Revista El Muro

Bueno, o algo así

En rigor, el sol no suena, porque no hay atmósfera o medio por el que puedan moverse las ondas de sonido en el espacio exterior. Sin embargo, el estudiante de doctorado Robert Alexander realizó un proceso llamado sonificación, en el cual se busca escuchar los datos antes que verlos mejorando la velocidad de interpretación de los mismos. Así suena:

Realmente, no estamos escuchando al sol, sino a los cambios en su campo magnético y cómo afectan al viento solar, y ni siquiera eso, sino los datos recopilados por un satélite que se sonifican. Pero para resumir diremos que así suena el sol. Y que es muy bonito.

Fuentes: Nasa, Youtube

Imagen: Action for Space

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario