Revista El Muro

Una opinión muy personal sobre lo nuevo de  La Mambanegra

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Para mí no es sencillo escribir sobre salsa. No soy un experto en música, sencillamente un amante de la música. Y no sé por qué tengo este respeto casi que sacramental a este género. Tal vez tenga que ver que mis altiplánicos pies no pueden con ese género que requiere un nivel de coordinación muy superior al que llegan mis paticas. Encima de eso, la mañana está fría y gris. Muy fría y muy gris.

P07ero quiero escribir sobre el nuevo proyecto musical de Jacobo Velez, “el Callegüeso”,  y quiero hacerlo hace rato. La orquesta se llama “La Mambanegra” en honor a una flauta de ébano que, cuenta la leyenda de la vida real, recibió el bisabuelo de Velez de manos de Chano Pozo  tras ser lanzado del barco en el que intentaba llegar de ilegal a Nueva York y rescatado por un “Babalawo”. Allí se fundó la primera Mambanegra (que llegó a tocar a la Gran Manzana), proyecto que El Callegüeso retomó 70 años después para poner a bailar desde la independencia musical al país.

La semana pasada salió el primer video de este proyecto musical. Hace unas semanas nos sorprendió con “El sabor de la guayaba”, primer sencillo de su álbum “El Callegüeso y su malamaña”, un trabajo con una descarga musical que se le queda pegado hasta al más cerrado para la salsa (es decir, yo) y que pone a mover hasta los más tiesos pies (es decir, los míos). Es una descarga de Break salsa, funk, hip hop y música jamaiquina con tal sabor que no hay cadera que se pueda quedar quieta mientras suena (no se imaginan lo difícil que es escribir en un computador mientras lo escucho). Además, cuenta con grandes músicos, no sólo los de la Mambanegra, sino con grandes nombres  como Maité Hontelé, Yasek Manzano y Eddie Martinez. El sello bajo el que lo lanzaron es Afropicks y la grabación se realizó en Bombo Records.09

El video de Barrio Caliente evoca a Caliwood, al ferviente cinema caleño y en particular a “Agarrando pueblo”, el falso documental de 1978 de Carlos Mayolo y Luis Ospina. Narra vivencias de barrio bajo, caliente, de plomo y de duros y “merca”. No es salsa rosada sino de ojo por ojo y diente por diente, más si es de oro. Es una producción dirigida por Carlos Ospina y Jacobo Velez filmada en un día en Cali, una ciudad cuyo corazón- indomable e intimidante en partes  iguales- lograron capturar. Sin llegar a caricaturizar o ridiculizar la difícil situación de orden público, la muestran con una sabrosura y un humor resaltables mientras nos lleva a caminar por un barrio que es cualquier barrio caliente de Cali. Este video es una producción que trasciende lo musical mientras lo acompaña, logrando que el video sea complemento de la música, no un accesorio. Y una prueba (más) de que entre los independientes se pueden hacer buenas cosas, que no suenan raras y con una calidad increíble.

No siendo más, los invito a pasear por el Barrio Caliente


 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario