Revista El Muro

Presentamos el tercer álbum solista de Eljuri

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

En Bogotá vivimos en un crisol musical envidiable, donde los diferentes sonidos dan pie a las más insólitas fusiones en las que el rock and roll se una a la carranga, el ska al porro o el blues a la música andina. Y si eso pasa en nuestra fría y tropical ciudad gracias a las incesantes migraciones de todo el país que hemos recibido, ¿Qué puede pasar en New York, donde las músicas de todo el mundo se encuentran? ¿Qué puede pasar en una ciudad donde personas de prácticamente cualquier punto imaginable del mundo se encuentran? Pues pasa Eljuri, la música creada por una inmigrante ecuatoriana, hija de españoles y libaneses y acostumbrada a tener un mapamundi entero por vecinos.

Eljuri presentó en 2016 “La Lucha”, un trabajo combativo, poderoso y potente, música fuerte, ecléctica, que navega por los mares del rock and roll, el punk, el reggae, el son, la salsa… En el trabajo participaron grandes músicos amigos de Cecilia, como Alex Alexanderen la Batería y la  Percusión, Johnny Pisano y  Tracy Wormworth en el bajo, y Steve Sandberg en el piano. Así mismo, participaron Sly & Robbie, el duo jamaicano acompañándola en “Quiero saber”.

La mezcla y masterización estuvieron a cargo de Gustavo Berner y la producción es de Eljuri. El trabajo fue lanzado bajo el sello Manovill Records con la producción ejecutiva y diseño de arte de Alexandra Gatje. Todas las canciones son de Eljuri, a excepción de “indiferencia”, cuya letra fue escrita por su mamá, Olga Eljuri de Villar. El trabajo cuenta con 11 cortes para un total de 49:41 que se cantan en inglés y en español, en ocasiones incluso en ambos idiomas.

El disco viene en una caja de cartón con refuerzo plástico. La portada y las fotos interiores muestran imágenes que invitan a la lucha y la protesta, pero desde el artivismo (no olvidemos que Eljuri es una reconocida activista). El cd tiene impreso lo que bien podría ser una divertida toma desde arriba del cabello de Cecilia

La música de Eljuri es variada en sonidos y matices haciendo innecesaria una clasificación. En líneas generales, son canciones duras, que abordan temas de derechos humanos y terrorismo, muy ocasionalmente de amor, pero que ante todo invita a la lucha, a levantarse por los derechos. Hay canciones inspiradoras como ‘La Lucha’ ‘Right Back’ o Injusticia, que hablan de la importancia de levantarse y defender los derechos. Así mismo, hay temas de contenido más suave como ‘Sálvame’, o ‘Indiferencia’. Sin embargo, en líneas generales las letras son directas y sinceras, una invitación al empoderamiento nacido desde la rabia y la impotencia. Sean sobre violencia, sobre amor, sobre terrorismo o sobre derechos humanos, son canciones que invitan a reencontrar el poder personal

El disco tiene muchísimos aspectos positivos. Primero, un concepto y un mensaje importante que se puede resumir en el coro de ‘La Lucha’: “Con mi guitarra y la palabra, canto para la lucha”. Tener un concepto claro es un plus muy importante para cualquier producción y algo a tener en cuenta para quienes entren al mundo de la música. Además, aunque su español a veces suene un poco chistoso, el peculiar tono de su voz se mezcla maravillosamente con sus poderosísimas guitarras que están más allá del virtuosismo. La composición es de primera, destacada sin importar el género en que se esté trabajando. Un trabajo completamente resaltable en cuanto a forma y contenido, algo que sencillamente hay que escuchar.

Es un trabajo que vale la pena tener para disfrutar de buena música, si, pero sobre todo porque en lo grande y lo pequeño, nos invita a levantarnos. Un mensaje de empoderamiento, de respeto, de libertad, de exigir que se reconozcan nuestros derechos y que reconozcamos los del prójimo. La Lucha es un trabajo que representa “el paquete completo”: música elaborada y virtuosa, guitarras que pueden hacer arder el mundo, una voz particular y atrapante, composiciones destacadísimas y sobre todo, mucho poder en el mensaje.

Recientemente, Eljuri presentó el video de Bang Bang. Desde los disturbios de Ferguson hasta los tiroteos masivos en París y los innumerables casos de brutalidad policial, la canción da testimonio y pregunta cuántas almas más deben ofrecerse a esta indignante situación. Ella levanta su voz en protesta mientras maneja su arma más fuerte, la guitarra. La rítmica tonada del reggae en BangBang se fusiona con explosiones de ska que muestran la destreza de  con la guitarra, acompañada por el bajo jamaicano clásico y el estilo percusionista de Tracy Wormworth y Alex Alexander.

                           

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario