Revista El Muro

Decidimos hacer un experimento: ¿Y si la crónica de un evento no la hacen nuestros escritores sino los músicos? si tuviéraos el otro punto de vista sobre el concierto ? Nuestro amigo Fabián Moreales, de Bulldozer, nos secundó la idea y nos contó a su estilo cómo se vivió su presentación en Champetronic 1 desde la tarima.

Por: Fabián Morales

“Después de esta se mandan ustedes”, me dijo Najle Silva de SonBow, el combo que nos acompañó el 10 de octubre en Latino Power. Play a la secuencia, pupila dilatada, posterior cerrada de ojos y “a la lata y sin calzones”, como dice Jade “Tres Cuerdas” Tokarruncho, Gerente General de Bulldozer Enterprises™, arreglista, bajista y  Tour manager de la banda, además dueño de varias fritanguerías ubicadas a lo largo y ancho de la ciudad.

La pista se calentó, era el primer toque de Bulldozer en un bar y no cualquier bar, en Latino Power, lugar que se ha convertido con el correr del tiempo en uno de los escenarios más importantes de la escena independiente de Bogotá. Y Chis Pum Pan Tortillas Papas, como el mago Rody de Chiquilladas (esto para los que nos gozamos los 80s) la gente se conectó con la música, paso por aquí, paso por allá, grito de la chica y piropo del chico para Adelita, vocalista de la banda y aplauso furibundo al final de Tú mueves los píes, primera canción del set list. Y como dijo el futbolista: “por ahí de pronto las cosas se nos dieron”, el grupo se afianzó y sacamos el pecho como palomo de la Plaza de Bolívar y se fueron las canciones una tras otra, pasando por el soukous, el funk, la salsa y el grunge noventero.

Sandro Londoño
Fabián Morales
Adela Espitia
El Bulldozer ya arrancó!

Llegó entonces el momento de El Peligro, un SoukousHardCorePostChampetuo, con tintes industriales, guitarras africanas distorsionadas, coros fuertes y actitud, es una canción que aun no clasificamos y que pensábamos que iba a ser difícil de digerir por el público,  pero en estos últimos tres años de trabajo con Adela Espitia Voz, percusión y Performance y hace uno con Sandro Londoño, baterista de Bulldozer, llegamos a la conclusión que lo importante es hacer y tocar la música que nos gusta ya veremos que pasa con el público. Pero el público, el respetable como diría Carlos Antonio Vélez, se la bailó, de diferentes formas, pero se la bailo, el señor de pantalón blanco de la esquina, con un paso medio merenguero, medio agringado azotó la baldosa, la señora de pantalón sexy se contoneó haciéndole honor a su vistosa prenda de vestir y el caballero calvo de pinta hardcorera así fuera con la cabeza, pero la bailó.

Cerramos con el SongoSorongo, 8 minutos de soukous, de Global Bass, de descarga. Adela la sacó del estadio de puntazo con su performance de danza, Sandro sólido en la batería y yo, con mi chicle azul debajo de mis pantalones cortos y mi guitarra colgada en los hombros me la gocé con toda. Probamos finura en Latino Power, los que estuvieron allá fueron los primeros en ver a este Bulldozer metiendo primera, y los que se lo perdieron no importa, ya vendrán más toques.

Para saber de lo que te perdiste, escúchalos en Soundcloud

Te dejamos con el video se Songosorongo

Síguelos en

Twitter: @BulldozerMusic

https://www.facebook.com/bulldozerattackk

Fotos Jhoan Rivera

Fabián Morales es un escritor invitado a la revista, además, guitarrista, productor, cocinero y lo más importante volante 6 en Bulldozer.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

  • […] Las comparaciones son odiosas, sí, pero en este caso es importante hacerlas porque a la larga nos permiten ver cómo ha evolucionado la banda. Aunque se retomen varias de las canciones, en este trabajo se nota un trabajo de reinterpretación de los anteriores temas, particularmente, un mayor trabajo de batería (se nota la llegada de un nuevo baterista, para bien, por supuesto), la cual tiene un papel más relevante en esta producción que en las versiones anteriores de las canciones. Así mismo, hay un mayor trabajo de producción, más sonidos computarizados que apuestan fuerte por un giro hacia lo electrónico, sonidos que vienen a mezclarse con lo que ya conocíamos de antes para dar un nuevo carácter a cada tema y a la banda en general. “Bailador Caníbal” es un tema bien particular, suave y con textos de fondo en francés. Diferente a todo el resto del trabajo, pero completamente en la línea de Bulldozer. Las letras, nuevamente, llenas de humor, dichos y alegría, porque no podría ser de otra manera. Todo esto se decanta en una puesta en escena interesantísima, colorida y divertida que hace que cada concierto de Bulldozer sea una experiencia inolvidable (acá ellos mismos nos contaron cómo es). […]

Deja un comentario