Revista El Muro

El Iphone 6 ha recibido numerosas críticas por sus errores de diseño que varían desde su propensión a quitar los vellos faciales hasta su capacidad para doblarse. Y fue justo cuando inició el Bendgate, que se empezaron a ver varias parodias que aseguraban que el iPhone 6, el producto más reciente de Apple, se destruye si cae en una licuadora, que se rompe si lo metes al piso… o que se quema si lo pones en fuego. Sin embargo, una de estas parodias se volvió realidad cuando al bloguero Phillip Lechter se le incendió el iPhone 6 en el bolsillo por una aparente combustión espontánea.

Según el Bloguero, mientras andaba en una carreta tirada por bicicleta en Arizona, se dio un golpe con el armazón del  vehículo. Pronto empezó a sentir olor a humo y una sensación de quemadura en su pantalón. De inmediato sacó su iPhone y vio que estaba doblado y en llamas. No había ninguna fuente plausible de ignición allí, por lo que  Lechter presume que fue una combustión espontánea. Un amigo del bloguero pudo captar el momento en que se apagaba en video:

Sin embargo, el video es poco concluyente. Lo único que apoya la teoría de Lechter es el sonido que hace el aparato, que puede deberse al calor de Arizona. Así mismo, la conmoción de las voces que se escuchan, pero que bien podrían ser actuadas. Lo cierto es que el iPhone 6 es un aparato potencialmente combustible, y eso pasaría de ser un error risible de diseño a un verdadero peligro para la integridad de sus usuarios.

Fuente: Philipelechtrer.wordpress.com

Imagen:

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario