Revista El Muro

 

Por: Dragón Marino

director@elmuro.net.co

 

En el actuar cotidiano es fácil ver como las mujeres han optado por competir con los hombres en casi todos los espacios, desconociendo y olvidando que todo en el universo está compuesto de energía masculina y femenina: los seres humanos, hombres y mujeres, estamos compuestos de ambas energías. Cada ser tiene la tarea maravillosa de crear un equilibrio con sus dos energías, no quiere decir esto en partes iguales, quiere decir en la medida perfecta para crear armonía.

 

Hasta el tiempo presente y desde muchos años atrás, las mujeres optaron por actuar desde su masculino, compitiendo con el hombre en todas las áreas posibles y  dejando de lado sus verdaderas fortalezas y dones, olvidando la función real que nos es dada como mujeres y hombres que es la de ser COMPLEMENTO. Es por actuar desde el masculino que se ha creado un gran desequilibrio en el mundo, la energía femenina quedo adormecida y eso ha dañado la armonía.

 cabezataller

La mujer es el pilar del hogar y de la sociedad, pero frente a años de presión, rechazo y miedo al poder de la mujer, decidió salir, pero no utilizando su poder, sino masculinizándose y compitiendo con los hombres, cuando su esencia es diferente. La mujer masculinizada es una persona autoritaria, psicorígida, fuerte y que en últimas está fraccionada porque guardó su corazón en el congelador, su sexualidad en la mesa de noche, y que además no entiende sus emociones y los cambios que viven con su ciclo lunar (menstrual). Esa desintegración de su ser y la negación de su feminidad producen dolor no sólo para ella, sino para su entorno.

Karina Flandorffer, creadora y facilitadora del Taller de Esencia Femenina, también vivenció esa desconexión de su esencia y experimentó por muchos años el desazón que produce el actuar empoderada desde su energía masculina y no desde su esencia femenina. La facilitadora es un mujer-hija-hermana-madre-esposa-amiga-trabajadora-profesional-Diosa, que en sincronía con el todo, decidió intervenir a través del servicio a los demás de una manera directa en el cambio que se está dando en nuestro planeta. Inquieta por la ausencia de la verdadera esencia femenina, decidió crear un espacio de amor infinito en el cual seguir creciendo, compartir, servir y amar desde su verdadera naturaleza, donde se rescate el valor de ser una autentica Mujer, porque la Mujer no nace, la Mujer se hace.

El Taller es una herramienta que permite a la mujer re-descubrir su esencia femenina y potenciarla para que pueda sanar y limpiar todo el dolor y la contradicción que se genera cuando no vive desde su esencia. Sin competir, sin rivalizar, sin estar ausente, solo por medio del amor, la dulzura, la compasión, la emocionalidad… una herramienta para que las mujeres despierten su fuerza como sostén y pilar del hogar.

El objetivo del taller es llegar a todas las mujeres  para que recuerden qué significa ser mujer,  eleven su conciencia, escuchen a su corazón, rescaten su autoestima, recuperen su amor propio, su respeto, su intuición; sepan cuáles son sus dones y talentos despertando la Diosa que habita dormida dentro de su Ser, apoyadas en el amor incondicional. Que cada mujer se permita experimentar la unidad; sanar heridas, soltar el pasado, perdonar, aceptarse superar los paradigmas de desamor de la sociedad actual y adquirir la capacidad de transformar su vida. Despertar en cada mujer su verdadera esencia como pilar emocional de la familia generando un tejido social más armónico, en sincronía con el todo. En resumen, que la mujer recuerde cuál es su función en la sociedad y la familia, su fuerza en la protección,  educación,  creación y recepción de la vida; y que además trabaje con ella, que deje de competir como hombre y empiece a convivir como mujer y complemento. No es volver a los viejos estándares de sumisión, sino aprender a funcionar en equilibrio y armonía.

circulo

Es un Taller para retomar la sabiduría ancestral de nuestras abuelas y volver a trabajar en círculo, reunidas, en “manada”, apoyadas todas en la energía femenina que es sabia, que contiene, que apoya, que recibe. Es un día dedicado a ellas, vaciando conceptos, danzando, reconectando con la luna para entender los ciclos, atrayendo su fuerza y el poder de  vivir con la felicidad que emana de su ser.

Para conocer más sobre el taller de esencia femenina, puedes comunicarte a:

Lugar: Templo de la Diosa

Ubicación: Cra 8 Nº 107 – 41

Tel: 458 8870 – 310 268 1293

Bogotá D. C.

 

Fotografías interiores proveidas por el Templo de la DIosa.

{Fcomments}

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario