Revista El Muro

 

Por: Mauricio Moreno

director@elmuro.net.co

@mauromoreno83

11:20 p.m del 27 de Febrero, Galería Café Libro de la 93. Esa noche sería la presentación del DVD “Amor y Deudas” de Puerto Candelaria para el público bogotano, en cuya grabación en vivo participaron Madame Periné, Esteman y Andrea Echeverry. Además, sería la primera presentación de Puerto  Candelaria en Bogotá del año 2014. Así que había muchas razones para asistir y ninguna excusa para perdérselo.

Salieron a escena los candelarios con sus vestimentas que recrean a los personajes de cualquier pueblo y prendieron la fiesta con su Upa Beat. Tocaron, entre otros clásicos: “Muerta”, “Balkánika”, “cumbia rebelde”, “como yo soy tan raro”, y por supuesto también presentaron su “Bailando así”, primer sencillo del DVD. Pero lo bonito de un concierto de Puerto Candelaria es el ambiente y la química que la banda logra crear entre sus espectadores, y es por eso que “Mono Loco” se repitió como 4 veces mientras el público intentaba repetir el trabalenguas. Tampoco se puede olvidar el estribillo “prendan la luz que acá hay un raro” en alusión a la canción de Juanes, o las ya tradicionales coreografías de Puerto Candelaria cuando hacen su cover de MC Hammer, “Y entonces”.

Se podría debatir si el momento más alto de la noche fue cuando Catalina García, voz líder de Monsieur Periné, cantó junto al Puerto su “Amor y deudas”, o si por el contrario fue cuando Esteman tomó el micrófono para cantar “no tienes derecho”. En mi opinión, sería cuando Esteman, Madame Periné y el puerto pusieron a todo el público a bailar con “El Desorden” formando justo eso: un desorden dentro y fuera del escenario. O tal vez, cuando Catalina García agradeció a la banda por el camino que abrieron, porque sin ellos mucho de la escena alternativa tal vez jamás hubiese pasado.

Pero como de eso tan bueno no dan tanto, tras casi dos horas de gozadera terminó el concierto que se cerró con “La Tusa”. El mismo Caballero del bajo nos dijo a los asistentes que recordáramos que al día siguiente había que trabajar. Y después de esa maravillosa noche, de esa tormenta de sabor, no queda sino el amor… y las deudas.

Agradecimientos a Merlín Producciones por su colaboración en la elaboración de esta reseña.

Fotografías: Mauricio Moreno

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario