Revista El Muro

 Por: Mauricio Moreno

director@elmuro.net.co

La idea de Behind the Machine de ChocQuibTown era hacer versiones de sus clásicos que estuvieran desnudas de máquinas y sonidos artificiales, un sonido más natural y tradicional. Goyo, Slow y Tostao masticaron esta idea durante varios meses y con el apoyo de Juancho Valencia en la producción crearon su más reciente producción, un trabajo más allá de la máquina.

El álbum abre con Condoto, canción compuesta por el maestro Hansel Camacho y que les recuerda no sólo su infancia, sino al pueblo que los vio crecer. Sigue con un tracklist de éxitos entre los que se encuentran canciones que los catapultaron a la fama tales como “De Donde Vengo Yo”, “Pescao’ Envenenao’” o “Hasta el Techo”, entre otras. Para un álbum de éxitos, sería un álbum bastante completo. Pero es que este no es un álbum de éxitos más, ni un acústico, sino un álbum de reinterpretaciones más cercanas a la tradición musical colombiana de los temas que los han hecho famosos.

El álbum fue grabado en vivo en estudio, es decir, con toda la banda tocando en vivo. El sonido desnudo de ChocQuibTown hace que su música se escuche más suave e introspectiva, pero eso de ninguna manera la hace menos rumbera o aburrida, sino diferente. Es un disco para rumbear con toda, es imposible escucharlo como música de fondo porque no sólo trae a la memoria las mil rumbas en las que han sonado estos temas o las letras pegajosas que exigen ser cantadas, sino que el sonido crudo y puro de esta banda chocoana obliga a mover los pies hasta al más tieso. “Behind the Machine” se baila más despacito, pero se baila porque exige ser bailado.

 

 

El trabajo de producción es también impecable, y en este caso se nota (porque generalmente el público no entiende qué hace un productor). La mano de Juancho Valencia se siente sin que por ello deje de ser un álbum que suena a ChocQuibTown o que empiece a sonar a otra cosa. Así mismo, en cuanto al diseño de portada, Nicole Gómez plasmó en este trabajo un diseño lleno de arte, color, cultura y de mucha autenticidad.

Es un álbum que vale la pena comprar, no sólo por apoyar la escena nacional ni por ser una colección de éxitos de la banda, sino porque realmente es una joya de la música nacional digna de estar en cualquier colección seria de música nacional, y no sólo de música alternativa, sino de sonidos tradicionales o contemporáneos. Así mismo, muestra la madurez musical de este grupo del Chocó que llegó hace años para demostrarle al mundo (y en gran medida a Colombia) que nuestro país es más que coca, marihuana y café.

Temporalmente, podrás escuchar el álbum de manera exclusiva en formato digital en Tigo Music (www.tigomusic.com) hasta el 26 de enero del 2.014. Pero por ahora, para que te antojes, te dejamos el video de Condoto:

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

Deja un comentario