Revista El Muro

En el mismo Espíritu festivo con el que arrasaron con las culturas y religiones de todo el mundo en aquellos años locos de la evangelización, El Papa dijo en su misa matutina del lunes que si los marcianos llegasen, los bautizaría. Si un marciano llegase con sus grandes orejas y su nariz larga a pedir ser bautizado, como los describió Francisco guiándose por los dibujos infantiles, él accedería de inmediato, pues si tiene alma, puede ser bautizado.

 

Su idea era decir que así como los apóstoles se pusieron celosos cuando el Espíritu Santo descendió sobre un grupo de gentiles, explicando que él no es quién para cerrar las puertas a quienes quieran la luz de Dios sin importar de qué planeta vengan.

 

Fuente: Catholicnews.com

Fotografía: Flickr de la Arquidiócesis Romana de Boston. Licencia Creative Commons

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario