Revista El Muro

 

 

Por: Tatiana Gómez

tachanita@gmail.com

 

Continuar con tu rutina, trabajo y comodidad es mucho más fácil e incluso puede parecer que es la vida perfecta. Y entonces, oyes comentarios como: a mí me encantaría tener tu vida, me encantaría tener el trabajo que tú tienes… lo que muchas personas no perciben es que esa comodidad es más incómoda e inestable de lo que parece ser.

La sola idea de cambio no es bien vista por muchos, hay preguntas internas como: ¿y si hago el cambio y no me gusta? ¿Será que si lo puedo hacer? Y también aparecen reflexiones como: No, yo nací para eso, pero mejor lo pospongo, pienso, medito y busco una salida/opción a mi situación actual de incomodidad. Los cuestionamientos y excusas son innumerables y rigen cada momento de nuestras vidas cuando nos enfrentamos a un cambio cualquiera, desde algo simple como una nueva casa, un cambio de imagen, hasta cosas que parecen más complejas como cambios de profesión y/o trabajo.

La sola idea de inestabilidad y reto nos pone a decidir entre seguir el guion que maravillosamente hemos escrito por años y en el cual nuestros seres más allegados han dejado huella, o cambiar la página y empezar a escribir historias sin necesidad de seguir guiones. A que le tenemos más miedo, ¿al cambio en sí, o a que piensan los otros que me rodean con respecto a ese cambio? ¿Es acaso al sinsabor y la sensación de improvisación cuando la hora de tomar cambios y decisiones llega? ¿a ese sinsabor que no nos deja ver lo evidente?

 


 

A veces me pregunto si mi familia no se hubiera ceñido al guion, a esa historia ya escrita de típica familia latina de creencias profundamente religiosas, de almuerzos domingueros en los que todos ponemos nuestras mejores caras, ¿qué hubiera sido de mí? ¿Cómo me hubiera enfrentado a lo que me he enfrentado? ¿Hubiera aceptado los cambios con más valor?

Por ahora son solo pensamientos, el pasado y el “hubiera” están lejos, he cambiado la página y he empezado a escribir un nuevo libro llenos de recortes, anécdotas e historias; me he enfrentado muchas veces con valor, otras con heroísmo y otras con miedo a los cambios, pero ahora puedo decir que veo los toros desde la barrera y se siente maravilloso.

¿Que pasa cuando nos negamos a dar ese maravilloso paso? ¿por qué quedarnos con la incomodidad? Ustedes lectores, ¿que han cambiado? ¿Se han negado al cambio? ¿Lo han experimentado? ¿Siguen luchando en contra del cambio?

Que tengan un excelente mes.

Fotografía central por Chandrahadi Junarto tomada bajo licencia Creative commons de http://farm4.staticflickr.com/3562/3333888310_efd96fd22b_z.jpg?zz=1

Imágenes de introducción tomadas bajo licencia creative commons de http://manelalcalde.com/2011/10/

Tatiana Gomez es una escritora invitada a la revista

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario