Revista El Muro

 

Por: Jorge Tachak

Hace unos días, o mejor, unas noches atrás, acepté el reto de leer “Despertares Atroces”. A las cero horas del martes 17, estaba descargando el contenido de lo que sería un viaje a mundos no tan desconocidos pero sí lúgubres y apasionantes.

Si antes has leído a Alvaro Vanegas, sabrás a qué atenerte, pero si esta es tu primera vez, te advierto que te atrapará de tal forma que no podrás escapar a cada uno de sus aterradoras y viscosas historias.

Te encontrarás con esas palabras que pudiste decir, esos momentos que probablemente pensaste y quisiste vivir, esos fragmentos que se clavan en tu cabeza y que merodearán toda la noche dejándote intranquilo sin poder dormir en paz. Esas sensaciones que solo son volátiles a media noche y que te espantan en tu taciturna soledad, que respiras tan densamente y que ruegas a quién quiera que sea, que Esa presencia que empieza a alojarse detrás de ti, no sea nada más que el juego provocado por cada uno de estos relatos.

Cada cuento tiene la dosis perfecta. Empiezas esperando que te sorprendan, intentas anticiparte a las líneas queriendo superar la mente del autor, esbozas sonrisas perversas que demuestran que te gusta, tus ojos se abren a la obscuridad, te sobresaltas y un frio se apodera de tu espalda y de un momento a otro el miedo se abalanza inmovilizándote hasta que terminas. Respiras intentando recuperar tu aliento ya que has llegado al punto final. Luego te encuentras con una nueva imagen, un nuevo título, y decides no perder la oportunidad de seguir adelante en esta montaña rusa.

despatcent1

No tienes nada más por hacer, sino esperar a que este relator te indique el camino que él desea que sigas, que sientas lo que él quiere que sientas, hasta arrojarte contra las cuerdas y es ahí donde no tienes más opción que rendirte y dejarte llevar, suspenderte en medio de las letras que se introducen en tus ojos. Después de esto ya estás perdido. Tu cerebro no tiene salida porque empiezas a recrear cada susurro, cada mirada, cada sonido, cada escozor.

Como magia que se cuela en tu ser, querrás volar entre nubes de fantasía, hasta que te encuentres con un nuevo obstáculo que te sacude. Esto, tal vez, sea lo más sombrío de la mente de este escritor. Sentirás la dicha de ser humano, tan mortal, tan natural como fueres. Tan astuto y a la vez tan estúpido. Ten vulnerable y tan arrogante.

Entre los varios relatos que te encontrarás, personalmente, fue “En Círculos”, con referencias de otros autores, con su sucesión de desagradables descripciones, el que me disfruté al máximo. Créeme que si tu mente es lo suficientemente gráfica, en este cuento encontrarás los elementos perfectos para reconstruir una pieza de exquisito suspenso.

En esta recopilación te encontrarás con esos momentos tan reales de la vida, que no darás cabida a la duda, expiarás tu alma, buscarás en tu interior, suplicarás apartar tu mirada porque en el fondo, probablemente, sabes que son esos demonios que atormentan a los personajes los mismos que se aferran a tu vida y tendrás que enfrentarlos y vencerlos hasta agotar la ultima tinta de “Despertares Atroces”.

 

Notal de editor: El libro estará disponible por tiempo limitado para ser descargado de manera gratuita en línea en el link http://www.bubok.co/libros/214125/Despertares-Atroces

Información técnica:

Editorial 531

Autor: Alvaro Vanegas

Ilustraciones: Angie Mahecha.

Portada: Wiliiam Zeroniietzschess

Imagen: Editorial 531.

Jorge Tachak es un escritor invitado ala revista 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario