Revista El Muro

Más que presentarte el EP debut de Albarrán, desnudamos para tí cada una de las canciones.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

“Expectativa  Zero” es mucho más que el que el trabajo debut de Albarrán, proyecto solista de Juan Albarrán. “Expectativa Zero” es un concepto, una filosofía de vida que se evidencia en los sonidos del disco y su diseño. El trabajo fue producido por Alejandro Oviedo y contó con la participación de Andrés Castro Araujo (guitarra) y David Carrascal (Guitarra), además de Juan Albarrán en la voz, la guitarra, la letra y la coproducción.

ablexzefr“Expectativa Zero” es un álbum muy personal y que parte de un concepto muy privado, algo muy íntimo y con lo que Albarrán trata de llevar su vida, pero que puede servir a cualquier persona. Y ese concepto impregna todo el álbum bajo la idea de vivir una vida en el presente, sin expectativas ni apegos a los resultados de lo que se hace, de transformarse y encontrarse, sino simplemente dejar fluir y llegar a donde se llegue, vivir plenamente en el aquí y el ahora.

El concepto de “Expectativa Zero” aparece desde la caja misma del álbum. La fotografía es de Juan Pablo Calderón y la retocada Sergio “Checho” Uribe.  La imagen frontal nació de la improvisación y la inspiración en ciertos referentes musicales (Depeche Mode, The Police, The  Cure, Bowie…) con ayuda de un maquillador. La contraportada tiene un bebé, representación de lo que significa Expectativa Zero: la pureza de vivir según las necesidades y en el aquí y el ahora, sin expectativa.

 ALBARRAN_BEBEEl trabajo cuenta con cinco canciones para una duración total de 19:18 minutos. Las letras de Albarrán suenan a la vez muy personales y comunes, temáticas relacionadas con las emociones y relaciones humanas, vivencias que cualquiera de nosotros podría tener, pero en metáforas que permiten libres y amplias interpretaciones. La música de Albarrán es un sonido decididamente rockero que a la vez suena muy vintage y muy contemporáneo: rock de hoy pero que evoca a los sonidos de los 80 y 90 sin que su identidad se pierda en ninguno de ellos, mezclando además elementos de otras fuentes que lo llenan de visos y reflejos diferentes. Son canciones que se sienten muy personales, composiciones arriesgadas que apelan más al placer de hacer música que a conveniencias comerciales, sin que por eso sea música que no pueda salir en radio (de hecho, un par de  sus canciones ya sonaron en emisoras nacionales).

Quise hablar con Albarrán sobre el álbum y lo que resultó fue un interesante ejercicio en el que acabamos por desnudar cada canción para encontrar al humano detrás de las composiciones. Hablamos de lo que, como cuenta Albarrán, “Es mi historia personal, de nihilismo, de confrontación, de transformación de volver a uno…”. Recomiendo escuchar cada una mientras se lee. Y sobre todo, disfrutarla.

El álbum abre con “Constelación”, una canción lenta y muy rockera con letras que hablan de la evolución personal. Un tema sencillo pero muy profundo con guitarras suaves, pero que presionan los puntos indicados en el alma para emocionar a quien la escucha.

Respecto a este tema, Albarrán dice: Es un poco etérea… habla del proceso que todos vivimos. Hace poco salió un artículo que dice que es una muy chévere apuesta por el rock latino de los noventa… esa época fue para mí la explosión del rock. Fue buenísimo. Tiene la influencia de lo básico guitarra batería y bajo, no tiene muchos efectos ni sampler, es puro rock and roll.

El segundo tema es “Amor Esencia”, antes llamada Versus. Un tema rockero con cierto aroma a trip hop en el inicio. De esas letras que se hunden en las entrañas con la habilidad de caer para casi cualquier situación.Se llamaba “Versus”, porque en sus letras invita a ir contra el estándar, al nihilismo, pero no a lo emo, sino a un nihilismo constructivo.

Sobre Amor esencia, dice el autor: Es una canción que va en contravía de todo. Es un nihilismo positivo, si cabe la expresión, es como <<todo me importa un culo>>. La letra de la canción nació un día que me lancé a besar a una chica y no pasó y quedé como… ¿queee?… El coro nació cuando le canté “Constelación” a una amiga doctora que me invitó a cantarla en un grupo focal. Durante la charla  la gente hablaba como si estuviéramos en Matrix, decían cosas  muy lindas y que me hacían sentido y escribí muchas. Sentía que quería para esta canción un coro y tomé algunas de esas frases  que me conectaran, y elegí cuatro que no tienen nada o probablemente todo que ver una con la otra. Es una canción rebelde, amorosa… cuando uno se quiere o quiere a alguien hay rebeldía, de lo contrario sería muy programático. La siguiente estrofa la escribí cuando estaba saliendo con una chica que recuerdo sonriendo absolutamente dichosa. Es la historia más rebelde de mi vida.

Internética es el tercer corte del trabajo. Una canción con mayor fuerza en la guitarra que las anteriores y con dejos de pop acompañado de una letra fuerte y nostálgica. Sonidos tal vez un poco más alegres que sus antecesoras, pero sin por ello perder la fuerza con la que viene el trabajo.

De esta canción, dice Albarrán: Esa canción empezó con una jefa que quiero mucho. A veces se sentaba al lado mío y  hablaba mucha carreta. Un día se sentó a mi lado y de pronto me habló demasiado y empecé a cantar con ella sentada al lado mío. Después la conecté con  otras cosas.  Es una canción “The Curesca” para mí en el riff, en las guitarras… es muy guitarrera. Después se convirtió en una historia de vida. En todas mis canciones hay un tema de transformación, de crecer, quiero que sea útil. Internética es algo que va y  viene en la vida, le canto a una ella que viene y va.

El cuarto corte se titula “Más cerca”. Es tal vez la canción más rockera y fuerte del álbum con una letra más dura sobre las relaciones de pareja, su evolución, los problemas y el amor. Además es l primer video lanzado.

De Más cerca, cuenta Albarrán: La canción salió en un ensayo con los músicos que tenía en ese momento y empezamos a rayar. Le estaba cantando a la destrucción: Qué bonito cuando todo pasa mal, cuando llega la crisis. Como diría de pronto un médico, hay crisis curativas, que unen los nexos más. ¿Qué pasa cuando todo se va a la m#@%·$? Se resuelve en el coro: “estás más cerca de mí voy más cerca de ti”. Y después habla de agresión, de cuando se explota, porque si puedes construir a partir de eso, “estás más cerca de mí, estoy más cerca de ti”… por eso el video es una pareja, en algunos apartes se muestra Sara Ju (la actriz) brava, otras que estamos felices… que es un viaje, una reflexión que sale del tema de pareja, de explorar todos los estados y las crisis, pero es patente que en la crisis “voy más cerca de ti” y de lo que quiero.

El método es un tema más nostálgico y lento con el que se cierra el EP. un tema más personal y emocional.

Sobre esta canción, cuenta el autor que: La escribí en una coyuntura. Detrás hay un amor reiterativo que a veces no puedes dejar y una enfermedad de mi padre, y esa mezcla de muchas emociones. Es como un espejo que aplica a todo el mundo, que dice que es muy fácil hacernos daño a nosotros mismos, habla de romper círculos, clanes, linajes…  Es una canción de amor propio.

En resumen, este EP es un trabajo que vale la pena escuchar. Sonidos que a la vez son alegres y fuertes, llenos de diversos colores, que acompañan letras que dejan para pensar, que están abiertas a la interpretación del oyente y que nacen de situaciones muy humanas. Una propuesta refrescante en un ya bastante rico panorama de la música nacional. Personalmente me gustó mucho, es un trabajo muy interesante y que muestra la utilidad de tener un concepto filosófico claro detrás del trabajo musical que se desnuda en cada una de las canciones y que además cuenta con un gran trabajo de composición y la compañía de grandes músicos, garantizando un excelente proyecto. Aunque no tiene librillo (me encantan los librillos), es un trabajo impecable, muy bien hecho, pensado y sentido en todo aspecto, una idea que se hace carne, un concepto que se convierte en música. “Expectativa Zero” es un trabajo que vale la pena escuchar y tener, música para disfrutar y pensar, rock que enseña a vivir sin expectativa.

Calificación: 5

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario