Revista El Muro

Hablamos con Claudia Arboleda de Kizemba sobre su nuevo sencillo, “Tan sólo son plabras”, un tema que sin dejar de lado el epítitu experimental del grupo, se acerca a los sonidos del Reggaetón y el trap.

Entrevista por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Dentro de las escenas alternativas e independientes de los circuitos musicales, hay sonoridades que sencillamente son rechazadas, a veces con razón, a veces por la inmadurez que reside en criticar las modas por el hecho de serlo. Si no, piénsese en la famosa frase Disco Sucks y en los metaleros bailando disco con I was made for loving you de Kiss, o aguce el oído y vea cómo ya en los bares de rock se están popularizando las canciones viejas de Maná, principalmente entre las nuevas filas de púberes rockeros. Canciones poco amadas al menos por quienes no escuchábamos la emisora de rock.

Hoy en día, hace años, de hecho, el Reggaetón, que hoy ha mutado con el Trap, son las sonoridades de moda tanto para amar como para odiar. Y mientras algunos se quejan y hablan mal del género, algunas agrupaciones están replanteando ese odio para aprovechar los elementos interesantes que encuentran en el mismo. Es el caso de Kizemba, una joven agrupación de la ciudad de Medellín, que venía explorando sonidos africanos y las fusiones que se lograron entre ellos y los latinoamericanos. Kizemba lanzó recientemente “Tan sólo son palabas”, canción en la que exploran el sonido del reggaetón, pero imprimiendo su sello persona. Hablamos con Claudia Arboleda, su vocalista, sobre este nuevo sencillo.


¿Cómo nace Kizemba?

Nace hace más de dos años como una propuesta que busca tomar algunos géneros poco explorados en Colombia como la Kizomba, el Zouk o  la Semba, para tratar de capturar lo mejor de esos sonidos y mezclarlos con otros géneros más cercanos a nosotros como el Pop, el Reggae, el pop latino, para crear fusiones interesantes entre otros continentes y lo que somos los latinos.

¿Quiénes la conforman actualmente?

Somos Juan Camilo Londoño como guitarrista y yo, Claudia Arboleda, como vocalista. Para ofrecer un producto mucho más rumbero, tenemos una banda en pleno que nos acompaña en nuestros conciertos.

¿Qué preparación tienen?

Camilo es guitarrista profesional, estudió Música en una universidad de artes de acá de Medellín, y yo soy comunicadora de profesión pero música por pasión, y desde pequeña he estado de manera empírica en la música, trabajando como vocalista en varios formatos musicales.

¿Cómo definen su música?

En cada canción primero construimos la historia. Cuando tenemos claro lo que queremos transmitir, decidimos cómo queremos fusionarlo. Ahí es cuando elegimos, con base en lo que queremos que la gente experimente, qué género vamos a utilizar, y es así como hay Kizombas mezcladas con Reggae, o Zembas mescladas con funk, o esta última canción, “Tan sólo son palabras”, donde exploramos con el trap,  pero trayéndolo más a lo romántico, junto con Pop, algo de reggaetón y electrónica.

¿De qué hablan sus canciones?

En Kizemba queremos hablar de las cosas bonitas que pasan en la vida, el amor, la alegría, la fiesta, encontrarnos entre amigos, disfrutar, agradecer, vivir experiencias en torno a lo que deseamos, a los sueños. Las tres canciones que hemos lanzado definitivamente hablan del amor y de la forma en que podemos expresar nuestros sentimientos a los seres que amamos de distintas maneras.

 

¿Cómo nació “Tan solo son palabras”?

Nació hace dos años, pero no la habíamos grabado. Salió de una conversación entre amigos una vez muy tarde. En un momento de inspiración, cuando la luna estaba llena, llegó ese momento de componer una canción que hablara de amor, pero de manera profunda, donde incluso las palabras pueden quedar cortas para expresar todo lo que se puede sentir por una persona. Es una canción que habla de un ritual de amor entre dos personas que definitivamente están conectadas, pero desde su esencia y espíritu.

¿Con quién trabajaron?

Nuestro productor para esta canción es Andrés Guerrero. Con él hicimos toda la exploración de la producción. Detrás de escena tenemos un equipo muy experto y cercano a artistas de talla internacional, ellos nos han estado apoyando para trabajar lo que ustedes pueden disfrutar en “Tan sólo son palabras”.

¿Tienen planeado sacar video de la canción?

Si, por ahora estamos con el video lyric y la canción en las plataformas digitales, pero a principios del otro año vamos a agendarnos para hacer el video de la canción.

Este sencillo es más cercano al reggaetón que los anteriores, ¿Van a apostar por ese género?

La idea es jugar a todo tipo de fusión. Obviamente, esta canción es un poco más comercial, es una apuesta que quisimos hacer con ella, pero no vamos a centrarnos en el reggaetón como género principal del grupo, vamos a  seguir haciendo exploraciones en muchos campos. En esta canción nos alejamos un poco del beat característico de los géneros africanos, pero las canciones que vienen tienen elementos de ese continente no sólo desde el Beat, también desde las métricas, los colores, los elementos sonoros, los instrumentos… va a haber un juego interesante pero la apuesta está en la fusión entre lo africano y géneros que conocemos en el entorno latino.

Una cosa es que los sonidos que están de moda tengan su raíz en África, y otra hacer una exploración sobre la música de allá. ¿Por qué hacer esta exploración y no quedarse con sonidos más comerciales?

Tiene que ver con la afinidad que tenemos con estas músicas, pero también porque creemos que los latinos estamos influenciados por las músicas africanas. Queremos apostar por algo que no es lejano a la sonoridad de nosotros, creemos que los géneros africanos conectan perfectamente con lo que es el latino, nuestra personalidad, la música que disfrutamos, y qué rico rescatar esas cosas bonitas que tienen ellos, porque generan un ambiente del festejo, el disfrute, el bailar, que es tan característico en nosotros.

La idea es también lograr diferencia en el mercado, no sólo generar músicas homogéneas con las otras, sino que cada vez que la gente escuche Kizemba, diga “esto es Kizemba”, y creo que ahí está el secreto de lo que queremos hacer.

¿Pero por qué apostar a un género tan criticado por su calidad y contenidos desde una perspectiva más romántica como la de ustedes?

Creo que la apuesta está más hacia ahí. Como género musical respetamos mucho de lo que han hecho el reggaetón y el trap, respetamos todos los géneros musicales. Pero también creemos que las sonoridades cercanas al Reggaetón y al trap atrapan a los oyentes y les gustan. No es malo  retomar ciertos elementos de estos géneros, y su sello distintivo. En el trap es característico un tipo de lenguaje,  ¿Por qué no aprovechar ese recurso sonoro para hablar del amor, por ejemplo y de cosas más románticas? Uno creería que esos contrastes no pegan entre un Trap y una canción de amor, es romper esquemas que dicen que estas sonoridades no pueden ser utilizadas de manera adecuada, donde se respeten cosas como el uso del lenguaje.

¿Qué otros géneros están explorando ahorita?

Estamos haciendo un análisis muy juicioso de las músicas del mundo. Queremos apostarle a retomar cosas de lo africano, peor también jugar con elementos de las músicas anglo. Creemos que hay un gran potencial en lo que se puede mezclar entre lo Afro, lo orgánico y lo digital. Es una onda que se está moviendo mucho en Europa, la exploración de esos elementos en las sonoridades.

Estamos revisando lo que tenemos africano y cómo lo vamos a conjugar no sólo con lo latino sino también con elementos anglo que están pegando muy fuertemente en toda América y que podrían funcionar muy bien. Vamos con zemba, con el souk que tiene elementos similares a la kizomba pero también unos detalles muy bonitos y el aflojao que creemos que pueden funcionar muy bien.

¿Qué viene?

Vamos a encerrarnos en el estudio para trabajar en la grabación del próximo sencillo porque la idea es lanzarlo para completar el EP que vamos a presentar en el primer trimestre de 2018 y programar una gira para terminar de presentar al grupo.

Los dejamos con el “tan sólo son palabras”

Para saber más de Kizemba, síguelos en

          

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario