Revista El Muro

 

Te presentamos el primer EP del grupo de música electrónica  Flora Caníbal

En lo personal, uno de los grandes descubrimientos que tuve en Rock Al Parque fue Flora Caníbal. Me impresionó la fuerza sobre el escenario de sus músicos y la calidad de los sonidos que nos compartieron en esa soleada tarde. Y al escuchar su EP, se nota que ese poder y calidad no se deben a la adrenalina, sino que les viene en cada nota y en cada letra de sus canciones. “Ectoplasmina” es el nombre del EP, producido y grabado por Camilo Montilla y Flora Caníbal en productora Sonica Bogotá y mezclado en The Lab por Joel Numa en Los Angeles. Flora Canibal son Tana Vallejo y Mauricio Ledesma, acompañados en por Rodrigo Mancera y Kalo González.

El nombre del trabajo lo definen en relación a su música: “La Ectoplasmina como la música de Flora Caníbal Fluye en la oscuridad a través de los poros, siendo generalmente una materia viva de aspecto luminoso que se halla presente en el cuerpo de cualquier ser vivo”. La imagen de portada se mueve en este sentido fantasmagórico pero vivaz, y está coronado por la flor que le da sentido a su nombre: una planta carnívora, la cual corona ese juego de contrasentidos y paradojas que atraviesa la imagen, que los convierte en la exótica flora caníbal que quieren mostrar.

Y en efecto, los sonidos son sabrosos, luminosos, llaman al baile. Aunque su vena central está en el lo electrónico Trip hop, van muchísimo más allá en el trabajo de composición e incluyen sonidos de la salsa, el bolero y el tango, sin dejar atrás los sonidos tradicionales de la música popular,  logrando una mixtura electrónica llena de vida que no por eso pierde su dejo melancólico y cantinero, de música como para bailar en una cantina. Es música que se mete por el cuerpo y obliga a moverse, que no deja trabajar o charlar, sino que se va llevando a quien la escuche entre las notas obligando al cuerpo a moverse, a bailar mientras la mente flota entre bajo la guía de la grave, potente y sensual voz de Vallejo, llena de expresividad como pocas.

floracanibal_ectoplasmina

Imágenes:Página oficial

Las letras son muy divertidas. Hablan de situaciones muy humanas como la tusa, el encuentro de un nuevo amor, vivir según los propios sueños, el “arrejunte” (que quienes saben llaman “Unión libre”),  o hasta la gripa (o la enfermedad de la que estén hablando cuando compraron el atao’ de hierbita con mucha panelita). Sin embargo, lo que resulta muy relevante es que lo hacen de manera extremadamente apasionada. No sé si sean los ritmos que usan en su mezcla de géneros, pero sus letras son increíblemente pegajosas tienen la capacidad de llevarse al oyente y hacer que en la segunda estrofa ya esté cantando el coro a grito herido porque no hablan de cosas que resulten lejanas a quien escucha.

Entre el ritmo alegre, la excelente musicalización y las letras se puede ver una banda con gran concepto y profundidad en sus composiciones. El trabajo de Ledesma y Vallejo es sin duda destacable y es una de las agrupaciones a las que hay que ponerles atención en la escena local. “Ectoplasmina” es un trabajo que vale la pena escuchar, no sólo para pasar un buen rato acompañado de excelente música, sino para ver que no todo suena raro en el difuso pero vendedor mundo del “World music”, y que sonidos autóctonos pueden hacer mezcla con muchísimos géneros para dar a lugar a resultados fantásticos e inesperados…. Como una flor carnívora, como la flora caníbal.

Para conocer más, visítalos en www.floracanibal.com

Facebook: https://www.facebook.com/FloraCanibal

Twitter: @floracanibal

Calificación: unaestrellaunaestrellaunaestrellaunaestrellamediaestrella

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario