Revista El Muro

Te presentamos el documental de Cataina Mesa, una oda a la feminidad desarrollada en  un pueblito enclavado en las montañas de Antioquia, el mismo donde nació la Santa Laura

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

 poster-ivdldJericó es un hermoso pueblo incrustado en las montañas e Antioquia, localizado al sur del departamento. Lugar de nacimiento de destacados colombianos como Manuel Mejía Vallejo o Jesusita Vallejo, además de Santa Laura Montoya, la única canonizada de nuestro país. Un pueblo profundamente religioso y conservador, es también el espacio en el que se desarrolla el documental de Catalina, sobrina nieta de Ruth Mesa, inspiración principal de esta obra.

Cuenta Mesa que su abuela lo contaba historias sobre su vida, sus recuerdos y vivencias. Y por eso, muchos años después, volvió para contar esas historias, para contar la feminidad de su pueblo. Y así, un día llegó con un pequeño equipo de producción, se sentó en el parque central y la vida le sonrió para encontrar las 8 historias que componen su documental. Todas las historias son narradas por sus protagonistas, mujeres de la tercera edad que cuentan sus vivencias de manera casual a sus vecinos y amigos para así poder contárselas al mundo. El Documental muestra con  una particular sensibilidad la intimidad de estas mujeres para que sus historias sean conocidas por el mundo entero.

“Jericó, el infinito vuelo de los días” reúne la historia de 8 mujeres que narran fragmentos de su vida mientras la siguen viviendo. Así, mientras hacen las arepas, se maquillan, limpian sus santos o sencillamente toman un café con una vecina, cuentan sus historias de vida, momentos que las marcaron de una forma u otra. Entre risas y lágrimas, se hace un recorrido por la vida diaria de estas mujeres, una visita sin pretensiones a la feminidad que muestra, sin morbo y con respeto, las alegrías y dolores de sus vidas con una banda sonora destacable de músicas tradicionales colombianas que acompañan los relatos, interpretadas por las manos de la pianista Teresita Gomez.jerico-3

Es interesante ver un documental que sin apelar al feminismo, habla de lo femenino. Así, hay licencia para mostrar la fuerza interior de cada una de estas mujeres, pero también para mostrar su coquetería, devoción y vanidad sin caer en juicios rápidos, aunque innegablemente haya elementos machistas ligados a la cultura de la región. Una selección bellísima de historias y personajes, planos y tomas bellísimas e historias que se narran sin caer en clichés. Incluso la violencia, el ya casi que sobreexplotado lugar común de mucho del arte colombiano (con razón, por supuesto) se trata de manera tan respetuosa que no se siente incómoda o fuera de contexto. Para decirlo en una frase: Más que un documental, “Jericó: el infinito vuelo de los días”, es una pieza artística con todas las virtudes.

Este es un documental que hay que ver. Es una de esas piezas que sin necesitar de muchos recursos más allá del amor y la sinceridad que se le notan, logra contar historias bonitas y que hacen sentir que esas vidas, a pesar de ser muy locales, son también universales, vivencias que tienen algo qué decir a cualquier persona en cualquier tiempo o lugar, mujeres que de cierta forma se convierten durante un par de horas en abuelas de todos.  No es casual que este documental haya sido selección oficial en HOTDOCS, El Festival Internacional de Cine Documental de Canadá. Así mismo, ha participado en el 20 Festival de Cine de Lima, Perú; Vancouver International Film Festival – VIFF 2016;  40th Sao Paulo International Film Festival;  18th DocAviv International Film Festival y participó en el reciente Bogotá International Film Festival.

jerico2

Aunque el documental se estrena oficialmente en todo el país la próxima semana, ya se puede ver en la salas de Cine Colombia de Medellín. Y así, esas 8 historias nos muestran la bella idiosincrasia, el poder femenino latente en ese pueblo enclavado en las montañas antioqueñas. Véala, que no se va a arrepentir, es una de esas apuestas colombianas que vale la pena ver para, primero, salir de la rutina, y segundo, recordar lo bonito que es haber nacido en este país.

Imágenes cortesía de Laboratorio Black Velvet.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario