Revista El Muro

Hablamos con La Mano de Parisi sobre su participación en “Rubber Tracks”, el espacio de Converse para los músicos emergentes

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

La plataforma Rubber Tracks, un espacio de Converse para apoyar a los músicos independientes de la ciudad, es una de las muestras de que la industria cultural o “Economía Naranja” (la tercera más grande del mundo, si fuera un país) no es un gasto o una pérdida de tiempo, sino una gran inversión no sólo en términos culturales sino económicos. La Mano de Parisi es una de las agrupaciones beneficiadas este año con la experiencia patrocinada por Converse de entrar en un estudio de grabación con las mejores posibilidades técnicas y de la mano de un  gran productor. Jeremy (Guitarra) Pablo (voz) Juan Carlos (batería) y Sergio (Bajo)  y nos contaron un poco sobre la experiencia de grabar en estas condiciones siendo una agrupación emergente.

¿Quiénes son La mano de Parisi?

Pablo: La mano de Parisi es una banda hecha por músicos. Nos conocimos en la universidad estudiando música. Jeremy, el guitarrista, fue el de la idea, el que se cuestionó cómo era posible que uno estuviera estudiando música y no haciéndola. De ahí surgió la idea. Somos rock, muchas otras influencias y estilo, inspiración, creatividad…

¿Por qué el nombre?       

Jeremy: Lo que quisimos hacer es un homenaje. Parisi es un cuarteto de cuerdas francés. Cuando estábamos buscando el nombre, nos enteramos que uno de los músicos del cuarteto resultó perjudicado porque le hirieron la mano. Como músicos, sabemos la importancia de nuestras manos. Nos llegó mucho la historia y de manera espontánea quisimos hacer ese homenaje. Además, hay una extraña belleza detrás de la tragedia, nos gusta mucho, estamos muy apropiados del nombre.

¿Cómo definen su estilo? ¿Por qué dicen que para unos tiene sentido y para otros es sinsentido?

Jeremy: El público es muy complejo. Cuando estamos haciendo música, nuestra principal condición es que nos guste lo que estamos haciendo. Cuando otras personas escuchan nuestra música, nos damos cuenta de que la interpretan de tantas maneras y tan diferentes que incluso no habíamos pensado, por eso vimos que para algunos puede no tener sentido. Fue algo espontáneo que escribimos en las redes, pero que quedó ahí.

Uds tienen una carrera muy corta, menos de 3 años. ¿Cómo han trabajado para “cuajar”, para ensamblarse tan pronto?

Pablo: Son cosas de la vida. Entre los cuatro hay una energía única, corrimos con suerte al escoger ser nosotros, mantenernos, llevárnosla también… igual, hay factores como que todos canalizamos la misma energía, queremos llegar a algo con la banda, nos esforzamos mucho, le metemos ganas y todo lo que se requiera para ser una banda buena y reconocida. Buscamos las mismas cosas, es el mismo objetivo y por eso es más fácil llevarlo.

Juan Carlos: También es el ambiente que manejamos entre nosotros. Si no hay un buen ambiente, las cosas no funcionan. Acá uno se siente tan bien ensayando que no es como…“aghh, tengo ensayo”, sino “qué chimaba, vamos a practicar, ensayar”… eso también tiene que ver.

Sergio: Yo creo que los músicos sintonizamos unos con otros. Hay veces que conoces a una persona, te desagrada y ya. La primera vez que  vi a Jeremy y Juanca fue en un ensayadero. Desde el primer momento hubo una conexión agradable y hemos podido crear música, además nos gusta lo que hacen los demás.

Jeremy: Algo muy importante es que una banda no es ´solo hacer música. Además de toda esa química que hay, hablamos de muchas otras cosas. Y a la hora de resolver problemas, ponemos todo sobre la mesa, tenemos una manera de hablar las cosas muy buena y nos entendemos muy bien, eso es fundamental.

¿Cómo llegaron a Rubber Tracks?

Pablo: Como toda banda juiciosa, participamos en la convocatoria, cada uno por su parte. Cuando nos enteramos fue genial, qué buena noticia es saber que vas a grabar con un productor muy bueno. Llegamos al estudio con dos canciones nuevas, nos encontramos con Justin Douglas que es un productor increíble y de trayectoria con  Celine Dion y Alejandro Sanz… cualquier problema en el estudio él lo soluciona. Ese dude nos ayudó a sacar dos temas geniales que en el futuro estarán para todo el público, quedaron súper rockeros, súper bacanos… Estamos felices de haber participado este año

parisi1

Imagen por Hernán Buitrago. Reproducida desde Facebook

¿Qué expectativa tienen con esto?

Pablo; Rubber Tracks le ayuda mucho a las bandas nacionales a grabar sus proyectos, a escuchar opiniones de productores muy buenos. Si uno hiciera el cálculo monetario delo que cuesta, podrían ser unos 40 millones, por bajito, no más por estar trabajando con Justin Douglas, además del estudio, la sesión fotográfica… Rubber Tracks es una plataforma que ayuda a estas bandas emergentes. En nuestro caso, sé que cuando saquemos estas canciones van a ser un hit, a funcionar muy bien, la gente se va a enganchar.

Jeremy: La forma de producción fue muy diferente a lo que hemos venido haciendo. En un día sacamos dos canciones que teníamos ahí en Stand By, y el productor llegó, las escuchó, sugirió… fue muy rock and rollero.

¿Qué viene para La Mano de Parisi?

Sergio: A finales de Mayo, el 26 vamos a estar en el Festival Antiroscas, el 28 vamos a estar en Melomano Sessions, en tarima con Piel Camaleón y la Sociedad de la Sombrilla, y el 2 de junio vamos a estar en Supatá (Cund), a media hora de la vega.

Jeremy: Supatá le está apostando a un festival que… la edición pasada fueron 1000 o 1500 personas. Para una banda emergente como nosotros eso es genial.

Sergio: La imagen colombiana de una feria es de borracho, música criolla, la pola, los voladores… pero ellos están planteando una cosa diferente, quieren un espacio para los jóvenes no sólo de música, sino artístico, teatral… y que incluya a la gente de toda la zona.

Para saber más, sigue a La Mano de Parisi en:

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario