Revista El Muro

Hablamos con Juanma, líder y vocalista de la agrupación mexicana Borbolla, quien nos contó sobre su trabajo y el lugar del Pop en la industria musical de su país

Por Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Una tarde, hace no muchos años, dos pequeños charlaban después de jugar fútbol. Uno de ellos preguntó al otro si le gustaría hacer música y corrieron a sus casas para buscar guitarras. Uno de los pequeños encontró una guitarra para zurdos y sin saberlo la usó “al revés” sin darse cuenta que, como si fuera cosa del destino, esa guitarra estaba arrumada esperándolo a él, que es zurdo, para que la tocara. Tocaron el mismo acorde toda la tarde (un La o un Mi, no recuerdan bien) que se extendió hasta que cayó, la noche… y aunque casi vuelven loca a la mamá de uno de ellos, así empezó la carrera musical de Juanma Borbolla.

quedecirport

Portada de “Qué decir”

Juanma es nieto de un fallecido Futbolista y era la esperanza deportiva de la familia. Pero esa tarde se fue con la música y dejó atrás el fútbol. Aprendió a punta de ver videos, imitando a Eric Clapton por televisión. Al ser zurdo, los guitarristas eran una suerte de espejo y eso le facilitó el aprendizaje, pero nunca pudo tomar clases, no le gusta seguir reglas y sentía que las clases le constreñían. Aunque admira a quienes saben de teoría, en definitiva no es para él. También aprendió a tocar el piano usando uno que estaba prácticamente de adorno en su casa y en el que su hermanita tocaba el tema de la bella y la bestia hasta que un día se puso a tocar con ella. Pronto la rebasó y ella dejó de hacer música. Toca también el bajo, la batería y la armónica, además de cantar, según él, por necesidad… porque quiere ser el que canta las canciones de su banda.

Con el tiempo, Juanma trabajó en The Elephant Sensation. Alcanzaron cierto éxito llegando a grabar en los ángeles en el mismo estudio donde grababan los Beach Boys, pero al regresar a México Juanma no estaba de acuerdo con maquilar el disco y venderlo en las cajas de los supermercados.  Así que la banda se disolvió y él trabajó por años en su proyecto solista llamado como él. Nunca contrató músicos, siempre tocó con sus  amigos, particularmente con Leo Díaz y Rodrigo Borghino, con quienes el proyecto creció hasta que se dieron cuenta de que no era un proyecto solista, sino una banda con línea, estilo y personalidad propias. La idea y guía creativa es de Juanma, pero los arreglos dependen de la banda y todos tienen parte y voz en la composición. Y de hecho, fue Leo el que dijo que el nombre ideal era mantener el apellido “Borbolla” para nombrar a la agrupación… a la larga, a todos les gustaba. Y si tienes un apellido interesante, ¿por qué no usarlo?

borbolla1

Imagen: Alfredo Rius.

Hacen Pop, pero no “pop” por pertenecer a un género, sino por ser música popular, lo cual no implica que sea música simplona. Sus sonidos están influenciados por el Jazz, el Blues y el Rock progresivo, teniendo fuerte influencia por agrupaciones diversas, que van desde Los Beatles, Los Doors y Eric Clapton hasta Tobias Jesso Jr. y Bruno Mars. El suyo es un sonido versátil y lleno de energía, con intención de gustar, pero no por eso simplón ni sencillo. Recientemente lanzó “Qué decir”, su primer EP que contiene temas que lo acompañan desde hace años y otros que nacieron hace más poco. Incluso “Amanda”, una de las canciones fue compuesta para una película que jamás vio la luz del día. “Acércate”, otro de sus temas llegó a una serie en Netflix de la misma casa que lo contrató para “Amanda” y que lo busco al reconocer la calidad de su trabajo. En esa serie, salvo por un tema de Juan Gabriel, sólo cuentan con nuevos talentos musicales. Y aunque es muy temprano para hablar de nuevos rumbos por eso, es una importante oportunidad y un gran logro para cualquier agrupación.

borbolla3

Imagen: Alfredo Rius. Modificada para su publicación.

La escena independiente mexicana no es muy amigable con sonidos que no sean rockeros y muchos auditorios propios de los independientes no abren sus puertas a propuestas pop. Pero Borbolla no tiene afán de firmar con disqueras para poder sobresalir, la industria apenas empieza a adaptarse a los cambios que están sucediendo, tales como el renacimiento de los vinilos y la existencia de la música en línea y es un buen momento para estar en la independencia sin importar el género. A la larga, esos mismos cambios, y particularmente las redes sociales, permiten difundir proyectos como el de Borbolla  y hacerlos exitosos. Hoy no hay fórmula o pasos por seguir, y por eso mismo, hay mucho espacio para que los artistas alternativos e independientes puedan trabajar y hace carrera antes de firmar con disqueras trasnacionales para pensar en nuevos horizontes.  Además, esa independencia le permite tener un par de miles de seguidores firmes, que pagar por cincuenta mil seguidores de los cuales ni siquiera diez “le pelan” realmente a su propuesta.

Todo este camino, esta vida de músico le ha permitido crecer como persona, pero ese crecimiento lo ha hecho madurar como músico. Experiencias como las novias, los amigos, las borracheras, el amor, las nuevas canciones… todas esas cosas le han dado lo que llama un “aprendizaje muy cañón”. Y todo eso hace que hoy en día su sonido sea muy propio. Por supuesto, sabe que le falta mucha carrera, pero que también alguien como Eric Clapton es el guitarrista virtuoso que es hoy en día justamente por sus experiencias y aprendizajes. Lo cierto, es que ya no le dicen que “suena como”, sino que su sonido está muy bien moldeado y tiene identidad, aunque para nada cree que sea el sonido que tendrá por los próximos cincuenta años.

En este momento, La vida de Juanma es compromiso, alegría y algo de ansiedad. Quiere saber qué es lo que viene, claro, pero estar sonando a nivel internacional, apareciendo en medios y siendo reconocido por el público son el fruto del compromiso con el público, el proyecto y sobre todo con sí mismo. Su compromiso y el de su banda con la gente está en darles un minuto de gozo, amor y unión con la música. Y es por ese compromiso que a diario se enfrentan al What if, al “qué tal sí fracaso”, yque lo cambian por un “que tal que sí triunfemos”, quitándose el miedo al fracaso y trabajando con un producto  en el que creen, que realmente les gusta. No quiere llegar a viejos imaginándose desde un sillón que las cosas no hubiesen salido, sino tener el coraje, las ganas de hacer las cosas, lanzarse en serio tras un sueño para llegar a algún día llenar esos auditorios enorme con personas que coreen sus canciones.

Te dejamos con su más reciente sencillo, “Acércate”

Para saber más, visítalo en

 

botonfacebook     botonfacebook botontwitter botonyoutube botonspotify botonbandcamp

 

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario