historia, visión sobre la vida y lo que piensa de la escena colombiana.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Angélika Molina es una joven de Medellín  que nació en una familia tradicional paisa en la que varios tocan instrumentos o cantan como aficionados. Siempre estuvo rodeada de música de los cantautores latinoamericanos que escuchaban sus padres y los sonidos europeos que oía con su abuela. Así, entre el arrullo del acordeón italiano de su abuela y el canto de sus padres, se  puso desde niña la meta de ser cantante. Y aunque en la universidad estudió Negocios Internacionales, siguió estudiando guitarra y técnica vocal con Gisela Zivic y se fue a hacer un master en Canto Profesional y a encontrar su propio sonido.

Creció escuchando música extranjera y por eso buscó su sonido fuera de Colombia. Guiada por la música de Bebe, se fue a España, donde encontró un gran movimiento indie folk  de cantautoras al frente de sus bandas como Cristina Rosenvinge. Se fue buscando su sonido y su voz, y fue allí, en Europa, donde se encontró y así empezó a nacer el Caramelo Folk, un sonido que por gusto personal de Angélika, se canta en español,  inglés, italiano y francés.

  AngelikaM_12

De regreso en Colombia, salió a buscar su carrera, empezó tocando puertas en bares acompañada de su guitarra, además de buscar músicos para su banda. No fue un proceso fácil, pues no mucha gente toca banjo, contrabajo, ukulele  o mandolina. Por eso el proceso de creación de la banda no fue tan rápido, incluso, algunos de sus músicos aprendieron a tocar algunos instrumentos  para el proyecto.

Angélika llama a su música “Caramelo Folk”. Son sonidos acústicos e íntimos, folk que se mezcla con teclados análogos para producir un sonido muy dulce, orgánico y acústico que parte del folclore y se fusiona con muchos géneros como el dance, el  pop o hasta las rancheras  para hacerse a la vez vintage y contemporáneo.

AngelikaM_4Todas  canciones de Angélika Molina nacen de sentimientos, unos dulces, otros no, pero que le sirven para nutrir sus sonidos. Sin embargo, todas tienen la filosofía del “Buen rollito”, de pensar que por dura que sea la situación, por mucho que nos estrellemos con el suelo, hay que ver lo bueno de lo malo y no enfrascarnos en el mal momento sino salir adelante, mensaje presente hasta en la más nostálgica de sus canciones.  Un mensaje esperanzador y empoderador hilado entre metáforas que nacen de su trabajo y que luego presenta a la banda o a los productores para que entre todos se convierta en canción.

A pesar de llevar muy pocos años en la escena, ha trabajado con grandes artistas durante su carrera. Su primer Ep lo produjo Brian hunt, a quien contactó tras ver el trabajo que había hecho con  Russian Red.  También,trabaja Miguel Bosé y Manolo Villalta, quienes la asesoran  y corrigen sus canciones. Así mismo, en los créditos de “Un día a la vez” se encuentran nombres como Juan Galeano, María del Rosario Cardona, Felipe Alvares, Pablo Tobón, entre muchos otros. Gente que admira y cuyas puertas ha tocado para presentar su proyecto. Una carrera apoyada por grandes músicos que creen en su proyecto, tanto externos como de su banda.

Angélika ve el ambiente musical en Colombia como algo esperanzador. Cuando llegó a Colombia en 2010 no había mucho espacio para sonidos alternativos, pero el camino que han abierto proyectos como Monsieur Periné, Bomba Estéreo o Esteman (entre otros) le da esperanza para creen en la escena y en su propio proyecto. Además, gracias a su carrera de Negocios Internacionales sabe también cómo presentar y vender su proyecto, encontrar los espacios y abordar los clientes para promocionarse, algo muy importante para cualquier carrera.

AngelikaM_8

Sin embargo,  la escena, aunque se está integrando, sigue siendo un poco regionalista y fragmentaria. Angélika quiere abrir espacios en Bogotá, una plaza que ya está escuchando opciones distintas a la música mainstream, pero aún hay que trabajar mucho para construir una escena sólida.

En su corta carrera ha logrado mucho, sobre todo, vivir y sonar como quiere, recorriendo el camino un día a la vez. Entrega su música al mundo para dar un mensaje de luz, paz y positivismo para conectar sus sentimientos con los demás y enseñando a ver lo bueno en lo malo, un granito de arena para que todos seamos más felices, algo que, cuenta con humor, soñaba hacer de niña, cuando quería ser cantante o presidenta de Colombia. Y da ese mensaje porque quiere enseñar que, aunque haya momentos difíciles, hay que caerse y levantarse y seguir adelante… después de todo, así aprendimos todos a caminar. Pero nunca hay que dejar de aprender y estudiar, y sobre todo, haciéndolo con pasión, y siempre un día a la vez.

Los dejamos con “Te quiero tal cual”, su nuevo video

Para saber más de Angélika,  síguela en
botonweb botonfacebook botontwitter botoninstagram botonyoutube

Guardar

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario