Revista El Muro

Te presentamos la nueva y muy divertida película del universo cinemático Marvel en su tercera fase.

Amé la primera versión de los Guardianes de la Galaxia. Un grupo de desadaptados que terminan uniéndose y convirtiéndose en una inusual y disfuncional con hijo bobo y todo. En este nuevo volumen, continúan las aventuras del equipo mientras se fragua su amistad y establecen sus relaciones. La acción es dirigida por Peter Quill (Chris Pratt), Drax (Dave Bautista), Rocket Racoon (Bradley Cooper), Groot (Vin Diesel), Gamora (Zoe Saldana), Nébula (Karen Gillian), Ayesha (Elizabeth Debicki), Mantis (Pom Klementieff), Ego (Kurt Rusell), Taserface (Chris Sullivan) y Yondu (Michael Rooker). Pero entre los secundarios está hasta Stallone.

La película ha sido ovacionada en rotten tomatoes por la crítica (87% de aprobación con 105 reseñas), pero como oficialmente no se ha estrenado en Estados Unidos, no hay aún evaluación de la audiencia, que es el verdadero juez. Dura 136 minutos y ha recaudado 28 millones de dólares desde su estreno en Tokio el 10 de abril. La cinta, dirigida por James Gunn, es la decimoquinta del Universo Cinematográfico de Marvel basada en los personajes creados por Arnold Drake y Gene Colan.

Tras los sucesos de Xandar, los guardianes son una suerte de rockstars mercenarios reconocidos en toda la galaxia. Tanto que por fin Ego aparece en escena para conocerlos. Es un Celestial (una suerte de Dios) que vive en su propio planeta, o mejor, es una parte de ese planeta. Sin embargo, los Guardianes están siendo perseguidos por los Soberanos y los Ravagers de Yondu, pues Rocket les robó unas baterías que debían custodiar a cambio de una importante prisionera: Nébula.

La película es buena, y mucho. Pierde un poco de fuerza en relación a la gran primera versión, es verdad, pero tiene un excelente guion, las actuaciones son de primera, los efectos especiales son excelentes y si en la primera versión Groot se robó el show, en este volumen va a robarse el corazón de todos con su increíble ternura. Así mismo, los escenarios y locaciones son sencillamente asombrosas. Visualmente es una obra de arte. Es una película divertida, emotiva, pero por sobre todo, muy chistosa y con un humor medido: aunque no le quepa un chiste más, no se sienten forzados.

Y si, la película es muy divertida. Tanto que a veces es innecesariamente divertida. Por ejemplo, hay al menos tres “alivios cómicos”, Mantis, Groot y Drax; y aunque estén bien hechos y no se haga pesado… siguen siendo tres en una película con no más de 10 personajes. El humor es acertado, no se exagera, pero eso sirve para ocultar el verdadero problema de la película: El argumento, que sencillamente es flojo. Incluso aunque tenga un buen guion, el argumento no es muy bueno, es medio obvio y con giros que se sienten forzados.

Más allá de eso, cronológicamente no me cuadra. Si los eventos suceden unos meses después de que los guardianes se conocieran, la escena que sucede en a tierra debería haber tenido alguna respuesta de los Vengadores, o eso creo yo, pero nanai, nada de nada, ni un cameito justificado por la aparición de una cosa que podía destruir la tierra, un sobrevuelito de Iron man o algo. Y si uno le echa cabeza, la cosa se complica más por el cameo de Stan Lee.

Es una película que vale la pena ver, y mucho. Tiene sus problemas, sí, pero sus ventajas los superan. Es una película que aunque sea sobre la galaxia, los viajes espaciales  demás, los temas familiares, la amistad, el amor, la ternura y la lealtad son los ejes centrales de la historia. Película palomera, sí, que se siente un poco desconectada del UCM, tal vez, pero que vale la pena ver para seguirle el paso a  la Guerra del infinito que cada día se pone más buena.

Pata: hay varias escenas durante y después de los créditos, una de ellas vuelve a nombrar a Los Observadores, que tienen un invitado muy especial, un antiguo empleado de Fedex muy famoso. La otra, abre un espacio importantísimo para la guerra del infinito al incluir a uno de los héroes más poderosos de los cómics en el universo cinematográfico Marvel. Y lo mejor, hasta los créditos son chéveres.

Y aparece Howard el Pato. Y Michael Knight.

Obviamente.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario