Revista El Muro

 

Por: Cristina Berrio

@AngelQuantumT4U

Hace unos días estuve dando una charla sobre la Ley de Atracción. Mi charla era parte de un programa más extenso y yo solo tenía 1 hora para hablar sobre este tema, hacer una relajación y trabajo de concientización con los participantes. Debía hacer magia, pues era muy poco tiempo para tratar un tema como éste.

La Ley de Atracción es un tema profundo. Sí! es cierto, se resume en un principio muy sencillo: Lo que llevo por dentro es lo que atraigo a mi vida.

Lo que llevo por dentro es mi consciencia. Mi consciencia crea mi destino. Pero, ¿qué es mi consciencia? ¿Dónde la tengo puesta? ¿Hacia dónde me está llevando?

La Ley de Atracción está compuesta de varias leyes. No es una ley única. Existen varios factores que la componen y le dan forma. Mi consciencia está impresa en cada uno de esos factores y la forma como reacciono a éstas energías es la que define los resultados que obtengo en la vida.

Cómo actúo, pienso y siento determina mi Consciencia. Una de las reflexiones que le hice al grupo con el que estuve trabajando el fin de semana era: “¿Cuando algo llega a tu vida, cual tiende a ser tu primer pensamiento, tu primera emoción, tu primera acción o reacción?”. ¿Sabes que esto expresa como una radiografía qué es lo que llevas por dentro?.

La Ley de Atracción no se trata solo de regresarte el poder para crear cosas conscientemente en tu vida. Se trata también de regresarte la responsabilidad de lo que creas. Quieras o no, siempre estás creando. O dime… ¿en qué momento de tu día tu mente para y deja de emitir pensamientos? ¿Cuántas veces al día sientes cualquier tipo de emoción? ¿En qué momento de tu día despierto, dejas de actuar? Cualquiera de estos tres elementos genera energías que con el tiempo se convierten en situaciones tangibles que llegan a tu vida… lo creas o no… ¡no dejas de crear!

¿Recuerdas aquello que aprendimos en el colegio en clase de religión? Dios nos creó a su imagen y semejanza… me da risa recordar cómo todos creíamos que Dios es físicamente parecido a nosotros… esta verdad es más profunda que una simple apariencia física… Dios, el Creador… nos creó a su imagen y semejanza… nos hizo pequeños creadores… pequeños creadores de realidades. Nos llenó con todas sus cualidades Divinas las cuales vamos despertando durante nuestras vidas… y trabajando en estas cualidades nos convertimos en creadores conscientes, que pueden asumir la responsabilidad de lo crean, pues lo que crean está basado en el Amor!

atraccicent

Sé que estoy hablando de cosas muy profundas… también sé que varios de ustedes van a decir “Ay! Ñoooo! No quiero saber de eso ahora!” Así que solo te regalo una palabra: AMOR.

Amor es lo que Dios tuvo por ti al crearte, dándote todas las herramientas para que pudieras crear una vida plena y feliz. Amor es lo que necesitas conocer y comprender en tu interno para empezar a utilizar este poder conscientemente.

Bueno, vamos a lo práctico para que te puedas quedar con algo sobre qué trabajar.

Quieres atraer algo a tu vida, ¿cierto? Algo nuevo, una versión mejorada de algo que ya existe, quieres sanar algo… ¿qué quieres?

Vamos a tomar ese “algo”… escríbelo en un papel. Y al lado vas a escribir las razones por las que crees que ese algo es importante de conseguir en tu vida. Qué te aportará ese “algo” a nivel mental y emocional…

¿Listo?

Bien, ahora vamos a revisar… esas razones que has escrito, son tu verdadero fin. Lo que tú de verdad y desde tu interior deseas, es aquello que escribiste como razones.  Si revisas de nuevo, verás que éstas razones son más fuertes e importantes que la situación u objeto específico que deseas atraer a tu vida.

Entonces vamos a enfocarnos en estas razones… Si por ejemplo una de tus razones es “felicidad”. Haz una lista de las grandes y pequeñas cosas que te hacen feliz en tu vida. Cosas que puedes realizar en el presente, cosas que puedes hacer hoy o durante la semana…

¿Listo? Esta es tu tarea para este mes. Vas a realizar esas cosas que te generan el estado que quieres alcanzar.

Al realizar cosas que te generan un determinado estado de ánimo (yo le llamaría energético), atraes a tu vida más cosas que te generan y aumentan este estado.

¿Lo vas a intentar? Espero que me escribas contándome tu experiencia.

Lo que te propongo es jugar a ser felices, a generar emociones y pensamientos positivos y a través de esto cambiar tu consciencia que es la que crea tu destino. ¿¿Quieres jugar??

Ilustración: Alejandro Henao (@MrVenao)

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario