Revista El Muro

Mauricio Moreno te presenta esta película colombiana con un reparto de lujo, una historia bonita y una idea de producción interesante

Por Mauricio Moreno

“Gordo, Calvo y bajito” es una película animada colombiana hecha a partir de actores de carne y hueso. Fue dirigida por Carlos Osuna, quien además la escribió y produjo junto a  Juan Mauricio Ruiz en la productora Malta Cine. Esta comedia estrenada en mayo de 2012 nunca raya en lo grotesco o lo absurdo, sino que cuenta con un guión escrito de manera inteligente y presenta una propuesta interesante entre tanta película de humor barato que se produce en Colombia, de esas que mandan el cerebro al paseo, o que supuestamente describen nuestra realidad. Además, cuenta con una nómina actoral del lujo: Alvaro Bayona; Fernando Arévalo; Jairo Camargo; Julio Medina; Ernesto Benjumea; Nicolás Montero; Juan Manuel Combariza; Sandra Reyes; Marcela Mar; Juan Diego Bernal; Elkin Diaz; Juan Felipe Ortiz y Florina Lemaitre.

Saliéndose de los clichés nacionales de los traquetos, el humor rápido  y los pobres, “Gordo” es una película sobre un Don Nadie Pérez que se encuentra con sí mismo y decide cambiar su vida, pero no haciendo grandes proezas sino creciendo como persona. Cuenta la historia de Antonio Farfán (Alvaro Bayona), un pendejo… no hay otra palabra para describir el estado inicial del personaje. Farfán es un hombre rechazado por su hermano, por sus compañeros de trabajo, con un trabajo rutinario en una notaría… un fracasado…. Insisto, un pendejo. Pero un día, en la notaría en la cual trabaja hay un cambio de jefe: uno más gordo, más calvo y más bajito (Fernando Arévalo), tan parecido a Farfán que cuando están uno junto al otro parecen un helado de dos sabores (Chiste de Ernesto Benjumea que no podía dejar pasar). La llegada del jefe Obliga a Farfán a replantear muchas situaciones de su vida, y además, el jefe llega con una nueva secretaria, Nora, quien flecha a Farfán desde el comienzo…

gcb2

Imágenes fanpage de la película

 

La película es interesante en muchos sentidos. Primero, en cuanto a técnica, pues es una animación hecha a partir de personajes reales que uno reconoce fácilmente. Además, cuenta con una pegajosa musicalización; un humor muy fino y que a pesar de ser inteligente, no es incomprensible  y una nómina actoral en la que sin exagerar se encuentran varios de los mejores actores del país. Y la historia muestra cómo para crecer como persona basta con dejar de echar culpas y reconocer nuestra responsabilidad en lo que nos pasa, dejar de ser pendejos y empezar a salir adelante. Es así como Farfán se da cuenta de que esas cosas a las que les echó la culpa durante tantísimo tiempo eran superables y que ser gordo, calvo y bajito no es una condena, pues  uno más gordo, más calvo y más bajito logró lo que Antonio añoraba. Y lo más bonito es que no termina haciendo matoneo ni burla contra los gordos, calvos y bajitos, sino mostrándonos con mucho respeto y cariño por el personaje, que todos tenemos un gordo, calvo y bajito por dentro y que también lo podemos dejar salir.

Si me decido a recordar películas con algo de antigüedad, para no decir viejas, es porque vale la pena apoyar el cine colombiano. Pero la encontré en DVD (hace un buen tiempo, lo acepto) y eso me animó a escribir porque es algo que vale la pena compartir e invitarlos a comprar la película (original, porque hay que apoyar nuestra industria y no chichipatear por diez mil pesos). Es una película que vale la pena la pena ver para identificarnos con ese rechazado y fracasado, encontrar ese gordo, calvo y bajito que tenemos dentro y dejarlo salir y ser libre sin que caiga en ser un ejercicio de autosuperación (hasta se burla un poco de eso). Y si eso no los convence, pueden convencerse por la cantidad de premios (que pueden encontrar en el fanpage de la película en Facebook) y porque al gordito ya no lo volvimos a ver por aquí, sino que se la pasa de gira por Europa. Y si eso no es suficiente, vea el tráiler para que se anime:

Apoye esta y todas las películas colombianas, hasta las de paseos, que no es justo que excelentes producciones como esta se pierdan en el olvido porque la gente no las apoya y las salas de cine las dejan dos días en cartelera. Aunque hay que apoyar todo, recuerde que en Colombia somos mucho más que paseos, traquetos y pobres, y que hay películas que no caricaturizan la realidad del colombiano promedio, como esta.

Nuestra calificación: unaestrellaunaestrellaunaestrellaunaestrellamediaestrella

Y a tï qué tal te pareció?

Puede seguir la película en redes sociales:

Twitter: @gorditofarfan @maltacine

Facebook: https://www.facebook.com/gordocalvobajito?fref=ts

Sitio Web: http://maltacine.blogspot.com/

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario