Revista El Muro

Te presentamos el más reciente cinta sobre la vida del más icónico de los personajes de terror de Hollywood

Título original:                                  Dracula Untold

País:                                                     Estados Unidos

Dirección:                                           Gary Shore

Reparto:                                             Luke Evans

Sarah Gadon

Dominic Cooper

Presupuesto:                                   70 millones de dólares.

 

Llevar al cine a un personaje como Drácula conlleva una responsabilidad enorme. Por un lado, la novela de Bram Stoker es una de las más importantes de la historia de la literatura, no solo de terror, sino en general; y por el otro, hay varios referentes cinematográficos muy importantes, por citar solo un par, Nosferatu (1922) y por supuesto la obra maestra de Ford Coppola (1992), que dejaron el estándar muy alto. Por razones como esta, es imposible no sentarse a ver esta película con cierta predisposición a que sea un absoluto bodrio, y es que hay ejemplos de descaches delirantes, como Drácula 2000, un esperpento en el que se gastaron más de 50 millones de dólares. Solo escribirlo me causa nauseas. No obstante, esta nueva versión que pretende explorar aquella historia “jamás contada” del icónico monstruo, aunque no descresta, tampoco desentona. En otras palabras, se queda en el cómodo gris de la mediocridad. Tal vez si no se tratara de un personaje tan emblemático, la película calificaría como “buena”, pero así son las cosas.

Vlad, “El Empalador”, es un soldado Transilvano famoso por sus atrocidades, que un buen día decide que cambiará de vida y dejará de asesinar, pero, como es apenas obvio, aquellos errores lo persiguen, y eventualmente ponen en peligro a su familia y a todo su pueblo. Vlad, más conocido como Drácula, tendrá que recurrir a una fuerza enorme pero muy oscura para defenderlos.

La película echa mano de los efectos digitales disponibles en la actualidad sin abusar de ellos, sin caer en el error de volver la historia en un compendio de imágenes imposibles de esas que saturan y que distraen, estilo Transformers. Procura, además, crear un conflicto claro y creíble para el protagonista, de tal modo que las motivaciones para entregar su alma no se sientan forzadas y todo esto, hasta cierto punto, lo logra. Luke Evans convence en su interpretación del mítico vampiro, hay un par de escenas sobrecogedoras que no me esperaba y en general, la película nunca aburre, todo lo contrario. Ahora bien, si conoces la historia original, el final no te sorprenderá, pero eso, claro está, no es un problema de la película.

drac

 

El lunar del filme es el personaje femenino, débil como el que más, de esos que no hacen sino embarrarla y después exhibir su carita de cordero degollado a modo de disculpa. Al final, los guionistas pretenden convertirla en una especie de heroína, pero al contrario, si uno se detiene a pensarlo bien, ese sacrificio final que se ve venir desde la mitad de la película, no es más que otro de sus errores, otra cagada más con su esposo. La actriz es bastante flojita, debo decirlo, bella, eso sí, pero hasta ahí.

En conclusión, si la idea es ver una película de las que son un deleite para los sentidos y actuaciones dignas de recordar siempre como la de Gary Oldman, esta no es la mejor opción, pero si lo que se pretende es divertirse con una historia que intenta ir más allá del simple entretenimiento, pagaste por la película correcta.

Lo mejor: Varias cosas, pero para nombrar una, la manera en que Drácula se convierte en cientos de murciélagos cuando quiere volar. Bastante creativa.

Lo peor: Dos palabras: Sarah Gadon.

El dato curioso: Drácula ha sido llevado al cine más de 160 veces, lo que lo convierte en el personaje de terror que más veces ha mojado pantalla.

Calificación: unaestrellaunaestrellaunaestrellamediaestrellaceroestrellas

 

 

Nota del editor: ¿quieres leer sobre vampiros? te recomendamos esta nota

Imagen tomada desde http://i.ytimg.com/vi/fCWUlSlbeoY/maxresdefault.jpg

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario