Revista El Muro

Hablamos con algunos integrantes de la agrupación bogotana Go Out Strangers, quienes nos contaron sobre su historia, música, la escena independiente y cómo han llegado a convertirse en una de las agrupaciones más interesantes de la escena bogotana.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

gosEl año 2015 ha sido excelente para la música independiente. Cosas como el Grammy para Diamante Eléctrico o que Katy Perry eligiera a Durazno para que abriera su concierto son muestras de las cosas tan interesantes que están pasando en esta escena, cuya calidad ya está llamando la atención de medios mainstream, empresarios e inversionistas, haciendo que la línea que separa a “ambas escenas” sea cada vez más difusa. Hablamos sobre esta escena con Julián Delgado, Santiago Moreno y Julián Otero de Go Out Strangers, quienes además nos contaron sobre su historia como banda, su perspectiva y visión sobre el mercado y su música,.

Go Out strangers nace a finales de 2010 tras la disoclución de proyectos anteriores en los que participaban Félix Galindo y David Otero, quienes decidieron iniciar juntos un camino. Tras una sucesión de músicos, se fueron integrando Julián Delgado, Santiago Moreno y Julián Otero para conformar la actual alineación de la agrupación. Si bien, Delgado y Otero son los únicos músicos de profesión en la banda, todos se unieron en la misma aventura musical por amor y pasión hacia un sonido. La agrupación se llama Go Out strangers porque querían que fuera una expresión, una idea: el ser extraños en el escenario y en la escena, el iniciar de ceros y entrar como extraños en un nuevo lugar, en un escenario y en la aventura sónica en la que se han embarcado.

Musicalmente, Go Out Strangers (en adelante, GOS) no se autodefinmen como “Indie Rock”. Hacen rock alternativo, pero tampoco se encierran en eso. La etiqueta se las ponen, según ellos, por sus influencias y por cantar en inglés, pero su rango de ritmos es muy abierto y es difícil cercar su sonido dentro de una sola clasificación. En el mismo sentido, a cada uno en la banda le gusta una agrupación distinta (Coldplay, Strokes, Radiohead…), influencias que aunque son cercanas, no son iguales y se aúnan para crear un solo sonido distintivo de la banda. Y eso se nota a la hora de componer: cada miembro de la banda aporta ideas desde fragmentos que se van juntando y direccionando para crear cada tema. Luego, tocan la canción, la foguean y arreglan hasta que realmente se sienten satisfechos, y ese proceso puede ser largo. Las canciones de “Being Smart (Will be hard)”, su reciente EP, por ejemplo, son temas que han trabajado durante cinco años. Y aunque cantan en inglés, no descartan componer en español, pero es más importante para ellos transmitir emociones en el idioma que sea y conectar con un público que los llegue a reconocer.

Sin embargo, si hay algo distintivo en los GOS es que se alejan de la norma. No se encasillan en géneros, y por encima de todas las cosas hacen música que les guste, lo que les gustaría escuchar en radio. Así, y gracias a la diversidad de miradas en la banda, hacen música para estar felices  ellos esperando que le llegue a los demás. Por eso, su sonido tiene contenidos inusualmente alegres para la escena “indie” en la que se inscriben. No hacen música pensando en pegarla en radio, aunque consideran que su sonido es comercial, básicamente porque se nutren también de sonidos comerciales y hasta bailables, creando un producto musical que puede llevarlos a sonar en el dial.

Sin embargo, el hecho de estar fuera de la norma y los cánones del indie les ha costado, por ejemplo, que algunos medios no reciban muy bien su sonido al esperar mayor uniformidad o incluso sonidos más oscuros, pero a lo que le apuestan es a que su banda sea una combinación de sonidos y emociones, pero que sin importar el temperamento de cada una, el público la identifique como una canción de los GOS.

Su EP, “Being Smart (Will be Hard)” marcó un antes y un después para ellos. Incluso, fue la primera experiencia de grabación profesional para los muchachos. Por primera vez recibieron colaboración de otros músicos como Charry, el productor del EP y guitarrista de Afónica, o los ingenieros Andrés Díaz y Sebastián García en los estudios Mus&Tec. Así, recibieron y se nutrieron de la opinión de personas que, además, admiran muchísimo y los ayudaron a crecer como músicos. Y en lo personal, fue pasar de conocerse como ensamble a organizar las ideas, a hacerlas funcionar y darles coherencia como banda  establecida. Además, de dejar de ser un grupo y convertirse en una familia que se une para tocar y dejar de lado los problemas del diario.

Después del EP, piensan lanzar cada tema como sencillo (tres en total) y grabar el resto del disco, además del video de “Being Smart…”, además de tocar tanto como puedan. Esperan poder llegar a compartir escenario con bandas nacionales como Oh’ Laville, Telebit o Danicattack, entre otras. Su estrategia se alinea con la industria y su movimiento. Quieren dar a conocer sencillos para mantenerse vigentes y crear expectativas, que el público los espere. La música hoy es muy volátil y tener un sencillo en rotación y lanzar otros con frecuencia les ayuda a mantenerse, a que las personas disfruten cada corte y que no les pase lo que sucede cada vez más en el mercado: la gente ya no escucha discos completos, sino que ante tantas opciones, saltan de canción en canción. Ellos prefieren que la gente se goce cada corte del disco cuando lancen el compilando con los temas que ya conocen.

gos2 Los GOS admiran la escena en la que se inscriben, su nivel, dedicación y diversidad, que ya está a la par a la de otros países más tradicionales. Sienten, sin embargo, que es importante abandonar muchos egos y que haya más unión entre bandas y entre los diferentes géneros, además de que se aumente el consumo de música en vivo por parte del público y asistan a los conciertos de grupos como ellos, Lola Clap, Toño Barrio, Durazno, Caravanchela, Muerto en Acapulco o The Kitsch, entre otras bandas del circuito independiente tanto de Bogotá como del resto del país, propuestas diversas y excelentes, (nombro algunas de las que ennumeraron, apenas unas cuantas de las que se pueden escuchar actualmente). Que les gusten o no al público es otro cuento, pero que al menos los conozcan para poder decidir sobre estos productos sin disquera que trabajan en la absoluta libertad creativa para construir escena.

 Pero las cosas no son tan oscuras. GOS admiten que los medios mainstream están interesándose por el trabajo de los independientes, llegando a escenarios como el Estéreo Picnic o a abrirle a grandes artistas internacionales, apareciendo en medios de circulación masiva o asociándose con grandes empresas. Sin embargo, no todo es color de rosa dentro en esta situación. Ellos mismos recibieron insultos cuando aparecieron en un canal de televisión, pues muchas personas consideran esto como una “traición a la escena”, como si ese tipo de espacios para los emergentes no ayudara a salir a flote a las agrupaciones y a difundir su arte. Nada de eso ha sido gratis, y esas apariciones son productos del esfuerzo,  y esas envidias son tremendamente destructivas para la escena.

Ha sido un camino largo, por supuesto, pero los GOS saben que  apenas comienza y hay mucho por recorrer. Pero ya tienen experiencia y l tranquilidad de haber logrado algo como personas y como banda, llegar a la gente y poder llegar a las personas con arte, cautivar para que el arte mismo sea valorado y llegue a aportar a la sociedad, para cambiar el mundo en la forma en que sólo el arte puede hacerlo. En ir, en últimas, más allá de lo superficialidad y poder admirar la belleza del mundo. Y lograron eso porque se entregaron a un proyecto con perseverancia, paciencia y dedicación, algo más importante que el mismo talento: se aprende a tocar un instrumento practicando sin importar si se es virtuoso o no. Así mismo, aceptar la crítica constructiva y permitirse construir a partir de ella, ignorando además a quienes simplemente quieren destruir, algo que ha dado nuevo rumbo a sus canciones pero sin cambiar su esencia como banda. Y por último, tener pasión por lo que se hace, hay que sentir lo que se hacen, permitir que nos mueva las fibras. No quedarse en lo seguro, en un trabajo que se odia por dinero, sino seguir la pasión más allá de todo para llegar a ser exitosos… estando fuera de la norma.

Los dejamos con su sencillo “Being Smart (Will be Hard)

Para saber más, visita a Go Out Strangers en

botonfacebook botontwitter botondeezer botonspotify botonyoutube

Nota: Por problemas técnicos, esta nota estuvo un tiempo fuera de línea y debió ser re-publicada. Se reemplazaron los vínculos a Soundcloud y Reverbnation por los de Spotify y Deezer

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario