Revista El Muro

En 2008, el cuerpo muerto de una anciana se descompuso antes de ser encontrado por autoridades dentro de su apartamento. Como parte del proceso de descomposición, el cadáver explotó. Sí, los cadáveres explotan cuando los gases que emanan no pueden salir del cuerpo. Tras la explosión, los fluidos del cadáver se filtraron por el piso dañaron el techo del vecino de abajo..

Por supuesto, el vecino pidió a su aseguradora que le pagara los daños por la explosión, pero la corte determinó que ese tipo de explosión no es la que típicamente debe cubrir el seguro que tenía Judy Rodrigo, la persona afectada. Por eso, le tocó pagar el techo, pues como reporta The Huffington Post,  tanto la explosión por descomposición celular y los fluidos emanados de ella no están cubiertos por los seguros.

 

Información: The Huffington Post

Imagen: Great Beyond – Flickr

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario