Revista El Muro

Milagros del cerebro…
Ben McMahon, un australiano, sufrió un accidente automovilístico y quedó en un coma durante más de una semana, tras la cual despertó hablando un muy fluido mandarín y sin poder decir una palabra en su natal inglés.

Aunque McMahon aprendió el lenguaje chino en la escuela, junto con el francés, jamás lo habló de manera fluida. Hoy en día, residiendo en Shanghai, sus amigos dicen que su mandarín es mejor que el de cualquier occidental e incluso oriental que no haya nacido en China. Actualmente estudia, pero durante su residencia en China ha sido guía turístico y hasta ha presentado programas de televisión.

El neurocirujano Pankal Sah tiene una teoría sobre lo que pasó aunque tampoco es completamente probable. Seguramente sus neurotransmisores del lenguaje inglés se dañaron en el accidente, y en reemplazo entraron los de mandarín. Sin embargo, lo que pasó es aún un misterio que muestra que lo más desconocido en el universo está aún dentro de nuestras cabezas.

 

Les dejamos el video con el reportaje original en inglés:

 

Fuente: ijreview.com

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario