Revista El Muro

Hablamos con Nelson y Sonya de El Nicho, que nos contaron sobre su música, proyección mensaje y el live session que grabaron recientemente.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Siempre es motivante conocer propuestas que le apuestan a lo autóctono y las fusiones más tradicionales, pero sin que por eso deje de ser refrescante y novedosa. Es interesante que se apele a lo clásico en una escena tan compleja y rica como la que tenemos hoy en día.

Una de estas propuestas es la de El Nicho, una agrupación liderada por Nelson Ortiz que en su ensamble más básico cuenta con tres miembros, pero que recientemente lanzó una sesión en vivo en la que los acompañan dos artistas más (Lindy Sanchez y Miguel Cadena). Hablamos con Nelson y su hermana Sonya sobre el proyecto

¿Quiénes son el nicho?

Nelson Ortiz: El nicho está conformado por Leonardo Aranguren, Sonya Ortiz y yo.

¿Qué preparación tienen?

Sonya Ortiz: Siempre he estado unida a la música. Él es mi hermano y como es guitarrista, desde que era niña he cantado con él. A nivel profesional, estudié en la Luis A. Calvo y en la Fernando Sor. Ahora tengo mi propio proyecto.

Nelson: Yo también pasé por “La Calvo” y luego por la pedagógica. Ahí hice todos mis estudios de música. Tuve una agrupación llamada Los Nietos de la Abuela, una agrupación de Blues. Tocamos por El Chorro, la Candelaria… luego me quedé con el vocalista, tuvimos un grupo llamado El Grifo… Sigo con el vocalista y toco como guitarrista con él en su proyecto, se llama David Villegas Electric Band. Al bajista lo conocí en la Calvo, tiene un grupo llamado Methadone.

¿Cómo nace El Nicho?

Nelson: Siempre se tiene esa necesidad, llega un punto en el que se decide desde las emociones expresar ciertas cosas. El Nicho nació y luego le dije a mi hermana que me ayudara en la percusión y los coros. Se fue involucrando y ya hace parte del grupo.

Sonya: Nuestros proyectos e ideas no son muy separadas. Como nuestro papá es costeño y nuestra mamá del valle, siempre el Folklore ha sido parte de nuestra vida, pero Nelson estudió algo más clásico y yo me fui por el lado del Soul y el Jazz. Hemos tenido otras influencias, pero siempre hemos tenido esa parte de Folklore colombiano, por eso me gusta tanto el proyecto. Nuestros proyectos son aparte, pero me gusta lo que hacemos en El Nicho. Las ideas se parecen a lo que busco en un grupo y por eso “me le pegué”

elnicho¿Qué significa el nombre?

Nelson: Literalmente, son espacios a los que llegan las aves, pero cada especie llega a cada espacio. Es un concepto bastante personal, y como las canciones parten de eso, de lo que vivo a diario, lo que pasa por mis ojos, eso fue, esa analogía del nicho con lo que hago. Las emociones representadas con la música.

¿Qué hay en el sonido de “El Nicho”?

Sonya: No nos encasillamos en un solo género. Tenemos varias influencias. Nelson siempre está presto a escuchar nuestras ideas. Yo tengo una idea más Folklore, Leo una más blues… pero resultan chéveres esas uniones. No nos gusta encasillarnos, sino que exploramos.

Nelson: SI hablamos de un solo género, nos limitamos a explorar otras cosas, otros instrumentos, armonías, melodías… eso es, enriquecernos de varios estilos. Pero si uno escucha un tema y luego otro, dice “Ese es el Nicho”, como una marca.

¿por qué lanzar un Live Session antes de un EP?

Nelson: Se dio la necesidad de hacerlo. Nos reunimos, empezamos a ensayar y hubo una buena compaginación. Los medios económicos y todo lo demás se dio para hacerlo, más que para un EP. Decidimos hacerlo como algo sin pretensiones. Una de las características del Nicho es esa, no es ser comerciales, sino hacer buenas cosas con buen sonido y que a la gente le guste. Se dio el lugar, se dio el sonido, y dijimos “vamos a hacerlo”. Aunque claro que ya empezamos a trabajar en el EP, ya vamos a ver si entramos a Estudio… no hemos elegido los temas, pero está próximo.

¿Por qué no apostarle a una fusión más contemporánea?

Sonya: nos guiamos por lo que sentimos. Soy de la idea de que si uno hace lo que ama y siente, siempre le va a ir bien. Como que todo se ha dado de esa manera. Las ideas que nos nacen es porque las sentimos. Como que uno siente por qué camino se quiere ir. Es el camino que estamos tomando, le metemos otros géneros, no cerramos puertas, es lo que vaya surgiendo.

Nelson: Le apostamos al Folklore porque es inherente, todo colombiano lo tiene. A veces hay unos que lo obvian, pero todos lo tenemos. Pero lo que dice mi Sonya, tenemos la raíz y la sangre, se nos facilita hacer música colombiana. Aunque tenemos temas que suenan Swing, Gipsy, pero le apostamos al Folklore.

Sonya: Y la verdad, me gustaría llevarlo a todo lado, es un orgullo llevar algo de Colombia a todo el mundo, ese es uno de mis objetivos.

¿A qué le cantan?

Nelson: A las emociones que llevo. A veces son personales, a veces de terceras personas… al ser músicos, somos sensibles a lo que nos rodea. A veces pasan cosas con las que uno no está de acuerdo y le canta a eso.  Por ejemplo “Raíz”, con todo lo que pasa en el Chocó o La Guajira. Trato de cantarle a eso, y también a las cosas cotidianas. Son las vivencias y las emociones.

¿Por qué es importante enviar mensajes de paz y hacer arte hoy en día?

Sonya: Para mí, el arte es un salvavidas a nivel mundial, un escape. El mundo está bombardeado de cosas negativas que son una realidad, pero el arte es un escape de eso. Y si uno le puede ayudar a la gente a que salga un poco de ese mundo de negatividad en que vive, me parece que tenemos las herramientas, el deber y el gusto de hacerlo. Con el Nicho, ver que a le agrada y disfruta lo que estamos tocando, que se pone alegre por una canción, y se olvida por un momento si está triste por algo que le pasa y  se alegra por lo que estamos tocando, ¿qué más alegría que esa?

Nelson: Hace unos días vi un concierto de un director de orquesta de apellido Dudamel, venezolano. Lo hizo al frente de veinte presidentes, y todos aplaudían al tiempo. Entonces digo, “hey, la música está haciendo algo ahí, está uniendo, rompiendo fronteras”. Ese es el papel más importante, romper fronteras y mezclar culturas.

¿Qué viene?

Nelson: Ahorita la idea es que la gente conozca qué es el nicho, independientemente de si hay gusto o no, la idea es tocar. Tenemos varios conciertos, peor donde podamos, donde la gente nos pueda escuchar… esa es la idea. Y no sólo en Bogotá, hay espacios en Medellín y Cali a los que ya estamos pensando en ir. Y grabar sencillos.

Para saber más del Nicho, síguelos en

botonfacebook botontwitter botoninstagram botonyoutube

botonreverbnation

 

 

                        

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario