Revista El Muro

 

Por: Mauricio Moreno

director@elmuro.net.co

@mauromoreno83

 

La primera vez que vi a Colectro fue en la tarima de sonidos alternativos de Rock al Parque 2012. Captaron mi atención por ser una banda costeña, muy costeña, que se presentaba en el templo del rock nacional con una propuesta sumamente tropical, llena de energía y colores; y que para rematar, sacó una marimonda a bailar. Y ahí pensé “esta es una banda que vale la pena ver”. Y menos de un año después, terminé compartiendo risas y anécdotas (como la de la marimonda, que fue con la que rompimos el hielo) con Donaldo, Alex, Alberto, Moises y Gonzalo en la sala de la Casa Colectro.

Esta banda nació del encuentro en la capital entre cinco músicos barranquilleros que provenían del metal y del jazz, y que por curiosidades del destino acabaron compartiendo un apartamento. Hacen música que, como dicen ellos, “es muy cuadrado para ser bola y demasiado bola para ser cuadrado”. Mezclan jazz, vallenato, funk, rock, champeta, fusión… no se pueden incluir en ningún género, porque tienen elementos de muchos otros. Sus influencias van desde Michael Jackson y Chick Corea hasta Joe Arroyo y la Niña Emilia. Más que hijos de un ritmo o de una banda, son hijos de una época y una situación: de los ochentas y su música, y además, de la rumba que se vive en Barranquilla y el underground Bogotano. Nacieron en esta época donde lo colombiano está reposicionándose y Bogotá (en particular y sin estar armando regionalismos) está convirtiéndose en un caldo de cultivo para muchísimas expresiones artísticas que tal vez aún no comprendemos muy bien quienes estamos sumergidos en ellas, pero que en el futuro con seguridad veremos como el renacer de la música colombiana.

 

colechoriz1

 

Esa colección de influencias se nota en sus composiciones, que nacen de la espontaneidad, el trabajo colectivo y la cocreación. Las canciones nacen de situaciones o historias impactantes a partir de las que se construye una pista que cuenta  con los aportes de todos, buscando transmitir la idea y el “vacile”. Así, por ejemplo, nació Mahie (la mata que mata), cuyo coro nació de la frase que expresó uno de sus amigos en una  fiesta: “ayer me fumé la mata que mata, y me dio fue risa”, recordando una campaña del gobierno colombiano que buscaba disminuir el consumo de marihuana. Un mensaje que parecería hacerlos abanderados de los psicoactivos, pero que realmente los hace abanderados del vacilón y la tolerancia, lo cual realmente no los hace sentirse comprometidos con nada más que la alegría. Por eso, el mensaje principal de sus canciones se enfoca en eso, en invitar al público a que si no le gusta algo en los demás, “alce los pies”

Son una banda alternativa, tanto que su música puede bien aparecer en Rock al Parque, Colombia al Parque, Jazz al Parque o el Festival Vallenato sin estar fuera de lugar. Andan por la vida sin un productor que los obligue a componer de cierta manera o para cierto público, sino que se suben a la tarima a presentar un show lleno de energía que mezcla la previsión y preparación con la improvisación, la alegría y la gozadera. Así, tocan frente a la viejita, el metalero, el popero y el el vallenatero logrando transmitir tanta variedad y alegría que llegan a todos por igual. Puede que al purista no le guste, pero la música y los festivales crecen y evoluciona. Y es por eso que su mezcla de sonidos, a la cual llaman la música coleta, es una gran invitación a gozar, bailar y alzar los pies.

Su álbum “Tambora Ácida y Maquiavélica” nace de todo ese vacile y del apoyo de la Alcaldía Distrital de Barranquilla. Ellos aprovechan todos los estímulos que prestan el gobierno y entidades privadas como la revista Shock a las bandas emergentes (porque estímulo si hay, pero se deben buscar los diferentes portafolios). Así, con el tiempo, se han dado a conocer entre sus seguidores, aprovechando el amplio espectro de posibilidades que están abiertas para las bandas en la actualidad. El “Tambora” es un álbum lleno de ritmos e historias diferentes en el que dan a conocer su trayectoria y los primeros ingredientes de la música coleta. Próximamente aparecerá su siguiente álbum (del cual ya rota por ahí el sencillo Magende), el cual incluirá, entre otras cosas, letras en lengua palenquera.

 

colechoriz2

 

Colectro es una de las bandas que durante los 10 años de su existencia ha dado visibilidad al folclore colombiano y sus nuevas expresiones en este caldo de cultivo musical que incluye tantas cosas con ese distintivo sabor a Colombia del sancocho musical alternativo en el que estamos sumergidos. Son diez años en los que han crecido como personas y como banda al punto de decidirse al fin a vivir de la música. Es tiempo en el que, según ellos, han conseguido tatuajes, bigote, miopía y 65 gramos más de pelo. Además, la madurez musical, la vocación y la experiencia que les permiten componer y crear para su público sin perder la idea original de hacer lo que quieren. También han logrado manejar su tiempo y conseguir su trabajo soñado, donde no tienen un productor o un jefe, y a la vez cada uno tiene cuatro a los que debe responder con compromiso y seriedad. Lo que en definitiva sigue intacto son  las ganas y el cariño por lo que hacen, y la felicidad que sienten al hacerlo.

A pesar de la favorabilidad de los medios (que hemos promovido propuestas alternativas como esta), aún no se sienten famosos, pero ya los conocen en Datacrédito, la casa y los restaurantes del barrio.  Ya en serio, de vez en cuando les piden una que otra foto o los saludan por la calle. Más que fama, tienen reconocimiento y cariño de su público. Así mismo, la banda ya les permite “mandar plata pa’ la casa”, que es una de las misiones principales consignadas en su misión grupal. Y así, a punta de reírse, tomar el pelo, gozarla y arriesgarse a presentar opciones alternativas, ya preparan su segundo álbum de estudio y un camino de alegría, mezcla y vacilón. Por ahora, los dejamos con el video de Mahie

Para conocer más de Colectro:

Página web: www.colectro.com

Twitter: https://twitter.com/Colectro

Fan Page de Facebook: https://www.facebook.com/colectro

Reseña sobre “Tambora ácida y maquiavélica”: http://www.elmuro.net.co/nos-gusta/280-colectro1.html

 

Fotografías: Nathalia Torres

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario