Revista El Muro

O sobre la importancia de saber “aplazar el gustico”…

Ventiocho prisioneros escaparon de la prisión pública Nova Mutum en Brasil en una fuga que parecería saca del argumento de una mala película.

prisonbreak

Las “armas” de las jóvenes. Imagen: The Mirror

Los oficiales que los custodiaban fueron encontrados desnudos y esposados, pero aunque sea podría pensar en una violenta toma por parte de muchas personas armadas, en realidad sólo tres mujeres lograron burlar la seguridad del presidio y sin mayor equipo táctico o esfuerzo, según The Mirror.

 Las tres mujeres, una de las cuales es novia de uno de los guardias, llegaron sobre las 3 de la mañana del jueves a la prisión y pidieron que se les dejase entrar para conversar y tomar un trago. Allí, dieron Whiskey envenenado a los guardias tras convencerlos de participar en una orgía. Después, usando las llaves de los guardias, liberaron a 28 convictos, y robaron tres escopetas y dos revólveres. Ocho de los prisioneros ya fueron capturados y hay un gran despliegue policial  para capturar al resto. Los tres guardias involucrados fueron arrestados por su complicidad en la fuga y el robo de armas.

Se filtraron fotos de los guardias desnudos tomadas por sus compañeros, pero por respeto no las compartimos. Así mismo, se rumora que tras su escape, uno de los prisioneros mató a un camionero, peor no es más que un rumor sin confirmar. Lo cierto es que la astucia (para el mal) de las jóvenes  puso en ridículo a los guardias de la prisión y su incapacidad para “aplazar el gustico”… Pero qué susto, ¿no?

Fuente e imagen: The Mirror.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

Deja un comentario