Revista El Muro

¿Puede pensarse un modelo económico que ayude a solucionar los problemas actuales del mundo sin que suene traído de los cabellos o implique dictaduras? ¿Cual es el papel de América Latina en el futuro del mundo? Álvaro Salgado y Camilo Prieto responden a estas preguntas en su  más reciente libro.

Por: Mauricio Moreno

@mauromroeno83

Para nadie es un secreto que el sistema económico mundial, sin importar desde qué teoría se asome la interpretación, no está funcionando. En efecto, la pobreza y la desigualdad son regla general. Latinoamérica, en particular, tiene un serio problema de desigualdad: hay mucha riqueza que colinda, casi que pared con pared, con pobreza absoluta. En un sistema económico, sea el que sea, en el que las cosas funcionen correctamente, algo así no debería pasar. Pero como revelan los datos del Banco Mundial, América Latina y África adolecen de este flagelo con mayor intensidad que el resto del mundo (Al respecto ver http://data.worldbank.org/indicator/SI.POV.GINI?locations=CO&view=map&year=2011)

economiaA esto se suma la debacle ecológica. Ya no es paranoia “ecomamerta”, sino que realmente se nota el problema del Cambio Climático y el abuso de los recursos por parte de nuestra especie. En efecto, al momento de escribirse estas líneas, hace rato pasamos la línea de consumo que la tierra podía darnos este año. A diario se destruyen hábitats y varias especies se ponen en peligro. Animales “insignificantes” como las mariposas o las abejas están desapareciendo, con un altísimo costo para la humanidad, que aún no parece percibirlo. Tanto, que ya hemos modificado el planeta lo suficiente como para que nuestra era se llame “antropoceno” mientras nos acercamos a nuestra propia extinción por la avaricia e inconciencia de la mayoría, si no todos.

Es en este contexto donde aparece “La economía de nobles propósitos y el continente de la esperanza”, un juicioso estudio sobre las condiciones socioeconómicas actuales del mundo y particularmente américa latina, asumiendo lo que llaman una “Posición Holográfica”, es decir, que viendo cualquier parte del continente se puede obtener información más o menos similar de las otras. El documento fue escrito por Álvaro Salgado y Camilo Prieto y editado por el Movimiento Ambientalista Colombiano, del que Prieto es vocero.

En últimas, lo que los autores quieren comprobar es que América Latina puede y debe asumir un papel fundamental en el futuro del mundo pero que debe hacerlo liberándose de ideas coloniales de la conformación social tanto en lo interno como en la política exterior. Esta aproximación puede hacerse desde lo que llaman la Economía de Nobles Propósitos; una teoría económica fundamentada en la ecología, la cultura, la espiritualidad y la ética. Una idea que parte de evidencias sobre los errores del sistema económico y cultural imperante para proponer alternativas creíbles a la crisis social, económica y ambiental por la que cruzamos.

En líneas generales, me gustó mucho el libro. Es un texto muy bien escrito, claro, contundente, sencillo de leer y divertido, algo peculiar tratándose de un texto de filosofía y economía, las dos áreas del conocimiento donde es más sencillo incluirlo (aunque esa clasificación es, del todo, superficial). Además, se opone frontalmente a muchas posiciones oficiales sobre diversos temas, pero lo hace de manera argumentada, fuerte y contundente. Esa es una movida muy inteligente del texto, que bien podría apelar a la lástima y la perogrullada para generar impacto y persuadir incautos. Este libro, en cambio, argumenta dese el dato, la evidencia y el raciocinio antes que desde puntos de vista rápidos y light que están muy bien en los cocteles, pero que requieren fundamentación sólida como la que Prieto y Salgado le dan.

El libro no es perfecto, de todas maneras. En algunos puntos se siente un poco incendiario contra las clases sociales más ricas (y no todos son mala papa, o eso creo). Sin embargo, el problema importante que veo de fondo es que parte de un presupuesto deísta importante. No considero del todo necesario apelar a la existencia de una divinidad o concebir que el mundo es creado para desarrollar una argumentación similar, pero los autores parten del mismo sin mayor argumento, lo que se convierte en un punto fácilmente atacable del texto. Aunque personalmente estoy de acuerdo con el presupuesto, no considero prudente, al menos filosóficamente prudente, partir de ese punto sin argumentarlo (Aunque según la lógica no pueda hacerse). Y pues… amicus plato sed magis amica veritas, es decir, la objetividad me exige resaltar este controversial punto aunque en un debate me ponga del lado de Salgado y Prieto.

Así mismo, siento que se pone demasiada responsabilidad en los arreglos institucionales que podrían llevar a la construcción de esta nueva economía. Particularmente, no me queda del todo claro que sólo por el cambio en las políticas, vaya a cambiar el día a día y forma de pensar de la gente. La cultura latinoamericana tiene algunos prejuicios muy marcados que creo que hacen difícil que el cambio sólo llegue de arriba. Personalmente, creo más en el poder individual y el cambio interno que generan transformaciones de base, pero a la larga, creo que ambas cosas son necesarias.

Peor me paso de ñoño. Las críticas que hago tal vez nacen de compartir cartones y al parecer tendencias espirituales con los autores, lo que me anima a ser un poco más técnico de lo que suelo ser. Más allá de eso, el libro es una pieza excelente para entender desde un punto de vista informal pero riguroso la situación económica actual y un punto de vista bastante fuerte y con datos suficientes para orientarnos sobre dónde está el problema. Una pieza que vale la pena tener, un tratado de economía y filosofía que no tiene pretensiones de serlo, y por eso mismo logra, con rigor y solidez argumentativa, que se entienda la situación y propende, además, por un cambio aportando alternativas que no suenan descabelladas ni inalcanzables para la humanidad.

Y bueno, si eso sigue sin ser suficiente para que se anime a comprarlo, cabe anotar que las ganancias del libro están destinadas a proyectos sociales y ambientales en la Guajira por completo y que el libro está impreso en papel ecológico, algo que muestra que la cosa no es sólo de tener esperanza, sino que es posible aportar desde lo que se sepa para construir un mejor mañana para todos. Por donde lo vea, es un libro que vale la pena comprar por su valor social, cultural, político, económico y filosófico, una obra que ojalá todos pudiésemos leer.

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario