Revista El Muro

Se busca que una pastillita tenga los mismos beneficios que las sesiones reales de ejercicio, pero sin el sudor o el dolor… pero ojo, ¡no cancele el gimnasio todavía!

Equipos en las universidades de Copehagen y Sydney examinaron los cambios proteínicos ocurridos en el esqueleto humano con el ejercicio, haciendo una biopsia antes y después de 10 minutos de bicicleta (que es lo que muchos consideran hacer muchísimo ejercicio). La idea de esto era sacar un mapa de lo que pasa exactamente cuando se hace ejercicio, descubriéndose que el ejercicio impacta al cuerpo con más de 1000 cambios a nivel molecular. “por primera vez, sabemos exactamente lo que pasa”, dijo a la Universidad de Sidney Nolan Hoffman, uno de los autores, investigador asociado en la escuela de biociencia molecular en Copenhague.

pastilla

imagen desde Teacalls.com . Creative commons.

Pero aún no es momento de cancelar la membresía. Primero que todo, porque pueden pasar años antes de  desarrollarse esta píldora (sólo los estudios previos duraron 3 años, como cuenta The Huffington Post). Además, no está pensada para fomentar la pereza, sino para ayudar a quienes no pueden hacer ejercicio para que mejoren su condición física. Y más allá de eso, nunca podrá reemplazar los beneficios adicionales del ejercicio, como las endorfinas que hacen sentirse bien, el hehco de conocer gente o aún mejor, las ventajas de conocer la naturaleza si se opta por formas de ejercicio fuera del gimnasio.

Y a propósito, ya hace años está en desarrollo una píldora que aumenta la masa muscular y disminuye el colesterol, la SR90009, con la cual tampoco se pretende fomentar la pereza, sino ayudar a quienes no pueden hacer ejercicio. Esperar a que ambas terminen su desarrollo para poder así ayudar a quienes más lo necesitan…

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario