Revista El Muro

 

Por: Alvaro Vanegas

@alvaroescribe

Cada semana Hollywood nos bombardea con estrenos, en su mayoría nada digno de ser recordado por más de una o dos semanas. Eso sumado a todos los estrenos procedentes de todo el mundo, esos que tenemos que conseguir en un local oscuro en el centro de la ciudad, porque los cines se niegan a distribuirlos. A veces encontramos buenas películas, Scorsese, Tarantino o Polanski nos devuelven la fe en el séptimo arte, cada dos o tres años. No obstante, hay ciertas piezas tan únicas, tan necesarias e imprescindibles, que uno no puede evitar hablar de ellas, y, cada vez que pueda, verlas de nuevo, porque es seguro que encontrará nuevos elementos que no tuvo en cuenta en otro momento. Películas que hay que ver desde varios ángulos, primero con la emoción de la novedad, dejándose llevar por la historia y por lo que quieren que sintamos, luego una vez más, muchas veces más, para gozarlas de otro modo más racional, para tratar de detectar todas las sutilezas, todas los pequeños detalles que convierten a una película en una obra maestra.

No soy experto en cine ni mucho menos, pero tengo mis preferidas. El Club de la Pelea, Magnolia, Bastardos sin Gloria, Cinema Paraiso, la versión original de Déjame Entrar… y muchas otras, afortunadamente para mí, y para todos aquellos que amamos el cine, la lista es larga.

Anoche tuve la suerte de ver otra película que, sin lugar a dudas, engrosa mi lista. Her, de Spike Jonze, protagonizada por Joaquin Phoenix y Scarlett Johansson. Es perfecta, lo digo en serio, esta película pone el rasero muy pero muy arriba.

 

her

 

Me gustaría que llegaran a la película como yo, totalmente desprevenidos, por eso no quiero contar ningún detalle de la historia, pero si les adelanto que pone en perspectiva todo lo que creemos sobre el amor y aquello que nos hace lo que somos. ¿Somos humanos porque tenemos un cuerpo y respiramos oxígeno? ¿Lo somos por las cosas que sentimos, que decimos, que logramos inspirar? ¿Qué nos define? ¿Qué es un alma, un espíritu? ¿Eso se podría crear? Pero todo esto sin obviedades, en esta película te dejan pensar.

Jonze empezó haciendo videos musicales, y desde 1992 no ha parado, dejando grandes obras que también son para ver una y otra vez, como Weapon of Choice de Fatboy Slim o It´s oh So Quiet de Björk. Pero también ha hecho películas muy buenas, como la excelente ¿Quieres ser John Malkovich? En esta ocasión escribe y dirige la que es, de lejos, su mejor película hasta ahora.

Una actuación soberbia de Phoenix, algo a los que no tiene acostumbrados. Johansson tan sensual como siempre, sin ni siquiera aparecer en toda la película. Amy Adams, a mi parecer, muy correcta y Olivia Wilde, que siempre será un regalo para los ojos. Un guión impecable, lleno de humor negro, crítica social y enorme sensibilidad por la naturaleza humana. El arte y el vestuario son perfectos y en general, un cúmulo de aciertos, hacen de este filme un deleite.  

Recomendada y mucho, no hay pierde.

La imagen tomada de https://movies.yahoo.com/movie/her-2013/

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

Deja un comentario