Revista El Muro

Te presentamos una buena película colombiana que, infortunadamente, no duró suficiente tiempo en cartelera

Por: Alvaro Vanegas

@alvaroescribe

Dirección:                           Colberth García

Guión:                                 Iván Gallo

Actores:                              Tuto Patiño

Laura Londoño

David Paez

Jennifer Arenas

Alejandro Aguilar

Lincon Palomeque

Natalia Durán

 

Rodada en su totalidad en la ciudad de Cúcuta, “El Último Aliento” es una historia de amor aderezada por la pasión al fútbol que sienten tantos colombianos. Un hincha acérrimo del Cúcuta Deportivo,  (Tuto Patiño), está enamorado de una hincha,  (Laura Londoño),  también acérrima, pero de Millonarios. Mezclando ficción con realidad, él quiere que ella lo acompañe a la final entre los dos equipos que se dará precisamente en Cúcuta. Como es de esperarse, ser hinchas de distintos equipos les dificulta las cosas, pues ni la barra del Cúcuta ni la familia de ella los quieren ver juntos. Algo que podría tomarse como una tremenda pendejada, pero que, estoy seguro, sucede más frecuentemente de lo que imaginamos.

De entrada debo decir que la película tiene un problema enorme, aunque presiento que esto no es responsabilidad de los realizadores: la pequeña sinopsis que se encuentra en Internet delata el final de la película. Yo esperaba que eso que cuentan cuando uno investiga un poco pasara máximo a los 20 minutos, pero no, resulta que es el giro para introducir al tercer acto, y así las cosas, no se puede evitar la sensación de que solo hasta ese momento empezó la película.

No obstante, debo insistir en que seguro no me habría pasado si no hubiera cometido el error de leer la sinopsis. Si la hubiera visto de manera absolutamente desprevenida, hubiera disfrutado el triple, si no hubiera estado pendiente de que pasara “aquello”.

10923449_492155737598326_6921739947714122887_n

Imagen: facebook

 

Hablando de lo bueno, me encantaron los diálogos. Obviamente fue hecha con la intención de mostrar la cultura nortesantandereana, y lo logran sin caer en el humor barato al que tanto nos tiene acostumbrado ciertas películas colombianas. En general las actuaciones son bastante correctas, y la historia, aunque tiene sus baches, está bien escrita. Pero lo mejor es su labor pedagógica, en cuanto aquello de no matarnos por el color de una camiseta, la película todo el tiempo hace hincapié en que el fútbol es solo un juego y la idea es gozarlo, no convertirlo en una tragedia.

Seamos claros, las películas colombianas siempre tienden a lo mismo: Narcotráfico, humor barato o intentos, (casi siempre ladrilludos), por descrestar jurados en festivales. Es por eso que esta nueva narrativa que empieza a sentirse de un tiempo para acá, es para agradecer, y “El Último Aliento” hace parte de esa renovación. Una película sin mayores pretensiones, pero bien hecha, en la que se nota la pasión y la entrega de cada uno de los que participó en el proyecto.

Infortunadamente, y gracias a todos nosotros, la película ya no está en cartelera, pero espero que esta reseña sirva para que cuando esté en algún ciclo en la cinemateca, o en Señal Colombia, se animen a verla. De verdad es muy triste que estas cosas sigan pasando con la mayoría de películas colombianas.

Lo mejor: El reflejo de la cultura cucuteña. La producción ejecutiva de Ana Karina Soto, una persona que cree que en Colombia podemos hacer buen cine y lo apoya con hechos, la conozco, sé de lo que hablo.

Lo peor: Nunca queda claro como lograron meter lo que logran meter al estadio, (no doy detalles para no dar spoilers), aunque tengo entendido que eso sucedió en la vida real, nunca lo resuelven en la película, y no todos tenemos que conocer la historia del fútbol colombiano.

El dato curioso: Se hizo un casting abierto en Cúcuta para actuar en la película, al que asistieron más de 300 personas.

Calificación:unaestrellaunaestrellaunaestrellaceroestrellasceroestrellas

 

 

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

  • La premisa me recuerda (tal vez demasiado ) a “O casamento de Romeu e Julieta” , que a su vez es una gran película. Recomendadísima. Sí algún día me cruzo con esta por el camino tal vez la vea y espero no ver una copia porque me sentiría un poco triste. En cuanto al tema de que si las películas colombianas se ven o no se ven, o si están en cartelera o no, tengo mucho qué decir pero no será ahora. Solo apunto que descalabros cinematográficos (en términos financieros y de público) se dan en todas partes. Que aquí sean la regla y no la excepción es otra cosa. Pero a veces me parece mucho drama. Digo yo.

Deja un comentario