Revista El Muro

Por: Mauricio Moreno

director@elmuro.net.co

@mauromoreno83

Uno de los personajes que más atrajo nuestra atención en SOFA 2013 fue Lucho Tangarife (Luis Alberto Tangarife Sanin), un titiritero nacido en Villavicencio en 1976 y  radicado en Bogotá desde hace unos años. Le gusta animar y construir títeres. Estudiaba en la Universidad Nacional de Colombia artes plásticas, teniendo la idea de ser escultor, un buen escultor. Allí se vinculó al grupo de teatro Eclipse de la Nacional… y perdió el cariño al arte conceptual. Pasaba más tiempo en el teatro. Allí nació su amor por esos pedazos de espuma a los que llamamos títeres. El amor por construirlos y por animarlos. Y es con esos muñecos que ha llegado a construir “El Castillo del gato”, un sueño que crece con cada show donde hace reír a chicos y grandes mientras da vida a increíbles personajes que cuentan historias pensadas para educar y hacer feliz a los más peques.

El Castillo del Gato nace en el año 2006, en agosto, con la primera función de una obra llamada “El país de los iguales”, que presentó por primera vez en el Centro Comercial Galerías. Jamás olvidará esa función. El nombre se le ocurrió porque sueña con hacer una construcción en una montaña bogotana, un castillo en forma de gato parado. Él vivirá en la cabeza y en la panza del gato se construirá una sala de títeres para unos cien niños. Los grupos colombianos y del mundo se presentarán allí. También obviamente se necesitaría construir un teleférico para que los niños lleguen al gato, esta construcción seria de la ciudad, es decir pública. Todavía no ha hecho el gato, pero siempre se lo imagino en las noches en la montaña, tal vez en la montaña siguiente a Monserrate (arriba del parque nacional), con las estrellas y la luna.

 

centcasti1

 

Los personajes del castillo del gato son diversos: pulgas artistas de circo, un perro, un viejito, unos seres uniformados, dependen del montaje. Nacen de las vivencias de Lucho. Un ejemplo es el perro Chester, de “El circo de pulgas de Chester”. Fue su perro en esta vida y un día desapareció, entonces pensó en hacerlo títere y lo acompaña a las funciones. Así surgió la obra y el personaje del perro y sus pulgas. Ya teniendo una idea elabora un texto, se construye el títere, luego se comienza a dejarlo hablar y así nace el show.  El circo de pulgas, por ejemplo, es un show de pulgas colombianas que hacen personajes internacionales. Están la pulga payasa argentina, una pulga levantadora de pesas de Rusia, una pulga gringa llamada Peter quien lucha contra una pulga japonesa llamada Pulgo-San. Realmente son estereotipos de personajes del mundo, y eso mismo es lo divertido, por que varios personajes son la misma pulga disfrazada. Además de las pulgas, ha creado diferentes shows, tales como El País de los Iguales, Los Sueños de Lucho, y actualmente prepara uno llamado Cuentos para Sofi.

A los niños les encanta su show y es imposioble ignorar las carcajadas infantiles cuando Lucho entra a su teatrino. A muchos adultos les gusta también, pero no a todos, porque como dice Lucho, las pulgas siempre producen comezón. Lo importante para él es que su show es una forma de ver el teatro de títeres. Para él lo más honesto es hacer los títeres como los ve, en su circo de pulgas y todos sus montajes plasma su visión sobre los títeres. Por supuesto, esa visión ha recibido críticas, pero es consciente de que hay que saber escucharlas y sacar lo bueno de ellas. Tambien ha recibido críticas sobre su decisión de vida, pero tiene claro lo que quiere ser, y los títeres son aquello que lo emociona. Tanto que no concibe hacer otra cosa, para él no hay nada como hacer lo que a uno más le gusta en la vida, siempre dentro del límite del respeto a los demás.

No ha estado sólo en el camino. Agradece profundamente a su esposa Gloria Yaneth, quien no sólo lo apoya, sino que además trabaja con él en la construcción de los muñecos. Así mismo, ha contado con el apoyo brindado por las convocatorias distritales, los festivales de la Asociación De Titiriteros de Colombia, Esto le ha permitido presentarse en festivales internacionales, la red de bibliotecas, colegios y el festival de Bogotá. Su trabajo y sus pulgas lo han llevado, además de algunos festivales nacionales, a  festivales en: Venezuela, Chile y México. Pero lo más bonito para él es que ha llegado a muchos niños y niñas en escuelas, colegios, y piñatas haciendo lo que más le gusta: estar en una tarima haciendo una función, sintiendo el nerviosismo antes de comenzar, comenzando el viaje, escuchando a los niños reír… es un momento mágico que no cambiaría por nada.

 


centcat

 

Además de llegar a construir el Castillo del Gato, sueña con ir a Francia, al festival de Charleville para ver los grupos del mundo. Quiere estar en allí y presentarse en la calle. Y si está en Francia, ya entrados en gastos, pasaría por Barcelona a ver las construcciones de Gaudí, y también por Italia y Alemania. Sueña con ver el viejo continente, ver títeres allá, y presentarse con sus pulgas en la vieja Europa para escuchar a los niños en el único idioma que todos hablamos por igual: la risa.  

Y es que le emociona escuchar a los pequeños en sus presentaciones. Lo hace por convicción, por amor al oficio, porque si todos hacemos lo que realmente nos gusta, este mundo sería diferente. Como dice Lucho, no habrían amargados haciendo trabajos que odian, y cada persona aportaría de lo que sabe y cada quién pondría su granito de arena para hacer del mundo un lugar más feliz. Por eso, invita a todos los soñadores, grandes y pequeños a que tomen la decisión de ser felices y hagan lo que los emociona, que no lo duden, que crean en lo que hacen. Independientemente de cómo se realice, lo más importante es trabajar, estar en disposición de hacer. Lucho es feliz haciendo títeres, con lo que  mejor se siente, lo que le gusta hacer en el mundo, y entonces todo fluye, porque aunque siempre hay líos, con cariño y dedicación se solucionan.

Para que puedan disfrutar del arte de este soñador llamado Lucho, los dejamos con un fragmento de su presentación

 

 

Para contactar y conocer más sobre el Castillo del Gato, visita:

Sitio Web: www.castillodelgato.blogspot.com

YouTube: www.youtube.com/user/castillodelgato

Correo:  castillodelgato@gmail.com

Teléfono para funciones: 315 3 24 42 68

Fotografías:

“Cabezas de títeres” y “Cabeza de Rodolfito”: proveídas por Lucho Tangarife.

“lucho y Rodolfito” y “Rodolfito”:  Mauricio Moreno

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

Deja un comentario