Revista El Muro

Te presentamos la nueva entrega del Universo Cinematográfico Marvel, la película que cierra la fase 2, primera del Hombre Hormiga y  decimosegunda del Universo CInematográfico de Marvel.

Por Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Seré sincero: no esperaba mucho de Ant Man después de Age of Ultron, que aunque no  fue mala, no fue grandiosa. Ant Man, aunque es un personaje reconocidísimo en el universo del cómic, fundador de Los Vengadores y  todo, no es el personaje más famoso del universo Marvel. Pero salí gratísimamente sorprendido: Peyton Reed se metió en un proyecto que ya venía con muchísimos retrasos y dificultades y acaba por dirigir una de las mejores películas de Marvel, cuyo protagonista (Paul Rudd) es un hombre que puede encogerse y comunicarse con las hormigas gracias a las tecnologías de Hank Pym (Michael Douglas) y que se llama Hombre hormiga. Todo eso suena muy bobo y ser una película de héroes no ayuda, pero el guión construye un grupo de personajes(tal vez durante demasiado tiempo) que cuentan una historia humana sobre padres separados, hogares destruidos y viudez. La producción es de Marvel Estudios y recaudó 114 millones de dólares en su estreno y primer fin de semana, casi recuperando los 130 que costó, un desempeño más bien flojo para los estándares de Marvel.

La película comienza en 1989, cuando Hank Pym, científico de Shield, se molesta con Howard Stark (el papá de Tony) y Peggy Carter (la novia del Capitán América), porque descubre que están tratando de replicar su mayor logro tecnológico: las partículas Pym, combustible de un traje cuya característica es modificar el tamaño de su portador. Así que renuncia y monta toldo científico aparte. De regreso al presente, y posterior a los eventos de Age of Ultron, Pym descubre que su pupilo y actual director de las empresa, Darren Cross, siguió con su investigación en el campo de la chiquitolina y, consciente del riesgo que implica la investigación (tener micro soldados enemigos) decide tomar cartas en el asunto junto a su hija Hope (Evangelina Lilly) y arreglárselas para que esta tecnología no caiga en manos equivocadas.

Por otro lado, un Robin Hood experto en informática llamado Scott Lang sale de la cárcel. El desempleado y padre de una hija a la que no puede ver, termina entregándose al crimen nuevamente ante la falta de oportunidades laborales. Ayudado de su grupo interracial de amigos granujas, decide cometer un golpe con el que espera al menos poder pagar la pensión alimentaria de su pequeña. Pero cuando logra entrar a la caja fuerte, descubre un traje con el que se convierte en Ant Man. Y así comienza la aventura que llevará a Lang a enfrentarse a Cross, a Falcon y sobre todo a sus propios miedos para convertirse en el súper héroe que merecía cerrar la fase dos del Universo Marvel (y además, de incluir un universo completo de posibilidades subatómicas para que se desarrollen la ciencia y la magia en la fase 3).

ant-man-marvel-movie-casting

La película está muy bien hecha. La llegada de Ant Man al Universo Cinematográfico Marvel es divertidísima, llena de humor, acción y hasta romance, además de dramas humanos. A esto se suman muy buenos efectos y el mejor aprovechamiento de la tecnología 3D que he visto en cualquiera de las del Universo Marvel (sin importar si son de Fox, Sony o Disney). Las actuaciones son muy buenas y el guión: la película es para reírse de principio a fin y no faltan las escenas de acción muy bien logradas que hacen que valga la pena pagar la boletica en 3D y disfrutar de una buena experiencia. Se destaca el papel de Evangelina Lilly, quien encarna a Hope Pym, un personaje fuerte, una mujer que no necesita ser salvada y que cuando hay que partirle la cara a los malos, se la parte sin piedad. Es una película muy completa, bien escrita y bien hecha en muchos sentidos. Es interesante ver cómo no se repiten fórmulas: se le apuesta esta vez al drama y a una historia humana de redención, no al romance de Thor o las películas de espías o guerra del Capitán América, etc.  Pónganle ojo, que es un dato que no es obvio pero sí interesante.

Pero no todo es bueno. El personaje de Luis (Michael Peña), a pesar de ser divertidísimo, no escapa del cliché y resulta un tanto ofensivo en lo racial, al igual que  el resto de estereotípicos compañeros granujas. Así mismo, hay algunas incongruencias en cuanto a la fuerza y tamaño de Ant Man y Yellowjacket. Y hay tantas referencias a los vengadores que en cierto momento aburre: Aunque uno entienda que cuando un grupo de súper héroes están enfrentando robots asesinos que hacen caer ciudades desde el cielo cualquiera se impresiona y se la pasa hablando de eso, hay tantas referencias que acaban por perder la gracia, muchas son necesarias, pero no todas las que hay. En últimas, esas referencias son el único vínculo real de la película con el resto del Universo Marvel: bien podrían no estar y la película seguiría funcionando bien con un par de ajustes.

ant-man-trailer-new-feature-1200x520

Pero es una película que vale la pena ver y mucho. Es el cierre un poco suelto de la fase 2, pero su función está más en abrir la fase 3 que en continuar la fase 2. No habla de las gemas del infinito, sino que incorpora nuevos héroes (Ant Man y Wasp)  y les da fuera a otros que ya estaban (Falcon), al punto que podría funcionar bien sin toda la información de las otras películas. Siendo el sánduche entre la anticipadísima Guerra civil y la importantísima Guerra de Ultrón, nadie esperaba mucho por Ant Man, pero este pequeño héroe logra superar las expectativas que dejó la floja Age of Ultron (en la que parece que Marvel se había quedado sin ideas) y crear un nuevo campo de posibilidades más allá de las Gemas del Infinito y los mismos héroes super humanos, super millonarios y super buenazos. Al igual que “Guardianes”, estas películas pueden ser fácilmente las más completas del Universo Marvel, ambas partiendo de puntos realmente similares: un personaje poco conocido que se roba el corazón del público a punta de carisma y una buena historia.

Sería bonito que lograran arreglar todos los líos de contratos y franquicias y pudiesen hacer una película de súper héroes como la que la riqueza de este universo cinematográfico se merece. Pero lo triste es que, para no hacerle propaganda a la competencia, Marvel está descontinuando varias series de cómics cuyos derechos cinematográficos pertenecen a casas que no son Disney (X-Men y los 4 fantásticos).

Dato curioso: Ant man está en desarrollo desde antes que Iron Man saliera (2008), pero la película ha tenido toda clase de inconvenientes, como que su director, Edgar Wright y que llevaba dando vuelta con el proyecto desde 2006, renunciara una semana antes de iniciar la producción.

Otro dato curioso: En los cómics, Ant Man es uno de los fundadores de los Avengers encarnado en Hank Pym. Scott Lang le roba el traje y se vuelve su pupilo, y en eso la película es un tanto fiel al cómic. Sin embargo, si Ant Man no fue fundador de los vengadores de película fue nuevamente por problemas de demora en la producción y las constantes reelaboraciones del libreto.

Spoiler bobo: Ya oficialmente Spiderman entra al universo de Marvel y se insinúa su presencia en la película. Aunque eso cualquier geek lo sabe, ya salió en noticias.

Y ojo, que hay escena de mitad de créditos y de poscréditos. Y ambas abren muchas puertas a lo que viene en la fase 3, así que vea los créditos y quédese hasta el final.

Calificación:  unaestrellaunaestrellaunaestrellaunaestrella mediaestrella

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario