Revista El Muro

Policías en el Reino Unido dan ejemplo de cómo tratar a un borracho.

 

Mientras en algunos países tercermundistas la policía mata grafiteros, apoya delitos de niños ricos gringos y asesina campesinos durante las protestas, dos policías en Inglaterra llamados Cagney y Lacey recogieron a un borracho llamado David y en vez de llevarlo a la UPJ británica, lo llevaron a la casa y dejaron una simpática nota para que no se vuelva e emborrachar así, según reporta Happyplace.com.

La nota traduce:

“David

Te encontramos dando tumbos en la calle cuando regresabas a casa, desde Watford. ¡Estabas tan ebrio que nos preocupamos por ti y porque llegaras a casa en una sola pieza! Así que te dimos un pequeño aventón a casa. Por favor, ¡no te emborraches tanto nuevamente! Con cariño, Cagney y Lacey J ”.

Al parecer, estos policías resultaron tan buena onda que si el muchacho se hubiese vomitado en la patrulla, hubiesen quitado la carita feliz de la carta o no hubiesen puesto “con cariño” sino “Buena suerte”. En definitiva, es una buena lección de trato al público para las fuerzas del orden en todo el mundo.

Información e imagen vía A Happy Place

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario