Revista El Muro

Hablamos con Andy García, Oscar Osorio y Mauricio Estrada, miembros de de la legendaria banda de metal Ekhymosis en su regreso a la escena musical colombiana. Nos contaron sobre su nueva apuesta musical y su visión de la sociedad y el arte.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

A la memoria de Jose Uribe. 

Gracias por el Rock.

Por allá por el año 1987, un muchacho llamado Juan Esteban Aristizabal mandó a arreglar su guitarra donde otro llamado Andrés García. Hicieron buenas pulgas, jammearon y crearon Ekhymosis, una banda de Thrash metal que cuando sacó su álbum “Niño Gigante” y particularmente la power ballad “Sólo”, incluida en el álbum, se consagró como una de las agrupaciones más importantes de Colombia y el mundo, pero no con el Metal que habían hehco hasta entonces, sino apostándole al rock pop latino, tan de moda en ese entonces. Tocaron varios años juntos y en 1999 se separaron. Allí  inició la exitosísima carrera en solitario de Juanes. Esa es una historia que todos conocen, y aunque es una de las más importantes en el rock colombiano, no es la que quiero contar.

Lo que muchos no saben, es que Ekhymosis volvió a la escena musical hace ya un par de años. Todo comenzó cuando Oscar Osorio le preguntó a Andy García si pensaba traer a Ekhymosis de
nuevo al ruedo. García le respondió “A mí sí me gustaría, ¿vos te apuntás?”, a lo que Osorio respondió: “de una, si es para hacer metal, hágale”. Mauricio Estrada se unió al grupo en la batería y audicionaron segunda guitarra y voz. En 2012 tuvieron una alineación estable con la que lanzaron el tema “Justicia negra”, pero se disolvió en 2014 con la partida de los nuevos miembros. Felipe Manrique (guitarra) y un vocalista cuyo nombre revelarán muy pronto llegaron a complementar la agrupación hace un tiempo y ya están preparando nuevas cosas. Osorio, Manrique y García se encargan de la composición, García de la dirección musica y están preparando su nuevo álbum de relanzamiento que esperan que sea una especie de puñetazo en la cara, pero para disfrutar, y que está planeado para los comienzos de 2016.

12651325_10153437157273367_1871623814854793291_n

Pero volver no era tan simple, y lo primero era quedar al día en cuestiones de derechos. La Marca Ekhymosis llevaba libre cinco años y por fortuna nadie la compró. Hablaron con Juanes y a él le alegró muchísimo que retomaran la banda y les dio todo su apoyo y los permisos necesarios para usar los temas. Registraron de nuevo la banda y decidieron que su sonido sería el Thrash Metal nuevamente. Muchos esperaron que la banda decidiera volver con la parte pop de su historia, pero ellos siempre tuvieron claro el objetivo de continuar la historia metalera de la banda, que a juicio de Oscar y Mauricio había quedado inconclusa cuando se dio el gran giro hacia rock en español. De ninguna manera quieren desconocer los años del rock latino y de Juanes a la cabeza de la banda, eso sería una tontería, pero lo que quieren es forjar su historia de nuevo y volverla a escribir retomando desde lo que habían hehco hasta 1994. Ellos están seguros de que serán los álbumes nuevos y no el pasado lo que les permitirá identificarse en la escena independiente para un género donde hay mucho por decir, y de que con el tiempo, esta  alineación será más reconocida por su trabajo actual que por los trabajos anteriores.

En sus nuevas canciones hablarán otra vez sobre política y harán crítica social, aunque también hablarán sobre las cotidianidades y sentimientos de la gente. No dejarán de hablar de política porque lo consideran una responsabilidad, pero también le van a meter un poquito de fiesta a la cosa. Necesariamente, van a tener un sonido distinto y un carácter diferente al de los 80 porque las bandas maduran y todos los miembros tienen un largo aprendizaje tras de sí, pero mantienen su estilo y filosofía contestataria y combativa. Es imposible pedirles que suenen igual cuando sólo uno de los nuevos miembros participó en la fundación de la banda y ya hace muchos años y muchas notas hacen música diferente, pero el resultado de eso es que cada uno aporta su conocimiento y experiencia para llevar los sonidos de la agrupación a un nuevo nivel.

12592460_10153437157558367_8862857193798226279_n

Ekhymosis está recuperando una historia que estaba congelada, dando destino a su recuerdo así como están haciendo muchas agrupaciones clasicas que están regresando a la escena. La ciudad y la violencia han cambiado pero el metal sigue contando historias urbanas, aunque ahora incluye las nuevas preocupaciones sociales y ambientales. Estas historias congeladas como la de Ekhymosis son un respiro para el recuerdo. Las nuevas generaciones también  tienen responsabilidad, pero todo ese movimiento rockero que crece y hace nuevas propuestas debe encaminarse para no sólo ser una escena, sino convertirse en un movimiento social que cree un mundo mejor. Hay muchísima diversidad y propuestas que ojalá algún día reclamen su lugar y desplacen otras propuestas musicales promovidas por el mainstream en el corazón de las multitudes.

11138123_10153437156323367_479811522684635110_nPara ellos, es mejor agarrar una guitarra que un fusil o una jeringa e inyectarse y por eso tocan música para llegarle a los jóvenes. Dan el mensaje más positivo que pueden, pues sienten que deben dar ejemplo de coherencia, arte y combatividad. Quien tenga un micrófono, para ellos, debe tener opinión y ser contestatario, incluyente, que el arte se haga sentir en los hechos del país… todo eso es responsabilidad del artista que debe hacer más que contar historias de cama. Hay que ser realista, pero justo. Aunque saben que muchos artistas no lo hacen porque muchos prefieren sencillamente entretener y preocuparse sólo por la fiesta, o sencillamente, ocultar e ignorar lo que pasa. Pero ellos no pueden darse el lujo de ignorar la realidad: El nombre de Ekhymosis en ese sentido tiene una gran carga: pop, rock o metal, siempre ha sido una agrupación de música combativa y revolucionaria.

Y desde su experiencia, desde la titánica obra que es recuperar un nombre tan grande como el de Ekhymosis, le dicen a quien comienza que crea el cuento y su película, que se investigue a sí mismo y su historia, que ahonde, se decepcione y reencuentre. Los artistas de verdad prevalecen, se rehacen, y son combatientes. Hay que buscar el camino sin importar el apoyo, sin importar nada. Hay que escoger el buen camino, el de lo que se quiere aunque sea el más difícil. Nada es gratis, pero con perseverancia y disciplina, se logra lo que sea, y que sea muy bueno.

Los dejamos con el video de uno de sus clásicos, No es Justo

Para saber más, puedes seguirlos en sus Redes sociales (que como dice Andy, son redes porque nos tienen atrapados como pescados)

botonweb
botonfacebook
botontwitter
botonyoutube
botoninstagram
¿Quieres escuchar nuestra charla? Da click acá o visita nuestra nueva sección de Podcasts, “El Muro Radio”

Este texto se escribe también como tributo a la memoria de Jose Fernando. Dejó esta tierra unos días después de la entrevista. Nuestras condolencias a toda su familia, amigos y a la banda. 

Imágenes desde el Facebook de la banda

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario