Revista El Muro

 

 

Por Leandro Taub

@leandrotaub

FRAGMENTO DEL LIBRO SABIDURÍA CASERA

La cuarta herramienta es el descanso. Por lo menos un tercio de nuestra vida la pasamos descansando, durmiendo. Y no dormimos sólo por placer de dormir, dormimos porque es un requerimiento de nuestro ser; nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan descansar diariamente para recuperar energía y volver a estar preparados para el día siguiente.

Cómo dormimos, física y mentalmente, va a ser determinante para la manera de vivir el día. Cómo nos preparamos antes de dormir, cómo estamos mentalmente antes de dormir, cómo nos enfrentamos y nos sumergimos en el sueño, son factores de importancia, determinan como será nuestro descansar, y nuestro descansar influye en el estado de nuestro cuerpo y de nuestra mente, influye en la energía que tenemos, influye en la vida que vivimos.


No dormimos sólo por placer de dormir

 

Si antes de dormir llevamos todas nuestras preocupaciones a la cama el sueño no va a ser reparador, va a ser somatizador. Si antes de dormir estuvimos gritando o enojados no vamos a tener un sueño recuperador, vamos a tener un sueño somatizador. Si pasamos el sueño digiriendo la comida porque cenamos mucho y no le dimos tiempo al estomago para digerir, el cuerpo no puede descansar completamente, nuestra “fabrica” estará trabajando toda la noche.

El descanso es muy importante. Somos maquinas tan complejas que no podemos vivir y tener este nivel de conciencia, de discriminación, de energía y de trabajo intelectual sin descansar, sin dedicar un buen tiempo a recuperarse. El cuerpo no puede andar tanto tiempo sin descansar. Sea con un buen sueño o con relajación durante el día.

 

Imagen central tomada bajo licencia Creative commons de http://images.medicaldaily.com/sites/medicaldaily.com/files/styles/large/public/2013/08/04/1/10/11054.png

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario