Revista El Muro

Cuando al fin la publicidad dice la verdad y sin rodeos…

Como parte de sus ventas de Viernes Negro, la compañía “Cartas contra la humanidad”, que se presenta como una compañía de “juegos de fiesta para gente terrible”, vendió una oferta en la que el producto a distribuir era claro: venderían popó fresco. Muchos creyeron que era una broma de la compañía y que sería una edición especial del juego, aunque se les dijera claramente que solo era popó. Al final del día, se agotaron las existencias.

centcajapopo

Y bueno, la publicidad no era engañosa: se les ofreció una caja de excrementos y les llegó una caja de excrementos. Según The Huffington Post, muchos intentaron re-venderla por internet, y otros intentaron pedir que se les devolviera el dinero. Eso, por supuesto, no pasó. Incluso antes de abrirlo, muchas personas tuvieron la esperanza de que no fuera un pedacito de excremento. Pero lo fue.  Y la compañía, ganó 180.000 dólares vendiendo  excrementos. La sorpresa de muchos se puede ver en el siguiente video (porque, por alguna razón, la gente hace videos desempacando cosas):

(Se pregunta uno: ¿el señor no caía en cuenta de que estaba agarrando excrementos?)

Es una muestra del consumismo estadounidense. Lo peor es que, como reporta  Laist.com, es ahora una pieza de colección que se está vendiendo hasta por 32 dólares. Así que el ciclo consumista sigue y sigue…

 

 

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario