Revista El Muro

Aparentemente, nadie se había dado cuenta…

El circo itinerante Orfei tiene dos prácticas igualmente despreciables: 1. Utilizar animales en sus espectáculos como si fueran cosas, y 2. Pintarlos para que parezcan pandas. La Policía ambiental Italiana descubrió que el circo pintó a los dos perritos, un macho y una hembra tras la denuncia de un ambientalista que visitó el circo de encubierto para buscar indicios de maltrato animal.  Y aunque cabe la pregunta de si nadie se había dado cuenta antes que los activistas, según UPI, si un cliente preguntaba, se le decía que eran cruza de pandas con perros… lo cual sólo crea más preguntas

choupanda

Uno de los “pandas”. Imagen: servicio ambiental italiano

Los activistas quedaron sorprendidos al ver dos pandas de aspecto “chistoso”, los cuales por demás eran usados para que los niños se pudieran fotografiar con ellos y así obtener ganancias.  Como dijo a ibtimes Fabrizio Catelli, director de Partido de Protección animal, el grupo que descubrió el engaño, es inaceptable que los animales sean ridiculizados para obtener  ganancias y entretenimiento.

Los animalitos permanecerán en el circo en tanto no hay rastro de maltrato animal, además de un poco de malestar en los ojos por el exceso de flashes de cámaras. Eso sí, el circo tiene terminantemente prohibido exhibirlos

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario