Revista El Muro

Te presentamos esta divertida obra teatral de Matías del Federico, dirigida por Miguel Ángel Baquero y producida por Johanna Morales, actualmente en temporada en el Teatro Astor Plaza.

Por: Mauricio  Moreno

@mauromoreno83

¿Quién se siente cómodo confesando sus secretos a un desconocido?  ¿Y si los secretos a confesar no son personales, sino que son las infidencias de la pareja? ¿Quién se siente cómodo  hablando de SU sexo con personas que acaba de conocer? Ese es el hilo conductor de “Bajo  Terapia”, una divertida comedia que se presenta actualmente en el Teatro Astor Plaza.  La obra fue escrita por el dramaturgo Matías del Federico, se ha presentado en España, Argentina, Chile, República Dominicana  y más recientemente en Perú  (entre otros países), siendo un éxito en taquilla a donde llega. En Colombia, la dirección estuvo a cargo de Miguel Ángel Baquero y la producción es de Johanna Morales.

Tres parejas se encuentran en el consultorio de su psicóloga para llevar a cabo una terapia poco convencional: reunidos allí, deben trabajar con la guía de varios sobres numerados y sin la supervisión de su psicóloga, pero con la compañía de varias botellas de Whisky y Vodka. Así, Tatiana  (Marilyn Patiño), Sebastián  (Freddy Beltrán), Paula (Natasha Klauss), Andrea (Paula Castaño), Miguel (Ricardo Vélez) y Roberto (Roberto Cano) se ven enfrentados a una terapia en la que a regañadientes experimentan situaciones que los llevan a encontrarse con lo más oculto de sus relaciones y personalidades.

bajo terapiaLas actuaciones son excelentes por regla general. Sorprende gratamente la actuación de Freddy Beltrán. Aunque ya tiene experiencia importante sobre las tablas, el Stand Up no es teatro y el paso de uno a otro no es tan amable como puede serlo de la televisión a las tablas, pero Beltrán lo hace bastante bien y aunque su personaje es la cuota cómica, no convierte a Sebastián en el payasito deprimente y ridículo de la obra. Pero cada personaje está muy bien interpretado por el artista a cargo, algo esperable con una nómina tan experimentada en el oficio actoral.

El guion está bastante bien escrito y al final se da un giro absolutamente inesperado, pero que explica todo lo que pasó antes.  El desenlace logra que un público que ha reído dos horas, salga pensativo: no es una obra en la que simplemente se ríe, sino que hace reflexionar sobre las dinámicas de pareja, el machismo y las relaciones interpersonales tal y como se viven hoy en día.

Otro punto positivo tanto del guion como de las actuaciones es la empatía que logra generar: a pesar de ser una comedia y de sacar carcajadas a cada momento, maneja las emociones del público de tal manera que cada quién termina de un lado o del otro de cada discusión que se forma. Y es que refieren a problemas tan cotidianos y en ocasiones tan fuertes, que es muy complicado no tomar partido. Lo cierto es que el mensaje que quiere dar, lo da de manera contundente y lleva al público reflexionar exactamente sobre aquello que quiere que reflexione. Así, un río de sarcasmo, ironía y humor acaba desbocando en un inesperado mar de emociones que chocan, sí o sí, con el espectador.

Deja sin sabor, en cambio, Andrea, interpretada por Paula Castaño, pues aunque la actriz, a mi juicio, lo hace bastante bien, “Andrea” es tremendamente difícil y aunque creo que Castaño responde a sus exigencias, una mujer tímida y retraída que se desinhibe con el licor es un personaje bastante difícil de plasmar tanto en el libreto como en el escenario, pero creo que en este caso el problema está más en la letra al proponer un personaje que debe evolucionar muy rápido y con muy pocos elementos  para hacerlo. Pero salvo por un error mínimo en el parlamento (que les queda de tarea, vamos a ver qué tan ñoños son), y algunos diálogos  que no se escucharon bien en la presentación a la que fui, hay más bien poco qué reprochar en “Bajo Terapia”, es una obra bastante entretenida e inteligente y bien hecha.

Recomiendo ver bajo terapia. Es un buen espacio de reflexión personal y de pareja, una suerte de gran espejo en la que el espectador puede encontrarse con sus miedos, represiones y fantasías entre carcajada y carcajada. “Bajo terapia” es una comedia que entre chiste y chanza dice cosas muy serias, habla de problemas personales y sociales invitando a la reflexión mientras navega entre los prejuicios, las mentiras y las dinámicas que minan cualquier reflexión de pareja con tal gracia que obliga al espectador a reírse de sí mismo. No es gratis que se haya ganado la Primera Feria Teatral de Buenos Aires ni que sea un éxito a donde llega. Es una obra que, definitivamente, vale la pena ver por ser de esas comedias que dan risa y pensadera por partes iguales.

Calificaicón: 4

Para saber más, sigue a Bajo terapia en Facebook

botonfacebook

Fe de erratas: se incluyó de manera posterior a la publicación la línea ” al proponer un personaje que debe evolucionar muy rápido y con muy pocos elementos  para hacerlo. en el penúltimo párrafo, al haber quedado excluido en un error de edición.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario