Revista El Muro

 Te presentamos Corteo, el espectáculo del circo del Sol que próximamente visitará Colombia y presentará show tan distinto, que no te lo puedes perder

Por: Mauricio Moreno

¿Has soñado alguna vez cómo sería tu funeral? ¿Y cómo sería todo si quien sueña es un payaso? Este es el experimento mental detrás de “Corteo”, el espectáculo del Circo del Sol que visitará Colombia próximamente. El espectáculo se estrenó en 2005 en Canadá, pero por primera vez se presentará en nuestro país del 19 de marzo al 12 de abril, siendo el tercer espectáculo de la compañía que deleita al público colombiano tras el éxito de Quidam (2010) y Varekai (2013).

Corteo es un espectáculo que vale la pena ver, no sólo por ser el Circo del Sol (que es ya suficiente garantía de calidad) sino porque es un espectáculo único entre todos los presentados por el Circo, no sólo por su historia sino por la gran cantidad de elementos escenográficos que lo diferencian dando al público una experiencia única, diferente y transformadora, es una pieza como ninguna otra. Las boletas ya están a la venta y es mejor asegurar de una vez la entrada, porque estas son oportunidades que rara vez se presentan.


La historia de Corteo gira en torno al funeral imaginario del  Payaso Muerto, protagonista de la historia y a quien se le rinde tributo en un fantástico funeral imaginario que varios ángeles de la guarda cuidan (de allí el título de la obra, Cortejo fúnebre en italiano). Con ese argumento se presentan 17 actos acrobáticos, artísticos y musicales que muestran, con la magia que caracteriza a los espectáculos del Circo, la humanidad misma que habita en el corazón del personaje.

Lo interesante de este espectáculo es que hay público en ambos lados del escenario circular donde los 17 shows unen la estética y la acrobacia llevando la destreza física y la elegancia al límite. Eso hace que sea una obra especialmente interesante para presenciar, pues la distribución del escenario permite tener diferentes miradas sobre el mismo show y además permite que el espectador tenga una perspectiva sobre el resto de la audiencia similar a la que podría tener un artista. Además, un telón pintado a la acuarela en Francia divide el escenario, separando en ocasiones las plataformas giratorias circulares, al público y al espectáculo mismo. Este es el único espectáculo del Circo que presenta una configuración escenográfica similar.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario