Revista El Muro

 

Por: Bibian Rueda

Awareness Consultant.

www.conexionholistica.com

 

Para todos es claro que estamos siendo testigos de una transformación global, la manera como se ha desarrollado el mundo siempre, los cambios climáticos, el dinero, las economías, las sociedades, todo se está transformando, estamos entrando en el cambio de era y es algo así como el sacudón de la tierra para estar lista a su etapa de luz, salimos de la oscuridad para ver el amanecer, pero justo antes del alba, todo parece mas oscuro. Es por eso que en estos meses que preceden el cambio se agudizan dichas transformaciones, nos sentimos cansados o mas perceptivos, llegan a nosotros preguntas mas profundas y de pronto sin saber porque nos dejamos llevar por una tristeza colectiva o por un inexplicable pánico colectivo que nos hunde en la incertidumbre y el desasosiego sin ningún resultado positivo, La idea es que esta vez nos permitamos ir mas allá de los sucesos, nos tomemos tiempo para reflexionar y dejemos que la transformación también suceda en nosotros, de corazón permitámonos mutar. Por eso compartimos hoy estas sencillas ideas de cómo puedes enfrentar la transformación en tranquilidad, permitiéndote un cambio armónico en ti, sin caer en paranoias colectivas.

 

 

 

 ·      No te tomes nada personalmente: esta es una premisa sencilla que Don Miguel Ruiz en sus cuatro acuerdos hizo bastante clara y conocida. Aun cuando todo se vea mal y la persona o la situación este apuntando directamente hacia ti, aún en ese momento no te tomes nada personalmente, tomarnos las cosas personalmente es sinónimo de rigidez mental, de egocentrismo y de una necesidad intrínseca de sufrir, ya que usualmente nos tomamos las coas personalmente con ese propósito, por ejemplo: “Ah, ¡es que tu me dijiste eso porque me odias!”, “es que sé que cuando dices mujeres te refieres solo a mi para juzgarme”. Cuando dejamos de tomarnos las cosas personalmente entendemos que lo que dice o hace alguien depende de él mismo, no de nosotros y no tenemos ninguna responsabilidad de cargar con su emoción, eso hace daño, altera y debilita.

 

 

 

  • Enfócate en tu luz y una manera de compartirla sin imponer: Si ya tienes algún camino espiritual recorrido y estos tiempos de cambio te dan luz verde para que compartas lo que sabes y siembres tu semilla, hazlo, pero recuerda no imponer, no todas las personas están listas para la transformación ya que esta requiere nivel de consciencia, compromiso y acción, no caigas en la trampa de cargar a nadie,  pues eso te quita energía vital,  y además hay personas a quienes les corresponde vivir ciertas experiencias en su camino existencial, no te inmiscuyas en eso, ni tampoco pretendas ser el salvador de nadie, acércate a quien lo solicita sin imponer, solo con la intención de compartir, recuerda que todos somos diferentes.

 

 

 

Dejemos que la transformación también suceda en nosotros, de corazón permitámonos mutar. 

 

 

  • No alimentes pensamientos catastróficos ni maximizaciones negativas: no permitas que la masificación negativa llegue a tu puerto, recuerda que el miedo es la herramienta que permite mantener el poder a través de la quietud de las masas, no caigas en el juego, si estas rodeado/a de gente y situaciones negativas, eso se multiplicará en tu cotidiano, por el contrario so continuas pensando positivo, rodeándote de tranquilidad, atrayendo abundancia y transformándote día a día, esa definitivamente será tu realidad, recuerda que atraemos lo que deseamos, aléjate de las vibraciones negativas, no te comprometas  tu energía creyendo en ellas.

 

 

 

  • Se un observador de tu cuerpo y sus señales: Aprende a leerte, a tener intimidad real con tu cuerpo, a interpretar dolores o enfermedades, usualmente son señales de nuestro interior para hacer cambios sencillos (hábitos, comidas, comportamientos) mírate con menos juzgamiento y más introspección y en ti mismo encontrarás las respuestas que tanto has buscado.

 

 

 

  • Interpreta las señales del universo: Permítete  ser perceptivo de tu entorno, de lo que te rodea e interpreta señales, a veces hemos pedido ayuda o mensajes y aunque están frente a nosotros no los podemos ver, haz el ejercicio diario de entender por qué atraes o vives ciertas situaciones, por qué te rodean ciertas personas, porque ciertos temas también llegan a ti, recuerda que el universo es un gran sistema creado a nuestro favor, nada sucede por casualidad ni hay pieza suelta, piensa menos y con la intuición lograrás conectarte con las señales que solicitas y necesitas.

 

 

 

  • Conserva tu energía vital: la energía vital es el mayor tesoro que posees, si la pierdes te debilitas, por lo tanto debes enfocarte en aumentarla, la energía vital se debilita alimentando pensamientos negativos (no soy capaz, no puedo, no valgo, los demás deben pensar como yo, etc.) y emociones negativas (miedo, rabia, vergüenza, incertidumbre, desasosiego, culpa, etc.) por lo tanto cuando te encuentres pensando o sintiendo de esa manera permítete ser consciente y cambiar, se un observador de tus pensamientos y emociones con el propósito de que sean positivas y de luz siempre, no dejes que te mine lo negativo porque entonces habrá una fuga de energía vital.

 

 

 

  • Vive tu ahora: La mas sencilla e importante, tu pasado ya paso y tu futuro no ha llegado, permítete vivir tu ahora en plenitud, descansa un poco de planear y futurizar, siéntete en plenitud con lo que has creado en el ahora, acéptalo y relájate. Si continúas viviendo en el pasado te aferras y te estancas, y si vives en el futuro nunca serás feliz porque siempre estarás aplazando dicha plenitud para mañana ya que algo te hará falta incesantemente. Respira profundo, agradece y disfruta, el ahora es perfecto porque tú lo creaste.

 

 Namaste,

 

 

 

 

Imagen de introducción tomada bajo licencia creative commons de http://www.treehugger.com/htgg/how-to-go-green-babies.html

 

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario