Revista El Muro

Te presentamos la más reciente entrega del Universo Cinematográfico Marvel, esta vez protagonizada por la magia y los efectos especiales.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

posterstrangeSe puede decir que Dr. Strange es la película que culmina con el “universo” cinematográfico Marvel y que se abre al “Multiverso”. Es una de esas cintas que viene en proceso de producción desde hace 20 años y no fue sino hasta el Boom de los super héroes que el proyecto vio la luz. Fue escrita por  Derrickson y C. Robert Cargill a partir del trabajo de Jon Spaihts. Además, fue  dirigida por Scott Derrickson con la producción de Kevin Feige para Marvel/Disney. Cuenta con las participaciones protagónicas  de Benedict Cumberbatch (Stephen Strange), Benedict Wong (Wong), Chiwetel Ejiofor (Mordo), Rachel McAdams (Chstine Palmer), Mads Mikkelsen (Kaecilius) y Tilda Swinton (El Ancestral).

Aunque hoy se estrena en Colombia (ayer hubo un preestreno), apenas mañana se estrena oficialmente en Estados Unidos y Países como México y España han gozado de los viajes ácidos, perdón, aventuras interdimensionales de Strange desde el 28 de octubre. Costó 165 millones de dólares y es la cinta que cierra el año para el Universo Cinematográfico Marvel en su tercera etapa. Al español se tradujo como “Dr. Strange, Hechicero Supremo”, lo cual es una pésima traducción, pues (Spoiler, no graaaan spoiler pero…) nunca se convierte en el hechicero supremo, o al menos nada lo indica.

La cinta nos muestra la historia de un médico llamado Stephen Strange al cual seguramente ni siquiera su querida progenitora se aguanta por ególatra y arrogante. El Doctor es víctima de un accidente en el que sus manos sufren daño irreparable. Y como un neurocirujano no puede tener pulso de maraquero, busca cuanta terapia experimental encuentra hasta que no le queda dinero sino para irse a Nepal tras descubrir que uno de sus pacientes antiguos que había quedado partalítico, puede caminar. Allí encuentra que la sanación no está en una terapia, sino en la magia y la fe de la mano de una mujer llamada “La Ancestral” (The Ancient One).

Por otro lado, Kaecilius, un antiguo aprendiz de La Ancestral, ha robado unas páginas de un libro que lo pueden llevar a acabar con la existencia misma del mundo entregándolo a la dimensión oscura. Strange debe, junto con otros hechiceros mucho más avanzados que él, enfrentarse a este enemigo mientras aprende aún muchas lecciones en el camino de la magia y llegar a superar su egoísmo y arrogancia.

doctor-strange-poster-art-1La película se siente como un viaje ácido. Ya, lo dije. Los efectos visuales y el CGI son sencillamente impresionantes. Y no pierda plata viéndola en 2D, porque realmente el trabajo con la tercera dimensión paga la boleta. Mientras una ciudad se pone patas arriba, los actores corren por las paredes sin que se vea o sienta raro, sino fluido y natural. Los viajes interdimensionales son también una pieza sencillamente bellísima que según los que saben, hace un gran homenaje al cómic. Pero no es una película de efectos. Los efectos son importantes, pero no centrales para la trama. Lo que si es importante son los diálogos y las actuaciones excepcionales de prácticamente todos los personajes.

Algo que me gustó mucho es el desarrollo del personaje de Strange. La película se centra en él y el personaje queda bien construido (muchos de los otros apenas quedan insinuados, como el mismísimo Kaecilius), pero su evolución no termina, es decir, nos mostraron el inicio de un viaje, no el final. Strange no es aún el hechicero supremo, y ese es uno de los elementos que queda abiertos para futuras entregas, así como el desarrollo de Mordo, su enemigo tradicional, o de los multiversos y dimensiones que apenas se tocan en la cinta.

Punto aparte merecen las actuaciones.  Cumberbatch logra su papel maravillosamente. El Casting, más allá de si se parecen o no a los del cómic, de los cambios de raza o de sexo, es sencillamente excepcional. Incluso los personajes más simplones, planos y mal construidos están maravillosamente interpretados. Las actuaciones, todas, son destacables, particularmente la de Tilda Swinton como La Ancestral y la ya nombrada del Dr. Benedict Strange. Perdón, Dr, Stephen Cumberbatch.

Y no me puedo callar este Spoiler. Si no quieren que les arruine la película, por favor pasen al próximo párrafo. El caso es que algo bien interesante en estas películas es que los héroes no están venciendo a los villanos: En Civil War, ganó el malo, y en esta, Strange gana más por su inteligencia que por sus dotes mágicos, mostrando que aún hay mucho camino por recorrer. El malo era mucho mejor mago, pero MUCHO, y Strange no lo hubiese podido derrotar a punta de adacadabras y kamejamejás, exigiendo que la batalla final se gane siendo evitada con el ingenio antes que a los trancazos.  Son elementos que pueden resultar bien interesantes para la construcción de las siguientes fases del MCU: Villanos lejanos del cómic, métodos y batallas no convencionales… elementos bien interesante que aunque molesten a los más acérrimos fans de Marvel, prometen calidad a las películas.

strange1Pero no todo es perfecto. Marvel sigue sin saber qué hacer con los personajes femeninos. Tener una actriz como Rachel McAdams y desaprovecharla dándole la función de un botiquín es, creo, un error. Un personaje que pudo ser importante o hasta central, se vuelve prescindible y reemplazable por cualquier médico o médica o hasta dueño de droguería. Pero no es el único personaje mal aprovechado. Kaecilius, el malo, nuevamente es simplemente la contraparte de Strange, su gemelo malvado, siguiendo una fórmula probada y gastada en muchas de las películas de Marvel. Y aunque eso no sea del todo cierto por el desarrollo de la trama, no deja de apelarse a lo mismo.

Hay tres puntos más que no me cuadraron, a saber, la velocidad de la historia: abarca, o al menos parece abarcar, varios años que pasan tan rápido que parecen como 15 días y realmente  la historia se siente apresurada. La única pista del tiempo transcurrido están en unas canitas que le salen a Strange que bien pudo haberse puesto con tintura para verse interesante… y que ni se notan. Eso hace imposible situarla correctamente en el orden cronológico del MCU, con el que, salvo por algunos guiños, no hay mucha conexión evidente aún. Lo que si la conecta con el MCU es el humor. Me gusta que le metan chistes a las películas, pero había momentos donde simplemente era demasiado… humor dentro de una pelea importante, por ejemplo, quita dramatismo a la escena.

Pero nada de eso la hace mala. No voy a decir que es la mejor película de Marvel, sus defectos son importantes en mi opinión, pero si está entre las mejores. E insisto, no pierda plata viéndola en 2D, los efectos son tan buenos que vale la pena pagar el extra. Una muy buena película en muchos sentidos que vale la pena ver, incluso si no se le ha puesto atención al universo de los vengadores. Es una película sobre magia y con ideas medio hippies que sin sacarla del género de los super hérores, que se sostiene muy bien sola sin el resto del universo Marvel al que, repito, no la siento muy conectada. Pero véanla, que merece las alabanzas que está recibiendo de la crítica y los fans.

Ah, y quédese hasta el final, las escenas poscréditos no son simples chistes, sino que muestran conexiones con futuras películas tanto de otros vengadores como del Dr. Strange. Y son dos. Mejor dicho, quédese hasta que lo echen de la sala.

Calificación: 4/5

Imágenes: Marvel/Disney

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario