Revista El Muro

 

Por: Mauricio Moreno

director@elmuro.net.co

El nombre Humberto Pernett  se ha vuelto imprescindible cuando se quiere hablar de la historia de la música colombiana. Este artista lanzó en Japón su álbum llamado Caribbean Computer, internacionalizando así aún más los sonidos tradicionales y contemporáneos del país mientras ponía a mover la cadera al pueblo nipón. El álbum está compuesto de 10 pistas y fue producido por Pernett en su estudio casero, contando con la colaboración de grandes artistas como Cristian Fauna, Un Mono Azul, Richard Blair, Istvan Dely, Andrea Echeverry o la Suikiyaki Steel Orchestra.

 El arte del álbum es una invitación a escucharlo. Las imágenes del librillo son fotografías pixeladas en colores ácidos, combinando así una idea que se mantendrá durante todo el álbum: la mezcla de la música tradicional del caribe con la tecnología, representando un encuentro de ambos mundos en la amalgama de los sonidos colombianos contemporáneos del folclor urbano que caracteriza el estilo de Pernett.  “Caribbean computer” está lleno de sonidos futuristas que se mezclan con gaitas y tamboras para crear un álbum lleno de colores y sonidos cumbieros y guapachosos que igual podrían estar en una fiesta electrónica o un festival de sonidos tradicionales colombianos. Son sonidos que sirven tanto para relajarse como para armar la gozadera.

En cuanto a las letras, cuentan lo que, creo yo, es un viaje, ya sea externo o interno. La organización de los temas está hecha de manera que parecen contar una historia, como si de una narración se tratase. Describen el viaje de un caribeño que sale del planeta tierra para aprender a despegarse de su propio ser y así encontrar su esencia, para luego regresar al planeta y especialmente a su tierra caribe a compartir la armonía que descubrió. Pero es a la vez un viaje interno hacia las profundidades del ser para encontrar allí la paz interior y poder compartirla con el prójimo en comunión con la naturaleza. Es la comunión del descubrimiento externo e interno, marcado por las creencias amerindias y la llegada a la iluminación del espíritu.

Este cuarto trabajo de larga duración de Pernett es sin duda uno de los álbumes que vale la pena escuchar en la actualidad no sólo por la calidad musical o el sello de su autor (que lo convierte automáticamente en un referente de la música contemporánea del país y de lo que Colombia tiene para ofrecer al mundo) sino que además es un álbum con mensaje, música que nos habla de paz interna, de comunidad y de armonía frente a una sociedad neurótica e intoxicada. Es una invitación a escuchar las viejas tradiciones que reviven, y que nos dicen que todos podemos ser uno, que podemos vivir en paz, que podemos encontrar armonía.

Puedes adquirir el álbum en todas las tiendas Prodiscos Entretainment Store de Colombia, en la Casa Eco en Bogotá (Cll 70 a # 11-20), o descargarlo legalmente de http://www.descargasprodiscos.com/ver-album.php?idalbum=43079

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario